Inicio Mujeres, botín de guerra en el conflicto colombiano

Mujeres, botín de guerra en el conflicto colombiano

Por la Redacción

Grupos armados usan a las mujeres como botín de guerra, denunció hoy aquí la organización colombiana Ruta Pacífica de Mujeres, la que también señaló entre los responsables de esa práctica al ejército.

“Todos los actores armados utilizan el cuerpo de las mujeres como botín de guerra. Un instrumento de estos actores es la violación sexual como forma de humillar al enemigo y acabar con el tejido social de las comunidades”, afirmó Sandra Luna, integrante de Ruta Pacífica de Mujeres.

Durante la sesión Iniciativas para la paz desde la sociedad civil colombiana, dentro del diálogo Hacia un mundo sin violencia organizado por el Fórum Universal de las Culturas de Barcelona, la activista aseguró que las mujeres y los niños son los que más sufren las consecuencias del conflicto armado colombiano.

“La población civil somos objetivo militar de todos los actores armados, y las mujeres y niños somos los que más sufrimos”, señaló. Prueba de ello, añadió, es que las mujeres representan el 80 por ciento de los tres millones de desplazados de Colombia.

La organización no gubernamental (ONG) que representa Luna nació en 1996 para expresar su solidaridad con las habitantes de un pueblo de la frontera con Panamá, en el que el 95 por ciento de las mujeres había sufrido violaciones sexuales por parte de los grupos armados.

Desde entonces la agrupación, formada por tres mil 500 personas, ha recorrido el país para denunciar la situación de las mujeres y presentar iniciativas que contribuyan a acabar con cuatro décadas de conflicto.

Según Luna, la paz en Colombia sólo será posible si se atacan las causas estructurales de la violencia y es resultado de un proceso de diálogo que incluya la participación de la sociedad civil.

En sentido similar se pronunciaron Amada Benavides, de la Fundación Escuelas por la Paz, y Carlos Mario Arenas, vicepresidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades) y ex integrante del movimiento insurgente urbano MIR-COAC, que firmó el acuerdo de paz con el Gobierno en 1998.

A juicio de Benavides, aunque durante el siglo pasado se desarrollaron siete procesos de paz en el país, el conflicto persiste debido a que “los acuerdos se han hecho de espaldas a la sociedad y a que no se han tocado las estructuras desiguales del país”.

Arenas, por su parte, expresó sus discrepancias con la política del actual gobierno colombiano de Alvaro Uribe y alertó de que por la vía militar no se podrá alcanzar una paz definitiva y duradera.

04/GMT/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más