Inicio Mujeres damnificadas reciben ayuda psicológica

Mujeres damnificadas reciben ayuda psicológica

Por Manuel de la Cruz

Unas 60 madres de familia que resultaron damnificadas por los aguaceros ocasionados por el huracán Stan recibieron atención psicológica para asimilar el impacto de saber que de la noche a la mañana lo perdieron todo.

La psicóloga Xóchilt Penagos dijo que el desbordamiento del río Grijalva arrasó con casas y cosechas de comunidades asentadas en la rivera de Chiapa de Corzo, especialmente América Libre. Las mujeres con sus hijos se refugiaron de inmediato en la escuela secundaria Abelardo de la Torre, donde recibieron alimentación, agua, medicinas y ayuda de especialistas, quienes debían escucharlas con detenimiento y hacerlas comprender su dura e inesperada situación.

Señaló que lo primero que encontró fueron rostros desconsolados y cubiertos de lágrimas; “por ello, era necesario decirles que lo más importante que tenían era la vida y la vida de sus hijos. Las perdidas materiales son recuperables. Pero no la vida”, añadió.

Penagos dijo que “en momentos de enorme desesperación las mujeres no sé de donde sacan fuerzas, pero siempre son las primeras en reponerse e impulsan a su familia a recuperarse. También la niñas y los niños, porque son capaces de estar en medio de las tempestades y sacar una sonrisa”; su presencia con las mujeres damnificadas “fue como darles un rayito de sol en medio de la lluvia”.

Xóchilt Penagos es parte de un programa de asistencia psicológica a mujeres, niñas y niños que son víctimas de violencia intrafamiliar; el programa es desarrollado en al menos 21 municipios indígenas zoques.

La psicóloga insiste que estar al lado de mujeres, niñas y niños que sufren no sólo de maltrato sino de situaciones de desastre natural, para ayudarlos a superar la desgracia, es estimulante para ambos lados. Su compañera Elizabeth Gómez dijo que, a diferencia de Penagos, su labor de asistencia fue acudir a casa de los familiares donde los damnificados se encontraban refugiados inicialmente.

Gómez explicó que las mujeres y niños de esta región chiapaneca “sufrieron principalmente depresión”, y comentó que la situación económica en la que se quedaron estas personas les imposibilita llevar un tratamiento psicológico que permita su pronta recuperación.

El pasado 2 de noviembre, la Secretaría de Gobernación declaró zona de desastre 41 municipios chiapanecos afectados por el huracán Stan el 4 de octubre. La institución emitió la declaración después de que el gobierno del estado entregó la comprobación de los daños en los municipios de la costa, la sierra y la frontera con Guatemala.

Los aguaceros causaron el desbordamiento de decenas de ríos; el deslizamiento de tierras, con la consiguiente destrucción de miles de casas, cosechas, e infraestructura pública, además de la muerte de al menos 144 personas, consigna el documento, e indica que con la emisión de la declaración el gobierno chiapaneco podrá acceder a los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) para resarcir los daños.

Por su parte, el gobierno federal anunció la asignación de recursos de 8 mil 500 millones de pesos, de los cuales los primeros 1 mil 600 estarán depositados en unos días para iniciar la reconstrucción del estado.

Según estudios de organizaciones sociales, diputados federales y senadores, la recuperación de las regiones más dañadas en esos 41 municipios chiapanecos tardará entre 15 y 20 años.

05/MC/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más