Inicio Mujeres de libreto

Mujeres de libreto

Por Sergio Octavio Contreras Padilla*

En las últimas décadas ha destacado en el mundo el papel de la mujer en su lucha por la igualdad de derechos, la decisión personal frente al aborto y la búsqueda de reformas jurídicas ante la violencia familiar. Si bien cierto que en algunos países se han dado pasos decisivos promovidos en la mayoría de los casos por los sectores sociales, este avance político es prácticamente inexistente en América Latina, donde el mayor atraso se refleja en el lenguaje mediático.

Un ejemplo es lo que ocurre hoy en día en México, donde gran parte de los contenidos difundidos por los medios de comunicación que van desde los noticiaros deportivos donde lo que vende son las piernas de sus conductoras hasta las telenovelas con el argumento de la Cenicienta, muestran mensajes sexistas como resaca de un machismo exacerbado heredado por el cine de la década de los cuarenta, que en nada abonan la creación de una cultura de equidad y respeto a los derechos humanos.

Una de las series más exitosas en el país y que se ha mantenido por 17 años en la televisión es “Mujer… casos de la vida real”, conducida y producida por la actriz Silvia Pinal, a quien se le recuerda por sus filmes en la “época de oro” al lado de Pedro Infante o bajo la dirección de Luis Buñuel en películas como “Viridiana”, “El ángel exterminador” o en 1965 “Simón del desierto”, cinta donde realizó un desnudo que escandalizó a grupos puritanos.

Desde 1985, “Mujer… casos de la vida real” ha estado al aire en el canal 2 de Televisa con repetición en otros medios incluyendo cadenas latinas en Estados Unidos. El programa, considerado como uno de los pioneros que dio origen a los “reality show” nacionales, según ha anunciado durante todos estos años la productora, presenta “casos reales” de mujeres que se convierten en las heroínas ante los abusos y las injusticias de las cuales son víctimas. Sin embargo, desde el punto de vista del análisis de contenido, más que ser las protagonistas pareciera ser que este tipo de programas son una apología al sufrimiento femenino, donde para alcanzar la felicidad se tiene que pasar por un valle de lágrimas.

Los capítulos, con media hora de duración, abordan temas que van desde el robo de infantes, violaciones, abusos sicológicos y suicidios hasta abortos, donde las historias que de acuerdo a los realizadores son tomadas de cartas enviadas por el teleauditorio, muestran a mujeres que son siempre las víctimas de un mundo para el cual no nacieron. Las protagonistas, que son caracterizadas por actrices que participan lo mismo en telenovelas que anunciando algún cosmético, representan papeles cuyos roles son el de mujeres sumisas, pasivas, de escasa educación formal, con profundos sentimientos de culpa, apegadas a valores morales religiosos y machistas.

En otra cadena nacional, TV Azteca, se transmite una serie similar titulada “Lo que callamos las mujeres”, donde el tema también gira en torno a la vejación de la mujer. Al final de este tipo de emisiones el drama concluye en una tragedia donde el rating está determinado por el dolor y la decadencia de las heroínas, mensajes que poco ayudan a las mujeres mexicanas a reivindicar su existencia ante una cultura adversa donde los criterios tienden a unificarse a través de los medios de comunicación masiva, como señala Enrique Lynch en su obra “La Televisión: el espejo del reino”: “Todo el mundo tiene la bendita máquina encendida a la misma hora, lo cual significa que todos los hogares se alumbran del mismo fuego”.

* Comunicólogo y columnista de Zacatecas, México. Correo electrónico: analisismedios@yahoo.com

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más