Inicio Mujeres migrantes pasan noches en vela para evitar agresiones

Mujeres migrantes pasan noches en vela para evitar agresiones

La delegación del Instituto Nacional de Migración (INM) en el estado de San Luis Potosí reporta que de enero al cierre de agosto de este año hubo 226 aseguramientos de mujeres migrantes que regresaron a sus países de origen.

Los meses con más mujeres aseguradas fueron marzo con 46, y junio con 44. El mes de menos registro de aseguramientos fue febrero con 14.

Del total de las y los migrantes asegurados, 95 por ciento son de origen hondureño; 2 por ciento de El Salvador; 1 por ciento de Nicaragua; 1 por ciento de Guatemala, y otro 1 por ciento lo conforman mujeres y hombres de otras nacionalidades.

Las mujeres en situación de migración se exponen a mayores riesgos durante los más de 30 días de camino que tardan en promedio para llegar a Estados Unidos, afirma el estudio "Migraciones, vulnerabilidad y políticas públicas. Impacto sobre los niños, sus familias y sus derechos", elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

VIDAS EN RIESGO

"Aquí (Casa del Migrante de San Luis Potosí) descansamos unos días porque todo el camino hay que cuidarse, no puedes dormir por fijarte que no te caigas del tren, o que alguien te ataque; un robo o cualquier cosa que te quieran hacer, aunque venimos con hombres, ellos se duermen, nosotras no", relata "Rosa".

El testimonio de esta mujer, de origen hondureño, se suma al de decenas de mujeres detenidas en la delegación del INM.

Las oficiales de migración reportan que las migrantes llegan afectadas psicológicamente y relatan que fueron víctimas de accidentes, agresiones, golpizas, robos y violaciones.

Lo más difícil es sobrevivir por nuestra condición de mujeres, dormir poco, no poder descansar por estar alerta no sólo de los policías mexicanos, sino también de personas desconocidas que se acercan a las vías del tren o de los mismos hombres migrantes centroamericanos que aprovechan la situación para cometer abusos, cuenta Rosa.

Ella comenta que no salió de su país por gusto, sino que la necesidad la obligó a salir de Honduras, dejar a su familia y probar suerte en Estados Unidos.

Aún no sabe si llegará, faltan miles de kilómetros de camino. Muchas veces ha pensado en entregarse al INM y que la regresen a su país, donde la esperan sus padres, dos hermanos y una hermana.

De acuerdo con el estudio de la CEPAL, el comportamiento de la migración en América Latina se ha reconfigurado. Históricamente quienes migraban de sus lugares de origen en su mayoría eran los hombres, ahora también migran las mujeres y las y los menores de 18 años.

En 2010 fueron aseguradas 57 mujeres migrantes entre enero y agosto. Para 2011 y 2012 esa cifra casi se cuadruplicó al llegar a 212 y 226 aseguramientos, respectivamente, durante el mismo periodo.

12/JRR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content