Inicio » Mujeres suicidas palestinas buscan venganza o el paraíso

Mujeres suicidas palestinas buscan venganza o el paraíso

Detrás de los motivos de la religión y el coraje por la ocupación israelí, las mujeres palestinas más que los hombres tienden a escoger el sacrificio como éxito proveniente de una desesperación personal, mientras que otras son introducidas en esto por haber quebrantado tabús en la estricta sociedad palestina, dice un reportaje de la revista Time.

“Estas mujeres son victimizadas y víctimas”, dice Anat Berko, israelí experto antiterrorista del International Policy Institute for Counter-Terrorism in Herzliya, quien ha pasado 13 años dentro de las prisiones de alta seguridad israelíes entrevistando terroristas convictos.

Hasta ahora, recientemente, la mayoría de las suicidas fueron reclutadas no por Hamas, pero sí por brigadas armadas de Fatah.

Los fundamentalistas líderes de Hamas tienen mayor protección hacia las mujeres, quienes primero fueron renuentes para sacrificarse. Pero el video de Riyashi transmitido por la televisora de Hamas y producido por Hamas (puede verse en Youtube) puede ser una señal de que el grupo está usando a la mártir de Riyashi como anuncio para atraer nuevas voluntarias.

En Gaza, el pasado 26 de abril, cuatro mujeres encapuchadas y con uniforme militar anunciaron a la prensa que ellas eran suicidas y prometieron: “haremos de Gaza un panteón de israelíes, si ellos invaden”.

Después de varios años de estudio de Berko y otros expertos contrainsurgentes, otro perfil de mujeres suicidas ha surgido. Los hombres suicidas tienden a ser controvertidos y las mujeres son menos. Estas mujeres tienen más edad que ellos y también más escolaridad.

De acuerdo con estudios de Shin Bet, la versión israelí del FBI, los hombres son adolescentes o menores de 20 años y tienen escasa escolaridad.

De 67 mujeres reclutadas para convertirlas en suicidas, del 2002 al 2005, encontró que el 33 por ciento eran graduadas de College y un 39 por ciento había terminado su preparatoria.

¿POR QUÉ LO HACEN?

En octubre de 2003, una glamorosa abogada de 29 años de edad, llamada Hanadi Jaradat, calmadamente caminaba en un restaurante en Haifa. Se hizo estallar, matando a 21 israelíes e hiriendo a 48.

En su caso, el motivo fue la venganza. Soldados israelíes bombardearon su casa, matando a su hermano y a su novio, ambos militantes. Ella solo lo observó. Varios intelectuales palestinos entrevistados para este articulo declinaron públicamente el desafió de aceptar la versión de que las mujeres se están encaminando a convertirse en suicidas por el deseo de vengarse por el sufrimiento que los palestinos sufren a manos de los israelíes.

Pero esa no es toda la historia. Como un profesor dijo: “acepto que la opresión israelí es un factor, pero yo dudo que todos los casos entren en esa categoría”.

Algunas suicidas capturadas entrevistadas por Berko dijeron que su motivación es la promesa del paraíso.

Reclutas de terroristas dicen a los mártires que 72 vírgenes están esperando por ellos en el paraíso. Pero algunas mujeres suicidas creen que en el paraíso ellas se convertirán en reinas, mientras que otros reclutas les dicen que no importa qué tan grandes de edad o feas sean, se convertirán en hermosas, en parte de las 72 vírgenes que esperan a su guerrero.

Bajo estas promesas, algunas son presa fácil de los hombres reclutas que se acercan a ellas en los campos, o a través de los salones de conversación del Internet, donde románticamente las mujeres son seducidas. Otras mujeres dicen tener “razones secretas”, que tienen que ver con la tragedia privada o la vergüenza.

Algunas prefieren ser suicidas que aceptar el matrimonio arreglado, común en el mundo árabe. Una adolescente voluntaria para la responsabilidad del suicidio se propuso porque su padre se opuso a dejarla casarse con su novio. Como estudiante mujer de la universidad de Birzeit dijo: “prefiero pasar el resto de mi vida en una prisión israelí, que quedar atrapada con un esposo que no amo”.

Un alarmante número de mujeres capturadas e interrogadas por israelíes recuentan historias similares a la de Riyashi con un sentimiento impuesto u obligado para atacar y restaurar así el honor de su familia.

En un caso notorio, Wafa Samir al-Biss, de 22 años de edad, víctima quemada en Gaza, fue al hospital de Israel como solía hacerlo de manera rutinaria, donde recibía tratamiento médico gratuito como un gesto humanitario. Milicianos la convencieron a ella y a su familia que desde quecomo fue desfigurada, nunca se casaría, por lo que sería mejor que se convirtiera en mártir.

Una cámara de vigilancia colocada en Erez capturó la angustia de Al-Biss y su desesperación cuando su cinturón suicida falló. Momentos más tarde, llorando dijo a los periodistas “a la mejor fui utilizada” por los reclutas.

Al-Biss intentó explotarse con los doctores y enfermeras que le habían estado curando sus quemaduras.

Los ataques suicidas han sido menos frecuentes en los últimos años. En marzo del 2002, movilizaron dos veces más suicidas que el año anterior. En Israel oficiales policiacos atribuyen la reducción a “Shin Bet, the Fence and God”, pero no a ningún cambio de los corazones de los extremistas.

De hecho, renegados de Hamas, el más grande y organizado grupo palestino, hicieron un intento de restaurar las misiones suicidas, motivados en gran parte porque la comunidad internacional e Israel se rehusaron a negociar con los oficiales electos de Hamas.

Cercano al Holiday de Passover Jewish, el pasado 2 de abril, un rebelde de la célula de Hamas manejó un vehiculo en el centro de Tel Aviv con 220 toneladas de explosivos. La bomba falló probablemente porque al conductor lo traicionaron los nervios, de acuerdo con un reporte militar y se frustró lo que pudo haber sido un gran ataque terrorista que hubiera matado a cientos de israelíes.

Si hubiera tenido éxito, este ataque sin duda hubiera inducido a un contraataque masivo israelí, posiblemente una tercera intifada, lo cual abiertamente era lo esperado por la línea dura de Hamas.

¿ESTO SE PUEDE PROBAR?

A pesar de las metas de la administración Bush, el tratado de paz entre Israel y Palestina es un proyecto que continúa estando distante.

Entre más persista el impasse y las condiciones en que vive Palestina, si continúan deteriorándose, es muy probable que las masacres regresen a las calles de Israel. Con todo y las medidas de seguridad establecidas de estos años, los ataques suicidas quedan últimamente en la conciencia de quienes lo llevan a cabo.

La inteligencia israelí cree que las mujeres reciben menos entrenamiento y preparación para sus misiones suicidas que los hombres, que va de semanas a solo días: en muchas ocasiones terroristas mujeres se rehúsan en el último momento a jalar del explosivo.

Berki dice: “Una mujer prisionera me dijo cómo ella estaba dispuesta a explotarse entre una muchedumbre israelí. Pero vio a una mujer empujando una carreola con un bebé. Y ese bebé le recordó a su sobrino, por eso no pudo continuar con su objetivo”.

07/LPB/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: