Inicio ¡Ni un paso atrás! en la lucha por la inocencia de presas por aborto

¡Ni un paso atrás! en la lucha por la inocencia de presas por aborto

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Las mujeres que estuvieron presas de 2 a 8 años, luego de sufrir un aborto espontáneo en Guanajuato y que salieron libres el pasado 7 de septiembre, recibieron un reconocimiento a su valor, por parte de organizaciones promotoras de los derechos sexuales y reproductivos, y del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (InmujeresDF).

En ocasión del Día Internacional por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, María Consuelo Mejía, directora de la organización Católicas por el Derecho Decidir (CDD), mencionó que a dos décadas de la conmemoración de esta fecha, se realiza “merecido homenaje” a estas mujeres de escasos recursos que fueron víctimas de la violación del Estado laico en esa entidad.

Durante la ceremonia, en el Teatro Benito Juárez de esta ciudad, María Consuelo Mejía señaló que las reformas a las legislaciones de 17 estados, que penalizan el aborto, representan una “clara trasgresión al Estado laico, mezcla indebida de religión-ciencia, religión política”.

Por ello, dijo, es preciso exigir el respeto de la laicidad, ya que ésta es la única forma de que los derechos de las mujeres sean respetados. “Hoy más que nunca la laicidad es sustancial para el bienestar de todas las personas en los Estados democráticos”.

En contraste, mencionó, “así como en esta ocasión celebramos la libertad de las ocho mujeres que estuvieron presas en Guanajuato, a 20 años de que se instauró la conmemoración de esta fecha, podemos festejar también que en la Ciudad de México, las capitalinas son libres de decidir sobre sus cuerpos”.

Al respecto, Martha Lucía Micher, directora del InmujeresDF, señaló que en la capital, cerca de 70 mil personas han solicitado información, acerca de la interrupción legal del embarazo (ILE) y alrededor de 46 mil se han practicado un aborto seguro, de abril de 2007 a la fecha.

Lamentó, que mientras se lograba la aprobación de la ILE y la ratificación de su constitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia, Alma Yareli Salazar, Ana Rosa Padrón, Araceli Camargo, Liliana Morales Moreno, Ofelia Segura, Susana Dueñas, Bonifacia Andrade y Yolanda Martínez, estaban “injustamente” en una cárcel de Guanajuato, acusadas de homicidio en razón de parentesco.

Las historias de las guanajuatenses, que quedaron en libertad por una modificación legal que redujo las penas de más de 20 a 8 años de prisión, y no porque se haya reconocido su inocencia, son el resultado “del peso del dogma sobre las leyes”, en contra del cual las feministas y el movimiento amplio de mujeres seguirán afrontando.

“Hoy decimos, ni un paso atrás en esta lucha”, hasta que se declare la inocencia de las guanajuatenses, señaló la directora del InmujeresDF, apoyada por las organizaciones participantes, como Ipas México, la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, Marie Stopes México y del Grupo de Información en Reproducción Elegida, entre otras.

MUJERES LIBRES

Alma Yareli Salazar, fue la primera mujer en obtener su libertad el pasado 9 de junio, después de pasar 2 años y siete meses en prisión por aborto espontáneo. A nombre de sus compañeras, dijo que esta lucha vale la pena, pues gracias a ella, están libres. Cabe recordar que las siete mujeres restantes salieron libres el 7 de septiembre.

Alma Yareli, de 28 años y madre de tres hijos, agregó que confía en que este frente contra la embestida del gobierno de Guanajuato, no permitirá que estas historias se repitan.

Al templete del Teatro Benito Juárez, además de Alma Yareli, subieron Ofelia Segura, Susana Dueñas y Ana Rosa Padrón, ésta última pasó 2 años 5 meses en prisión, era quien tenía la condena más alta, 29 años por sufrir una interrupción del embarazo.

Ana Rosa agradeció a Las Libres y los abogados del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), quienes, dijo, “sin conocerme me defendieron”.

LAS LIBRES Y EL CIDE

En el acto, que fue interrumpido brevemente por un grupo de jóvenes de “derecha”, quienes con consignas y pancartas en mano, acusaban a las guanajuatenses de homicidas, fue reconocida la labor de la organización civil Las Libres, quienes desde hace más de dos años, documentaron los casos de las ocho mujeres presas por abortar, les dieron acompañamiento psicoeducativo y jurídico.

Después de que las jóvenes de “derecha” fueron acalladas por el auditorio que a una voz gritaba ¡Sí se pudo!, Verónica Cruz, directora de Las Libres subió al templete, desde donde agradecida señaló que la libertad de estas mujeres se debe también al trabajo en conjunto de organizaciones feministas y del movimiento amplio de mujeres, el CIDE apoyadas por los medios de comunicación.

A su vez, José Antonio Caballero, director del CIDE, quien también fue reconocido, señaló que historias como las de Alma Yareli y Ana Rosa, además de significar una violación a sus derechos sexuales y reproductivos, representa la falta de acceso a la justicia de las mujeres en el país.

Para hacer frente a esta situación, se requiere un Estado laico para todas y todos, concluyó el director de CIDE.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content