Inicio Nido de Engaños

Nido de Engaños

Por Marta Guerrero González

En el Partido Acción Nacional (PAN) del estado de México hubo trampa, la impugnación del otro aspirante a la candidatura de su partido a contender por gobernar a los mexiquenses, José Luis Durán, fue legítima, así lo decidió un tribunal calificado, Tribunal Electoral del Poder Federal TRIFE, pero de todas maneras la imposición continúa y Rubén Mendoza llegará descalificado a la contienda contra Enrique Peña (PRI) y Yeidckol Polevnsky (PRD).

No entiendo la estrategia del panismo porque dudo que alguien prefiera que lo gobierne un hombre tramposo, mentiroso y sin escrúpulos a la hora de anteponer sus intereses personales (suena a casi cualquier político). El Estado de México es la gran prueba para medir las distancias para el relevo a la presidencia de la República.

Mientras tanto a la sombra acecha Madrazo, quien engaña y miente sin ninguna vergüenza frente a las cámaras de Televisión: “nunca he perdido, jamás he perdido” y entonces ¿Labastida fue una ilusión óptica o qué? engolosinado, aterido y obsesionado por el poder, el presidente del PRI antepondrá su propia ambición a los intereses reales de su partido, es decir a recuperar Los Pinos.

No importa que la sociedad lo repruebe, que las encuestas lo coloquen en tercer lugar o que sean sus cercanos correligionarios los que realmente lo apoyan. Madrazo tiene fama de corrupto, de mentiroso, de engañador, de una persona que no cumple lo que acuerda, que no tiene palabra de honor. ¿Qué no hay nadie más?

Andrés Manuel López Obrador, le ocurre lo mismo. Va derecho tope contra lo que tope. Lo mismo te incendia un pozo, que desacata órdenes de la Suprema Corte de Justicia. Sólo él puede ser el candidato de su partido, nadie, sino él es el único personaje capaz de cambiar el país. AMLO ha satanizado a los medios de comunicación, al gobierno, a los diputados, a la Corte y a todo lo que no huela peje o se oponga a sí mismo. ¿Puede haber democracia con alguien así?

Es posible que haya llegado el momento de mirar hacia otro lado, fuera del nido de engaños, dar con alguien que pueda conciliar los intereses de todos y agrupar a las distintas fuerzas políticas en el proyecto muy concreto de la nación en la que todos queremos que se convierta México.

Ignoro todavía si ese hombre o esa mujer se encuentra en la UNAM, en la iniciativa privada, al nivel de la sociedad o en los curules del Congreso. Pero frente a la indignación de soportar a los pillos reconocidos y probados con sus diatribas y engaños, cualquier cosa antes de apoyar a uno más que se va a imponer, nos robará lo que falta y no podrá convocar a un concierto de políticas de Estado.

La descomposición no sólo es en los penales, ni en la sociedad corrompida por el crimen, ni en los gobiernos. No estamos teniendo un buen nivel político. Se gastarán carretadas de nuestro dinero en las pre y precampañas, en las campañas y en las campañitas, se gastarán nuestro tiempo, nuestro buen ánimo, nuestro espacio visual y auditivo y no habrá sino un nido de engaños.

*Periodista y escritora

2005/MG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content