Inicio » Niñas indígenas se intoxican en campos agrícolas del norte

Niñas indígenas se intoxican en campos agrícolas del norte

Centenares de niñas y mujeres migrantes del estado de Guerrero están expuestas a la intoxicación por pesticidas, al laborar como jornaleras agrícolas en los campos de cultivo de Nayarit, Baja California y Sonora.

El subsecretario del Migrante Nacional, Jorge Antonio Alcaraz Romo, reconoció que la salud de las migrantes jornaleras no es prioritaria en los campos agrícolas de esas entidades norteñas.

Lo prioritario es "la contribución al ingreso familiar", sostuvo el funcionario de la Secretaría del Migrante y Asuntos internacionales del estado de Guerrero.

En los campos de cultivo no forma parte de la prioridad de las y los migrantes el cuidado de su salud, ni la formación educativa "ellos van a contribuir al ingreso familiar", dijo.

De acuerdo con cifras proporcionadas por el subsecretario, cerca de 7 mil mujeres guerrerenses partieron en noviembre de 2011 de los municipios de Metlatónoc y Cochoapa el Grande ?dos de las localidades más pobres de América Latina?, con destino a los plantíos del norte de México.

Detalló que más de 3 mil 400 migrantes son menores de edad, y que mil 700 son niñas que regresarán al estado el próximo mes de julio, cuando concluya el ciclo agrícola.

La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero informó que mujeres y niñas nahuatlacas, tlapanecas y mixtecas viajan en pésimas condiciones en camiones o camionetas repletas.

En su paso por los albergues en la ciudad de Tlapa de Comonfort, la Comisión orienta a la población migrante e indica que las niñas y los niños jornaleros tienen derecho a jornadas laborales de 6 horas como máximo, así como a recibir educación básica gratuita, pero "eso no se cumple", advirtió Alcaraz Romo.

Explicó que en la realidad esos derechos laborales no existen, pues las y los migrantes que parten de Guerrero salen sin firmar un documento que les sirva como garantía de trabajo y salario. "Se ha perdido la dignidad humana", abundó el funcionario.

Aunado a lo anterior, el subsecretario criticó que las prestaciones son nulas y a veces sólo se les proporciona un cuarto de apenas dos metros cuadrados, donde ingresa toda la familia. Las y los migrantes sufragan el costo de su estadía y los alimentos que consumen.

DAÑOS A LA SALUD

De acuerdo con fuentes médicas consultadas, las mujeres y niñas jornaleras padecen una exposición prolongada a los rayos del sol, sin hidratación, sin cuidados en la piel, y además se enferman por el contacto con los pesticidas.

Las niñas y los niños al tener la piel más sensible son más susceptibles de sufrir alteraciones desde quemaduras, hasta desarrollar melanoma ?cáncer de piel?. También pueden sufrir intoxicaciones a causa de insecticidas, ya sea por inhalación, contacto con la piel o por vía digestiva.

Igualmente, el mal manejo de la ropa contaminada por los químicos en los campos de cultivo, hasta malos hábitos como comer sin lavarse las manos, propician diagnósticos de órganos "fosforados", explicaron especialistas.

12/IO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más