Inicio » Niñas migrantes huyen de violencia en sus países de origen

Niñas migrantes huyen de violencia en sus países de origen

Por Gladis Torres Ruiz

Muchas de las niñas y adolescentes migrantes centroamericanas que llegan a México a fin de cruzar a los Estados Unidos, vienen huyendo de la violencia de género que padecen en sus países, o por que van a reunirse con sus familiares, e inician un camino en el que pueden ser víctimas de diversos delitos.

En entrevista telefónica, Lourdes Rosas, coordinadora del área de Capacitación y Difusión del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, del estado de Chiapas, señaló que niñas y adolescentes, en particular de El Salvador, han señalado que vienen huyendo de la violencia que se ejerce contra ellas.

Muchas de éstas adolescentes eran violentadas por sus parejas y exparejas que forman parte de la mara salvatrucha —organización transnacional de pandillas criminales—, por lo que las jóvenes optan por huir.

Datos de la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz señalan que en 2010 se registraron 2 mil 492 casos por violencia en el hogar; 3 mil 180 por violación sexual, mientras que el 2009 cerró con 589 mujeres asesinadas. De enero a mayo de 2010 fueron asesinadas 245 mujeres.

Rosas agregó que las niñas y adolescentes de migrantes que viajan sin acompañantes lo hacen por que tienen a sus familiares ya instalados en Estados Unidos, y son éstos los que mandan por ellas a través de “polleros”.

La activista afirmó que las niñas y adolescentes que viajan solas son un grupo muy vulnerable y se exponen a ser víctimas de diversos delitos.

Diversas organizaciones, como Sin Fronteras y Amnistía Internacional, han señalado en reiteradas ocasiones que las niñas migrantes que viajan solas sufren regularmente agresiones de tipo sexual, laboral, psicológica y son el grupo más vulnerable frente a los grupos delictivos.

Lourdes Rosas dijo que niñas y adolescentes se quedan en Chiapas “trabajando” en lo que se conoce como “centros botaderos o bares”. Muchas de ellas son cooptadas en su transito y otras son engañadas desde sus países de origen por tratantes.

En su investigación “Mujeres migrantes en la frontera sur de México”; la doctora en Ciencia Social con especialidad en Sociología por el Colegio de México advierte que Ciudad Hidalgo, Cacahoatán, Puerto Madero y Tapachula, son algunos de los centros urbanos de la región fronteriza del Soconusco, en Chiapas, donde mujeres de todas las edades, en su mayoría centroamericanas provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras, desempeñan actividades relacionadas con el sexo comercial.

La socióloga afirma que la mayoría de las mujeres se ven obligadas a “trabajar” en los centros botaderos, ya que es la mejor vía para obtener dinero para seguir el viaje a Estados Unidos.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de abril a septiembre de 2010, 24 por ciento de las personas migrantes que ingresan por la frontera sur de México (Tapachula, Chiapas) son mujeres, cifra que se reduce al llegar a la frontera norte (Tijuana, Baja California) donde apenas alcanzan el 7 por ciento.

El Instituto Nacional de Migración señala que desde México, 4 mil 517 niñas y niños migrantes (principalmente centroamericanos) fueron repatriados a sus países de origen durante 2010. De ellos, el 74 por ciento viajaba sin compañía y el 82 por ciento contaba con menos de 11 años de edad.

11/GTR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más