Inicio Niñez afectada por inundaciones en Mozambique y Zimbabwe

Niñez afectada por inundaciones en Mozambique y Zimbabwe

Por Redaccion

El número de personas desplazadas por las inundaciones en el centro y sur de Mozambique se ha elevado a 76 mil, según las últimas estadísticas oficiales publicadas por el Gobierno a través del Instituto Nacional de Desastres, informa Visión Mundial, organismo que ha estado ayudando en la evacuación.

Visión Mundial de México es parte de la Confraternidad Internacional de World Visión, organización fundada en 1950 y que actualmente tiene presencia en más de 96 países en tres líneas básicas: Desarrollo transformador; Promoción de la Justicia y; Prevención, emergencia y rehabilitación para responder ante desastres y conflictos en las regiones que así lo requieran, como Indonesia, Irak, Liberia, Chad, entre otros.

Un barco rentado por Visión Mundial está siendo utilizado para mover a la gente a terreno más alto y más seguro, dijo Albert Longy, director nacional de Visión Mundial. “Hasta el momento han muerto 8 personas, el número de víctimas es ‘muy bajo’ en comparación con otros años. Esto se debe en gran medida al esfuerzo que en esta etapa se está llevando a la salvación de vidas.

Como el número de personas desplazadas que buscan refugio y asistencia aumenta, crece también el riesgo de enfermedades. Personal de Visión Mundial lleva a cabo actividades de saneamiento y reparto de agua en las zonas inundadas y los alrededores. Esto implica: purificación del agua, distribución de losas de letrinas, apoyo a la educación, sensibilización y prevención de formas de trasmisión de enfermedades por el agua estancada.

El Ministerio de Agricultura estima que más de 50 mil hectáreas de cultivos han sido inundadas y amenaza con deteriorar la seguridad alimentaría aún más. Una consecuencia inmediata en este sentido ha sido el hecho de que muchos de los desplazados dependerán de la ayuda alimentaria para su supervivencia. En respuesta, Visión Mundial ha distribuido hasta la fecha más de cinco toneladas de Programa Mundial de Alimentos de maíz y frijoles a cerca de 5 mil personas damnificadas en Mutarara.

ZIMBABWE

En Zimbabwe, a Lucía Sithole, de 24 años de edad, lo único que le dejó con bien la inundación es a su hijo de 7 meses. El lugar que ella conocía como casa y todo lo que ella había trabajado fue barrido por las inundaciones que dejaron las fuertes lluvias.

Lucía es una de las 10 mil familias en Zimbabwe que han quedado sin hogar debido a las fuertes lluvias e inundaciones. Según el Departamento de Meteorología, el país acaba de recibir las peores lluvias en los últimos 127 años.

Visión Mundial Zimbabwe, en colaboración con otras organizaciones no gubernamentales, suministra medicamentos, mantas, tabletas de agua y cubre otras necesidades básicas de las familias afectadas.

El Director Nacional de Visión Mundial Zimbabwe, Sipho Dube, dijo que ningún niño debe morir en las zonas más afectadas por las inundaciones. Hemos desplegado nuestro personal más experimentado de Dande, Muzarabani, Chipinge y Tsholotsho para contener la situación y prevenir las enfermedades transmitidas por el agua, como el paludismo, la diarrea, la disentería, las enfermedades respiratorias”. Dichas enfermedades se hallan en nuestra lista de prioridades, ya que pueden causar muerte súbita en las y los niños menores de 5 años de edad.

En Chipinge Sur, las inundaciones por el desbordamiento del río Guardar causó graves daños a la infraestructura, como a la vivienda de Lucía, quien relata lo sucedido mientras derrama lágrimas de tristeza: Yo desperté de mi sueño por una sensación de estar de pronto sumergido en agua corriente fría. Para mi horror la alfombra en la que dormimos y el piso de mi choza estaban cubiertos con fangosas aguas cuyos niveles aumentaban muy rápidamente al fluir el río por mi choza”.

“¡Me agarré de mi bebé y grité en busca de ayuda, porque no podía nadar! Me di cuenta de que el agua es muy potente y en ese momento oré y pedí a Dios que salvara a mi familia. Fue entonces cuando mis vecinos nos ayudaron a escapar a tierra más alta. Entonces vi a mis ocho pollos y una cabra que se llevó el poderoso torrente, recuerda.

Estadísticas de 11 centros de salud rurales en los pueblos más afectados revelan que 271 niñas y niños menores de cinco años y mil 102 de más de cinco años han sido gravemente afectados por enfermedades transmitidas por el agua, como el paludismo, la disentería, el cólera, la diarrea y la neumonía.

Mientras las y los trabajadores de la salud, el gobierno y Visión Mundial se organizan con las comunidades afectadas para combatir la enfermedad, las inundaciones siguen.

Las familias desplazadas continúan residiendo en refugios, en fincas privadas y en algunas escuelas, mientras esperan a que se normalice la situación y puedan volver a reconstruir las ruinas de lo que llegaron a conocer como su casa.

Miles de niñas y niños no asisten a la escuela porque no tienen alimentos, libros o uniformes. Además los padres no tienen dinero para pagar los derechos de matrícula. Ir a la escuela se ha convertido en un mero sueño para las y los niños en las zonas afectadas.

08/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content