Inicio » No aceptan familiares de Adelaida resultados de necropsia

No aceptan familiares de Adelaida resultados de necropsia

Por Laura Cuevas,corresponsal

Quince días han pasado desde que el cadáver de Adelaida Amayo Aguas, quien tenía 40 años de edad, fue encontrado en el camino vecinal que comunica San Juan Texhuacan con Zongolica, a la altura de la localidad de Totolca, sin que hasta el momento la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE) dé a conocer causas claras, y convincentes para sus familiares, sobre su muerte.

No aún se despejan las dudas en la comunidad de Zongolica y en el país por la violación y muerte de doña Ernestina Ascencio Rosario, fallecida el pasado 25 de febrero en el municipio de Soledad Atzompa, a manos presuntamente de militares, cuando una nueva averiguación previa está ya en curso para investigar la muerte de otra mujer.

Esta vez, la muerte de Adelaida es averiguada por el agente del Ministerio Público Conciliador e Investigador de Zongolica, Ángel Vichi Fomperosa, quien inició la Investigación Ministerial 94/2007.

En entrevista exclusiva con Cimacnoticias, familiares de Adelaida Amayo se dijeron molestos e indignados por la versión de algunos medios informativos locales, que han afirmado que la muerte se debió a que consumió hierbas, porque pretendía realizarse un aborto de manera clandestina, debido a que estaba embarazada de un sobrino político.

Ante esta versión, que niegan rotundamente, exigieron a las autoridades estatales a conducirse con ética y responsabilidad y que esclarezcan este caso conforme a derecho, pues opinan que no es necesario denigrar la imagen ni la reputación de una mujer que sólo se dedicaba a la gestión social y que no puede defenderse porque ya no vive, sólo para incrementar la estadística de los casos esclarecidos por la PGJE.

Los familiares aclararon que Adelaida Amayo era integrante del Consejo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) del municipio de Zongolica, cuya función es la recepción, distribución y gestión de recursos federales para proyectos enfocados al desarrollo comunitario. Y no tenía nada que ver con la caja solidaria de ahorro, como se ha asegurado.

Explicaron que una de sus actividades principales dentro del Consejo del CDI era entregar documentación y convocar a reuniones a personas que deseaban tramitar recursos federales para algún proyecto, así como a los que resultaban beneficiarios de los recursos federales, pues el dinero que se entrega a los beneficiarios no es a fondo perdido sino que deben reintegrarlo.

LOS HECHOS

El pasado miércoles 2 de mayo, Adelaida le dijo a su pareja Hilario Lara Luna ?con quien vivió por 22 años y con quien procreó cinco hijos- que iría al CDI a recoger documentación para entregarla a algunos beneficiarios, por lo que salió de su domicilio alrededor de las 11:30 horas con la intención de abordar el camión de las 13:30 horas a Apoxteca. Fue la última vez que sus familiares la vieron con vida.

Al percatarse que no llegaba a su domicilio, sus familiares comenzaron a buscarla desde ese mismo día, por lo que acudieron a las oficinas del CDI, donde nadie les dio información.

Su búsqueda terminó el lunes 7 de mayo, cuando Marcelino Tepola, hijo de un compadre suyo, localizó el cuerpo.

De acuerdo con informes de fuentes allegadas a la Agencia del Ministerio Público de Zongolica, el hallazgo se reportó a las 10:30 horas y, según los familiares, personal de esa agencia les pidió esperar en las oficinas de esa agencia.

Aproximadamente las 17:00 horas de ese martes tuvieron los familiares noticia de que el cuerpo había sido trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de ese municipio.

Los deudos mencionaron que “como no estaba un médico de apellido Zavaleta”, el personal de esa agencia se comunicó con el médico legista Néstor Maceda Martínez, con cédula profesional 3939, quien aproximadamente a las 23:00 horas procedente de Orizaba arribó al Semefo. Ahí estuvo por espacio de cuando 45 minutos y se marchó enseguida.

Minutos antes de la llegada del médico, permitieron el acceso a Victoria Amayo Aguas para realizar la identificación oficial del cuerpo.

Sin saber lo que ocurría, los familiares preguntaron en varias ocasiones al personal de la agencia ministerial qué ocurría y a qué hora les serían entregados los restos de Adelaida, lo que ocurrió alrededor de la 02:00 horas del martes 8 de mayo.

Una patrulla del municipio de Texhuacan trasladó a esa hora los restos de Adelaida hasta la capilla que se ubica frente al domicilio donde ella vivía, en la localidad de Palulca. Fue velada hasta las 14:00 horas y sepultada de ese mismo día.

Los familiares aseguraron que es mentira que Adelaida haya sido trasladada a Orizaba o a Xalapa, como se aseguró también en un primer momento, “pues ella siempre estuvo aquí y nosotros con ella”.

IRREGULARIDADES EN EL DICTAMEN FORENSE

El inmueble que alberga al Semefo de Zongolica es un lugar inacabado, improvisado y sucio, que no cuenta con la infraestructura ni equipo para realizar una necrocirugía como lo establece la ley.

Por eso, y porque el médico Maceda Martínez sólo permaneció 45 minutos con el cuerpo de Adelaida, los familiares consideran inadmisible que la PGJE asegure que la causa del deceso haya sido: anoxia por broncoaspiración de restos vegetales (helechos, entre otros, que no se especifican) y choque hipovolémico por abertura de cérvix por aborto provocado, como en el escrito número de folio 257 asegura el Ministerio Público Ángel Vichi Fomperosa, información asentada también en el certificado de defunción signado por el mismo legista.

La familia asevera que hay claros indicios que se trata de un homicidio y que derivan de los estudios que deben realizarle a las ropas que Adelaida llevaba puestas el día que falleció. Y hacen un llamado a las autoridades estatales a que lleven a cabo el análisis de todas las pruebas.

VÍCTIMAS DE VIOLENCIA INSTITUCIONAL

Los familiares dicen que han sido interrogados en más de dos ocasiones por las autoridades ministeriales. En especial a Hilario Lara le han hecho acudir a la Agencia del Ministerio Público en siete ocasiones, donde de manera intimidatoria lo han acosado con preguntas que tienen que ver con la conducta que tuvo su esposa en vida, con expresiones como: “me puedes decir todo, ahora ella ya no está, si alguna vez te puso el cuerno, dime”.

Consideran que esta presión sobre Hilario es para fortalecer la versión del aborto, que sospechan ha sido difundida por personal de la misma PGJE.

Por otro lado, Hilario Lara aseguró que su sobrino Carmelo Lara, de quien dicen estaba embarazada Adelaida, tiene 38 años y ha vivido con ellos desde hace 13, pero “yo nunca he visto ni vi ninguna actitud deshonrosa de él hacia mi mujer; si eso fuera otra cosa hubiera sido”.

“La última vez (que fue a declarar) ya le dije al agente que ya eran muchas veces las que me llamaban y siempre me preguntan casi lo mismo? aunque en las últimas veces han cambiado las preguntas que me hacen, pero son preguntas que molestan porque son de mi vida con ella. Que cuántas horas dormía con ella y cosas así.”

07/LC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: