Inicio No estoy curtido pero sí advertido, dice obispo Raúl Vera

No estoy curtido pero sí advertido, dice obispo Raúl Vera

Por Soledad Jarquín Edgar/corresponsal

Los que viven de la injusticia, del desequilibrio social y los que se benefician de la desigualdad social no van a tolerar nunca que en este país existan personas que pidan el restablecimiento del Estado de Derecho, afirmó el obispo Raúl Vera López, luego de acompañar a Mariana Villarreal Contreras, colaboradora del área jurídica de la Diócesis de Saltillo, a interponer una denuncia por agresión y por el allanamiento a las oficinas donde trabaja, ocurridas el pasado 20 de diciembre.

En entrevista telefónica con Cimacnoticias, el fraile dominico que por su acción pastoral y a favor de los derechos humanos ha sido objeto desde hace años de una serie de amedrentamientos, amenazas e incluso agresiones físicas, sostiene que pese a todo es necesario articular una sociedad diferente, “tenemos que perseverar en nuestra lucha por el restablecimiento del Estado de Derecho, no obstante lo que sucede”.

¿Entonces, usted ya está curtido?, se le pregunta. “No, no estoy curtido pero sí advertido”, responde con serenidad el fraile, quien en enero próximo cumplirá 20 años como obispo.

En un recuento de las “incontables” veces que ha sido agredido, recuerda lo sucedido en Chiapas, “donde nos dispararon e hirieron a tres catequistas, eran paramilitares que estaban apostados en la maleza”; la quema de una camioneta; las llamadas telefónicas con amenazas durante las madrugadas; la persecución en la carretera muy cerca de Cuatro Ciénegas, Coahuila; un panfleto y la pretensión de desprestigiar su trabajo, hasta lo ocurrido el pasado 20 de diciembre, cuando desconocidos allanaron las oficinas y agredieron a Villarreal Contreras, integrante de las áreas jurídica y de educación del Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios.

Todo esto, sostiene Vera López con un dejo de tristeza, está inscrito en toda la articulación de agresión a las y los defensores de derechos humanos, porque en la estrategia que lleva el país no están considerando a un sector muy amplio de la población. Es una característica del sistema económico neoliberal, que tiene cooptados a los políticos.

Afirma que incluso la Iglesia ha señalado que el sistema neoliberal es excluyente, pues deja de manera deliberada a grandes sectores de la población. “Eso está medido y calculado” en el neoliberalismo, que planteaba beneficios “por goteo a las grandes masas, pero esos objetivos están lejísimos de la realidad, se convirtieron en un cuento”.

Ellos –incluso- preveían cómo iban a controlar la violencia que provocaría esa exclusión y una de las maneras de controlar la reacción social es su pretensión de anular, dije en referencia a los múltiples ataques a su persona y a su trabajo pastoral y de defensa de los Derechos Humanos, que incluye además la denuncia del juez Hiradier Huerta, quien lo habría acusado en el Vaticano de interferir en la vida judicial de la entidad, luego de la sentenciara a tres de ocho soldados por la violación a trabajadoras de la zona de tolerancia de Castaños, denuncia que –dice– “no me ha sido notificada”.

Vera López afirma que se siente responsable por la vida de las personas que colaboran con él en la Diócesis de Saltillo, de ahí su preocupación por Mariana, quien días antes había recibido el “pésame por la muerte de su hermana en un accidente automovilístico, lo que no era cierto, pero que amedrenta ante la posibilidad de un anuncio”.

A la guerra psicológica se suma lo que pasó la tarde del 20 de diciembre, justo cuando Mariana salía de la Diócesis y fue asaltada por dos encapuchados, en tanto el obispo Raúl Vera viajaba hacia el estado de Chiapas para participar en los actos que recordaron la masacre de Acteal. “Todo esto se inscribe en lo que han dicho sobre México organismos internacionales, pues existe una clara preocupación por la agresión a las y los defensores de los derechos humanos”.

Su trabajo –señala– lo lleva a enfrentarse en Chiapas a la virulencia de grupos que no están de acuerdo con quienes buscan el restablecimiento de la justicia y de manera sistemática enfrentamos a la represión y destrucción del tejido social, “por la metodología que acaba de ser denunciada, de la estrategia contrainsurgente que se llama guerra de baja intensidad, en una estrategia contrainsurgente preparada por los gobiernos”.

La Diócesis de Saltillo, con el obispo Vera López al frente, es coadyuvante en el caso jurídico que emprendieron viudas de 65 obreros de la mina número ocho en el ejido Pasta de Conchos, denunció en julio de ese mismo año el abuso sexual de militares mexicanos a 14 trabajadoras de la zona de tolerancia de Castaños y actualmente apoya a familiares de personas afectadas por la explosión de un tráiler de la empresa Orica, que transportaba explosivos sin ninguna precaución en el municipio de Nadadores, en la carretera 37, todo esto en poco menos de dos años.

07/SJE/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content