Inicio No mejoró la situación de las afganas durante 2002: HRW

No mejoró la situación de las afganas durante 2002: HRW

Por Carina Carriedo

La situación de las mujeres afganas no mejoró durante 2002, según un nuevo informe del organismo civil Human Rights Watch.

En el documento “Queremos vivir como seres humanos: la represión a las mujeres y las niñas en el oeste de Afganistán”, el grupo defensor de derechos humanos se enfoca en las restricciones cada vez más severas que enfrenta la población femenina en esa zona.

“Muchas personas que viven fuera del país creen que los derechos de estas mujeres y niñas han sido restaurados. Simplemente no es cierto”, dijo Zama Coursen-Neff, coautora del informe y consejera de la División de Derechos Infantiles de Human Rights Watch.

Aunque la organización internacional concluye que los derechos de las mujeres y niñas en Afganistán han mejorado en ciertos aspectos después de la caída del régimen talibán, también señala que esos avances han sido templados por una represión social y política creciente.

Por ejemplo, aunque muchas mujeres y niñas han regresado a la escuela o a la universidad, también han enfrentado más restricciones en el acceso al trabajo.

El informe se enfoca especialmente en el gobierno de Ismail Khan en el oeste de Afganistán, donde se considera que la situación de las mujeres es más difícil. Ismail Khan ha censurado a grupos feministas, amenazado a las lideresas más destacadas del país y aislado a las mujeres de su gobierno.

Human Rights Watch asegura que ese gobernante incluso ha alistado a niños de edad escolar para espiar a mujeres y niñas y denunciarlas.

En algunas instancias, la policía ha interrogado a mujeres vistas solas con hombres, incluso con choferes de taxis, y han detenido a los que no eran familiares. Human Rights Watch dijo que los hombres en tales circunstancias fueron llevados a la cárcel, mientras que las mujeres fueron llevadas al hospital para exámenes médicos para determinar si habían tenido relaciones sexuales recientes o si eran vírgenes.

“Ismail Khan ha creado un ambiente en el cual los oficiales del gobierno y ciudadanos creen que tienen el derecho de vigilar cada aspecto de las vidas de las mujeres: cómo se visten, cómo andan en la ciudad, qué dicen”, dijo Coursen-Neff.

También le preocupa a Human Rights Watch el apoyo financiero que el gobierno estadounidense ha dado al gobierno represivo de Khan.

“La coalición encabezada por Estados Unidos justificó la guerra contra el Talibán en parte con la promesa de que liberaría a las mujeres y niñas de Afganistán. En realidad, con el apoyo a estos gobiernos represivos, la comunidad internacional no ha cumplido con su promesa y ha olvidado los derechos de las mujeres”, aseguró.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más