Inicio » Norma contra ITS reforzaría atención de VIH en mujeres

Norma contra ITS reforzaría atención de VIH en mujeres

Por Anaiz Zamora Márquez

El Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-039-SSA2-2014 para la Prevención y Control de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) (NOM 039), podría implicar un avance en la detección del VIH en mujeres embarazadas, acción que los sistemas de salud no han logrado garantizar.
 
Alejandrina García Rosas, coordinadora del programa Mujeres y VIH/Sida de la organización civil Salud Integral para la Mujer (Sipam), consideró que al establecer dentro del Proyecto de NOM la obligatoriedad de hacer una prueba de sífilis a las mujeres gestantes, se podría avanzar en el combate a la coinfección sífilis-VIH que no ha sido lo suficientemente abordada. 
 
El pasado lunes 14 de julio, la Secretaría de Salud (Ss) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Proyecto NOM-039-SSA2-2014, a fin de que las dependencias y grupos civiles hagan sus observaciones ante el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y Control de Enfermedades a más tardar en 60 días naturales.
 
El proyecto reconoce que las ITS en México “constituyen un problema de salud pública debido a su alta incidencia entre la población sexualmente activa”.
 
Dentro del proyecto, susceptible de ser modificado, se establece que a toda mujer embarazada se le debe realizar la prueba de VDRL (para detectar sífilis) durante la primera visita prenatal, independientemente del trimestre de la gestación en que se encuentre y posterior al parto.
 
Además el personal de salud no deberá dar de alta a ninguna mujer posterior al parto sin que se le haya realizado la prueba.
 
A lo que se agrega que a toda mujer embarazada con sífilis se le debe realizar la prueba de VIH previa consejería y consentimiento informado por escrito. En caso de resultar positiva la prueba de VIH se les debe canalizar al servicio especializado que ofrezca tratamiento preventivo de transmisión perinatal.
 
García Rosas precisó a Cimacnoticias que el proyecto de NOM 039 no condiciona las pruebas de VIH sólo a mujeres embarazadas que tengan sífilis, ya que esta norma es complementaria a la NOM-010-SSA2-1993 para la prevención y control de la infección por VIH, y por tanto los prestadores de servicios de salud deben cumplirla.
 
Recordó que la NOM-010 establece la obligatoriedad de ofertar a todas las embarazadas la prueba de VIH. Aunque la complejidad del sistema de salud no ha garantizado que se dé la cobertura total de detección en mujeres embarazadas, reconoció.  
 
Es de recordar que el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida (Censida) ha aceptado un déficit importante en la cobertura de la oferta de la prueba de VIH al 100 por ciento de las mujeres gestantes, ya que hasta 2010 sólo fue atendido el 34.6 por ciento de ellas.
 
En ese sentido, la experta consideró como un avance que la NOM 039 establezca esa obligatoriedad de hacer la prueba en la primera consulta perinatal y en su caso una prueba de VIH, ya que a la epidemia de sífilis “se la ha restado la importancia que tiene”, cuando se sabe que también tiene un alto impacto en la salud de la madre y se corre el mismo riesgo de infección perinatal.
 
Aclaró que esta especie de coinfección no ha sido ampliamente estudiada, no obstante se sabe “que cuando una mujer embarazada vive con sífilis, su producto está en riesgo y es muy probable que viva con VIH, lo que podría estar ocurriendo más de lo que imaginamos”.
 
Ahora el verdadero reto –dijo García Rosas– es lograr la armonización de ambas normas, así como que los protocolos de atención a mujeres embarazadas consideren esta obligación.
 
Además de que Censida –instancia a la que corresponde la atención de personas que viven con VIH– y el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) –encargado de monitorear la atención en el embarazo, parto y puerperio– trabajen de manera coordinada para garantizar la existencia de la prueba de VIH en todos los hospitales y clínicas, “pues lo que ha estado ocurriendo es que en algunos casos los servidores públicos no ofertan la prueba porque no la tienen”.
 
De acuerdo con el reporte “Vigilancia epidemiológica de casos de VIH/Sida en México”, del Censida, entre 1983 hasta el primer trimestre de 2014 fueron notificados 30 mil 395 casos de la enfermedad en mujeres. En el mismo periodo se notificaron 2 mil 460 casos de Sida cuya vía de transmisión fue perinatal (de madre a hijo).
 
14/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: