Inicio Nos va ganando la pobreza: Cumbre Mundial 2005

Nos va ganando la pobreza: Cumbre Mundial 2005

Por la Redacción

“Libramos una guerra contra la pobreza… y la pobreza ganó”. Así resumió un diplomático africano el resultado de la Cumbre Mundial 2005, que concluyó el viernes en Nueva York. Hellen Tombo, de la campaña Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP), agregó: “Los líderes mundiales hicieron su mejor esfuerzo para que la pobreza gane”.

“Esta semana hubo más poses que avances”, dijo Tombo, integrante de la campaña GCAP, la cual reúne a numerosas organizaciones humanitarias y de desarrollo.

Pero esta supuesta derrota no frena a los millones de activistas que participan en el GCAP, quienes continuarán reclamando acciones contra la pobreza a pesar de la desilusión que les depararon los 170 jefes de Estado y de gobierno presentes en Nueva Cork, de acuerdo con el portal Mujereshoy.

“Pondremos aun más energía para asegurar justicia a los pobres del mundo cuando la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se reúna en diciembre”, afirmó Tombo. “Seguiremos luciendo la banda blanca como símbolo de nuestra continua lucha por justicia”, advirtió.

Los ministros de Comercio considerarán en diciembre la reducción o eliminación de aranceles y otras barreras a las exportaciones del Sur en desarrollo, pero Estados Unidos y los 25 miembros de la Unión Europea (UE) han sido reticentes a reducir los aranceles a los productos agrícolas del mundo pobre y a eliminar los altos subsidios que entregan a sus propios productores.

LA CUMBRE

La Cumbre Mundial 2005 se reunió entre el miércoles 14 y el viernes 16 de septiembre en la Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) con el fin de analizar el avance en el cumplimiento de los Ocho Objetivos para el Desarrollo del Milenio.

Este programa, acordado en 2000 por 189 jefes de Estado y de gobierno, también reunidos en el recinto de la Asamblea General, incluye como primeros dos puntos reducir a la mitad la proporción de la población pobre y hambrienta del mundo para 2015.

Entre otras metas figura también lograr la educación primaria universal, promover la equidad de género, reducir la mortalidad infantil en dos tercios y la mortalidad materna en tres cuartos, combatir la expansión del VIH/Sida, la malaria y otras enfermedades.

Además, los líderes mundiales se comprometieron a asegurar la sustentabilidad ambiental y a generar una sociedad global para el desarrollo entre el Norte y el Sur.

LENGUAJE DILUIDO

Saradha Iyer, de la Red del Tercer Mundo, afirmó que el documento final aprobado por la cumbre fue “diseñado con inteligencia”, pero también con “un lenguaje diluido” que fue “acordado o impuesto a la mayoría de los países miembros” de la ONU.

“Diluir” el documento final evitó un fracaso de proporciones históricas según Iyer, quien, de todos modos, consideró que “la ONU muestra signos de haber degenerado en la mayor feria de palabras -no de actos- del mundo”.

“Una vez más, a pesar de los mejores planes y de las mejores intenciones, los líderes fracasaron en el intento de dar esperanzas a los miles de millones de personas que más las necesitan”, concluyó.

Uno de los objetivos de la Cumbre Mundial era establecer medidas concretas para facilitar el logro de las Metas del Milenio, pero la reunión no produjo ninguna propuesta nueva, ni siquiera un nuevo compromiso de las naciones ricas de brindar una asistencia oficial al desarrollo de los países pobres equivalente a 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto.

DENUNCIA EN EL NEW YORK TIMES

El GCAP contrató en la edición del viernes del diario estadounidense The New York Times un aviso a página entera según el cual “existe una creciente preocupación por que los líderes mundiales no mantengan su promesa de erradicar la pobreza para 2015”.

En el aviso, el GCAP recordó que mil 200 millones de personas viven en la pobreza; que 100 millones de niños no asisten a la escuela, de los cuales 60 millones son niñas; que un niño muere de enfermedades prevenibles cada tres segundos; que una madre fallece cada minuto al dar a luz y que 13 millones de menores son huérfanos a causa del Sida.

Además, según el GCAP, los países ricos brindan hoy a los pobres la mitad de la asistencia que les entregaban en 1960.

“Debemos determinar y suministrar el financiamiento adicional requerido para asegurar el logro de los objetivos y metas de desarrollo, incluidos los del Milenio, dentro del cronograma establecido”, dijo ante sus pares en la Cumbre el primer ministro de Jamaica, P. J. Patterson.

En nombre del Grupo de los 77, que con 132 miembros es la expresión del Sur pobre en la comunidad internacional, Patterson recordó que las transferencias financieras netas del mundo pobre al rico suman un promedio de 230 mil millones de dólares anuales.

“Estas transferencias negativas persisten, a pesar de los compromisos de los países industriales de aumentar la asistencia oficial al desarrollo, reducir la deuda externa y los servicios de repago, abrir sus mercados a los productos del mundo en desarrollo y alentar la inversión privada” en el Sur, agregó.

“Hemos fracasado en el cumplimiento de las metas que nos impusimos. La pobreza y las enfermedades infecciosas siguen desenfrenadas. La tensión de la guerra y el terrorismo tuerce la tela de la seguridad internacional. La proliferación de armas de toda clase origina temor y amenazan la paz dentro de los países”, advirtió Patterson.

“La cumbre debe enviar un mensaje de esperanza a los millones que aún viven en la miseria. Pero, desafortunadamente, los líderes mundiales no emitieron tal mensaje”, dijo Tombo. “Los pequeños éxitos que hemos visto esta semana en materia de género, Sida y seguridad humana deben atribuirse a los millones de personas que no renunciaron a manifestar la verdad”, agregó la activista.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content