Inicio Nuevo León encabeza la lista de violencia contra mujeres

Nuevo León encabeza la lista de violencia contra mujeres

Por Sara Lovera

El Estado de Nuevo León se colocó a la cabeza nacional en materia de violencia hacia las mujeres. Datos indican que el 48 por ciento de las nuevoleonesas ha sufrido violencia física, psicológica o social.

En los últimos años una de cada dos mujeres en esta entidad ha sido violentada en su vida. Lo más preocupante es la revelación de que dicha violencia es hasta de 37 por ciento dirigida hacia las mujeres jóvenes.

Y según esta información, entre 2000 y 2004 se han reportado 94 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas.

Esta situación, según María Elena Chapa, presidenta ejecutiva del Instituto Estatal de las Mujeres, obliga al Congreso Local a mejorar la legislación; a la sociedad y al gobierno a tomar medidas urgentes de prevención y justicia; y a los medios de comunicación a contribuir con una cultura que valore a las mujeres en la vida diaria.

En Nuevo León está creciendo una actitud discriminatoria y excluyente para las mujeres pobres e indígenas. En los últimos años la migración interna del país determinó que llegaran a esta entidad más de 8 mil mujeres mixtecas, las que han sido obligadas a vivir y concentrarse en el municipio de Garza García, donde muchas trabajan como empleadas domésticas; otras del comercio y la artesanía, pero viven, en una virtual reserva.

Esta situación es atribuible a las políticas del gobierno panista, señalan distintas fuentes, y producto de acciones directas de exclusión social.

En la entidad norteña, una de las de mayor ingreso per cápita del país y donde se asienta una vieja tradición industrial, se han concentrado formas discriminatorias de relación entre hombres y mujeres en todas las actividades: las mujeres ganan menos que los hombres en cuanto a salario, y en las mesas judiciales se acumulan todos los días denuncias por violación y hostigamiento.

La presidenta ejecutiva hizo notar que el Instituto Estatal de las Mujeres, de muy reciente creación, recibirá este año apenas 15 millones de pesos para realizar actividades normativas, ejecutivas y operativas en materia de pobreza, violencia, salud, equidad política y elaboración de presupuestos de género, un porcentaje muy pequeño de la masa presupuestal.

Explicó a un grupo de hombres y mujeres periodistas reunidos para reflexionar en torno a la cultura no discriminatoria, que las limitaciones económicas y la escasez de comprensión sobre la importancia de la labor de éste y otros institutos de las Mujeres, todavía impiden desarrollar políticas agresivas para disminuir la desigualdad y la injusticia entre hombres y mujeres.

La violencia, que afecta a casi la mitad de las mujeres, la exclusión de las indígenas, el conflicto de pareja, la inexistencia de políticas de acción positiva, los problemas graves de salud pública por cáncer, aborto y desnutrición femeninas y la falta de empleos suficientes y dignos, son apenas un pálido cuadro de lo que realmente sucede.

Tal vez por ello Chapa, ex diputada local y federal, ex senadora de la República y destacada por sus actividades partidarias a favor de la inclusión de las mujeres, ha comenzado a trabajar con una agenda ambiciosa y multisectorial.

En la mesa está la programación de 30 publicaciones en los próximos 8 meses; la aparición reciente de la revista Violeta, de publicación trimestral; la realización de estudios de gabinete en torno a la situación rural, la cuestión laboral y una campaña para hacer visibles a destacadas mujeres de la entidad.

Igualmente se realizará un encuentro internacional de mujeres, y apoyará uno trinacional de periodistas; talleres y reuniones, además de servicios directos para combatir el desconocimiento sobre los derechos, la atención a la violencia y la alfabetización en derechos de las mujeres. Se trata dijo Ma. Elena Chapa de hacer efectivo el lema del Instituto que reza: TODOS LOS DERECHOS PARA TODAS LAS MUJERES.

La hiperactiva funcionaria trabaja también en la promoción e instalación de Institutos municipales de la mujer; en la elaboración o mejoramiento de disposiciones legales, y mantiene y hace valer la coordinación con todas las instancias del ejecutivo que aseguren la buena marcha política, social y económica de la nueva institución.

2004/SL/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content