Inicio Obispo nicaragüense pide a farmacéuticos no vender anticonceptivos

Obispo nicaragüense pide a farmacéuticos no vender anticonceptivos

Organizaciones feministas nicaragüenses rechazaron las declaraciones del obispo de la Diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez, respecto a sacar del mercado público de este departamento, cualquier medicina que indirectamente pueda causar un aborto.

Las feministas calificaron la pretensión del prelado como un retroceso para la salud de las mujeres que viven en ese departamento, ubicado al norte de Managua.

En declaraciones a un canal de televisión local, el Obispo afirmó que sostuvo una reunión con dueños de 11 de las 42 farmacias que hay en la ciudad para recomendarles no vender estos medicamentos y agregó que “todos como creyentes le manifestaron su compromiso verbal”.

Al respecto, la doctora Ana María Pizarro, de la Red de Salud de las Mujeres de Latinoamérica y el Caribe, manifestó su interés por conocer a fondo las intenciones del Obispo y de los dueños de Farmacias en Matagalpa (relativas a la venta de métodos anticonceptivos) toda vez que señaló que si se refieren a la píldora del día siguiente, ésta se conoce desde hace más de 50 años y lo único que ha cambiado es el nombre, pero las organizaciones científicas de salud no la consideran abortiva.

Pizarro dijo que los obispos nicaragüenses deben respetar el Estado laico del país y no presionar a diputados, empresarios y otros tomadores de decisiones, para que les aprueben propuestas que solo producen retroceso para las y los nicaragüenses.

Sara Enríquez, integrante de la Red Territorial contra la Violencia en la ciudad de León, expresó que los medicamentos que tienen que ver con la salud de las mujeres no deben satanizarse ni ser vistos con asunto de persecución como sucedía en la época de la inquisición.

La activista agregó que los medicamentos son hechos para aliviar y de esa forma los tiene que promover el Estado, mientras que las mujeres tienen que asumir un papel beligerante para que se cumplan en su beneficio.

Para Enríquez, el Ministerio de Salud es el único encargado de regular la venta de medicina en cualquier parte del país y debe garantizar que estos medicamentos y todos los métodos anticonceptivos estén al alcance de las mujeres sobre todo en un país donde la violencia y las agresiones sexuales están a la orden del día.

Radio Vos, del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, buscó en varias ocasiones al doctor Erasmo Jarquin, delegado del Ministerio de Salud en esta ciudad para consultarle sobre este caso, pero en su oficina nunca estuvo disponible.

Guillermo Montes, propietario de la farmacia Vida, de Matagalpa, dijo desconocer las “recomendaciones” del Obispo, por lo que señaló que su negocio continúa vendiendo los anticonceptivos aprobados por el Ministerio de Salud, al tiempo que recomendó al Ministerio de Educación promover una educación sexual más integral.

Para Mayra del Rosario Lumbí, madre de 6 hijos, sería lamentable que los dueños de farmacias escuchen al Obispo y dejen de vender los métodos anticonceptivos porque algunas jóvenes por temor a discriminación no acuden a los centros de salud y prefieren comprar los anticonceptivos en las farmacias, otras adolescentes en peores casos sufren de violencia sexual y éstos son la única vía de evitar los embarazos no deseados.

En enero del 2012, la Policía Nacional de Matagalpa reportó 170 denuncias vinculadas a la violencia contra las mujeres, de las cuales 23 fueron violaciones.

En tanto, mediante un pronunciamiento, la Red de Mujeres de Matagalpa, manifestó: “podríamos calificar esta iniciativa simplemente como ridícula si no fuera por las graves consecuencias que pueda tener sobre la salud y la vida de las mujeres de Matagalpa, conociendo la influencia que la jerarquía eclesiástica tiene sobre las instituciones públicas y privadas y la doble moral imperante”.

Las integrantes de la Red lamentaron que en pleno siglo XXI ocurra esto que se creía superado, si se considera, dijeron, que las autoridades eclesiásticas son personas con alto nivel de formación académica, por lo que su postura no obedece a la ignorancia.

Las organizaciones exhortaron a los líderes religiosos, al Estado, a los empresarios y a la sociedad nicaragüense, a luchar en contra de las injusticias sociales, la discriminación, la violencia contra las mujeres, el abuso de poder, el engaño y el abuso sexual que sufren las niñas, adolescentes y mujeres en Nicaragua.

12/NR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content