Inicio “Obispos saquen sus rosarios de nuestros ovarios”

“Obispos saquen sus rosarios de nuestros ovarios”

Por Soledad Jarquín Edgar/ corresponsal

La cantera verde pálido de la calle de Alcalá se llenó poco a poco de distintos matices de morado. Era un confeti de un mismo color y distintos tonos en camisetas, blusas, rebozos, gorras, pañoletas, moños, botones, carteles, globos, todo lo que la imaginación permitiera.

El sol del medio día del domingo 27 de septiembre quema la piel pero no el ánimo. Sus voces, en cantos o consignas, llenan poco a poco el espacio y el viento expande un sonido que exige, que demanda; la cantera verde pálido dejó de verse en largos tramos, las mujeres habían llenado la calle y a su paso más y más se sumaban.

Mujeres de morado y lila, así como algunos hombres que unieron su andar, sus voces, sus fuerzas para gritar, para demandar respeto al derecho a decidir de las mujeres sobre sus cuerpos y repudiar la reforma al Artículo 12 de la Constitución local que protege la vida desde la concepción.

Ahí estaban las más grandes, las jóvenes, las madres, las hijas, las abuelas y sus nietas. Dos y quizá hasta tres generaciones de mujeres repitiendo los pasos, para unas sin cansancio, para otras en renovada esperanza ¡Y venga y venga compañera que aquí se está formando para ti una vida nueva!.

Estuvieron también las académicas y las universitarias, se recordó el laicismo y a Juárez. Algunas rememoraron el pasado de más de tres décadas y la misma demanda ¡Oaxaca, Juarista, reprueba ley machista!

Ahí, cercanas unas de otras, caminaron y gritaron las trabajadoras de la burocracia estatal y municipal, desde directoras y subsecretarias hasta las más comprometidas empleadas gubernamentales.

Ahí, sobre la pálida calle de Alcalá caminaron diputadas y regidoras. Mujeres de izquierda ¡Hombre escucha, apoya nuestra lucha!

Ahí, revueltas entre todas, las mujeres de organizaciones no gubernamentales como Las Lilas, las de Casa de la Mujer, las de Consorcio, las de Gaem, las de Muger, las del Consejo Democrático, entre otras muchas, todas en una misma voz.

¡El aborto no es un gusto, es el último recurso!¡Dueñas de nuestros cuerpos, dueñas de nuestras vidas!

Ahí, en solitario o en grupo se hicieron tras sus pasos amigas, familias, desconocidas que se reconocieron, mujeres que se unieron, maestras, artesanas, estudiantes de todos los niveles, comerciantes, mujeres de colonias… ¡Anticonceptivos para no abortar, aborto libre para no morir!

Las mujeres indígenas de Oaxaca, las mujeres de Oaxaca ¡Venimos aquí por el derecho a decidir! ¡No deben reprimir nuestro derecho a decidir!

Faltaron muchas, pero las que estaban gritaban y pedían por las ausentes ¡Si Ulises pariera esta ley no existiera, si Herminio pariera esta ley no existiera!¡ Oaxaca, Oaxaca, esta ley es una caca!

¿Cuántos somos? se preguntaban algunas de las que marchaban. Reporteras y reporteros calculaban 300 o 500, más o menos, nadie tenía la certeza, pero las que iban gritaban fuerte y sólo interrumpieron el tránsito vehicular en una calle de Independencia por unos minutos para posteriormente entrar a la Alameda de León.

Lo que sí se podía contar eran los 25 policías antimotines que presurosos, adelantaron sus pasos al contingente mayoritariamente compuesto por mujeres porque temían que pudieran entrar a la Catedral, si lo hicieron en el Congreso al tomar la tribuna apenas 20 días atrás, nada les impedía “profanar” el templo católico.

¡Obispos saquen sus rosarios de nuestros ovarios! Gritaron a su paso frente a catedral. Los únicos que escucharon la consigna fueron los policías, muy lejos de ahí, muy adentro, la jerarquía católica en voz del arzobispo José Luis Chávez se daba por aludido y aseguraba que la iglesia católica no cederá a presiones, chantajes ni provocaciones.

Luego rectificaría “a la iglesia católica no le toca resolver demandas jurídicas o políticas relacionadas con el tema”.

MATERNIDAD LIBRE Y VOLUNTARIA, LA EXIGENCIA

Así, la marcha llegó al destino del mitin, al templete preparado justo al que fuera el balcón principal del ex palacio de gobierno hoy convertido en un museo-salón de fiestas, donde dos noches antes Ulises Ruiz se había reunido en una cena con diputados federales y funcionarios.

Ahí mismo durante varias horas las mujeres pidieron, demandaron y exigieron al presidente de la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos de Oaxaca (CEDDH) Heriberto Antonio, interponer un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tras la reforma al Artículo 12 de la Constitución aprobada hace 20 días en el estado.

A los ayuntamientos la controversia de inconstitucionalidad y a las mujeres recurrir a los amparos personales porque la reforma viola el derecho de las mujeres a elegir sobre sus cuerpos.

“Es una mentira de las diputadas y diputados del Partido Revolucionario Institucional y del Partido Acción Nacional decir que con la reforma se protege la vida, porque no se garantiza los derechos humanos básicos en la salud, empleo y alimentación y se pondera la vida del no nacido sobre la existencia de las mujeres”, dijo la abogada Yéssica Sánchez Maya.

La diputada del Partido de la Revolución Democrática, Guadalupe Rodríguez, pidió estar atentas los próximos días cuando se lleven a cabo las reformas al Código Penal, que intentan conmutar las penas de cárcel por jornadas de trabajo a favor de la comunidad.

“Ya se oyen voces por ahí del Partido Convergencia, quien propone 300 días de trabajo comunitario”, luego explicó que pese a ser minoría, seguirá insistiendo en que el derecho a decidir es sólo asunto de las mujeres.

Por su parte Zenaida Pérez, de la Red de Mujeres Mixes, señala en entrevista que las y los diputados hacen su trabajo desde el escritorio y que “es penoso” pero no conocen la realidad de las mujeres, de todas las mujeres, pero en especial de las indígenas.

Si se aprueba la sanción comunitaria, explica preocupada, se evidenciará lo que ellos califican como “la pecadora, la asesina, la mujer que mata a un ser vivo, la mujer que no merece vivir”, porque así señalarán a las mujeres en los pueblos, en las comunidades, donde la condena moral será muy grave.

Zenaida explica que existen muchas comunidades indígenas donde las mujeres permanecen sin derechos, como ejemplo cita lo que sucede en San Lucas Comatlán, Mixe, donde ellas no pueden salir ni a la calle, deben permanecer encerradas, no pueden asistir ni a la escuela, “y eso no lo saben las legisladoras y legisladores y eso es precisamente lo que tendrían que ver y mejorar”.

Con leyes como las que piensan aprobar en los próximos días, al reformar el Código Civil y cambiar la sanción de cárcel por sanciones comunitarias que podrían ser de 300 días a quienes interrumpan un embarazo, lo que están haciendo es asesinarlas.

Gloria Zafra, titular del Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (ISUABJO), en entrevista con Cimacnoticias recordó que este tipo de leyes lejos de resolver el problema favorecerá la muerte de mujeres orilladas a abortar en la clandestinidad.

La consejera ciudadana de la CODDH, Susana Chía, invitó para que las mujeres asistan a una sesión de ese organismo que deberá ser pública y abierta, donde discutirán la petición de llevar ante la SCJN el recurso de inconstitucionalidad del Artículo 12 de la Constitución.

Por su parte y a un lado del templete, Gabriela León, constituida como Notaria Pública, incansable, otorgaba Contratos de Titularidad del Cuerpo a mujeres y hombres que pacientes esperaron en una larga fila.

El contrato señala como único punto “el régimen de autodeterminación y respeto a la dignidad individual, decididos a cumplir sus obligaciones conforme a las normas de civilidad, igualdad ante la ley, diversidad y tolerancia comunitaria, contenidas en la Ley de la armonía ciudadana y la paz social”.

Bordeaban las 15:00 horas cuando la protesta-artística concluyó. En la memoria estaban las consignas ¡Si Ulises pariera esta ley no existiera!

09/SJE/GTR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content