Inicio Pan de cada día, violencia obstétrica en Tamaulipas

Pan de cada día, violencia obstétrica en Tamaulipas

Por Chantal Martínez Díaz, corresponsal

Todos los días en hospitales y clínicas públicas del estado de Tamaulipas, las mujeres embarazadas sufren violencia obstétrica al recibir malos tratos, ser víctimas de negligencia médica y de violaciones a sus derechos sexuales y reproductivos, acusaron grupos civiles y autoridades sanitarias y municipales.

La directora del departamento de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud estatal, Sergia Juárez Delgado, dijo que hasta los guardias de seguridad de hospitales y clínicas cometen violencia obstétrica contra las pacientes al agredirlas con comentarios misóginos.

“Nos toca ver muchas veces en las salas de partos que la paciente está gritando porque siente mucho dolor y es muy desagradable oír comentarios hasta de los policías como el de ?estás gritando ahora pero cuando lo hiciste lo disfrutaste?”, criticó la funcionaria.

También urgió a que en Tamaulipas se tipifique el delito de violencia obstétrica, toda vez que es uno de los principales problemas en emergencias obstétricas, tanto en áreas rurales como urbanas del estado.

Veracruz es la única entidad del país que estipula y castiga ese crimen en su Ley estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Tal legislación fue promulgada el 28 de febrero de 2008.

La violencia obstétrica se define como la “apropiación del cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres por personal de salud, que se expresa en trato deshumanizador, abuso de
medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad”.

La violencia de ese tipo se presenta, por ejemplo, cuando no hay atención oportuna y eficaz de las emergencias obstétricas, se obliga a las mujeres a parir en posición horizontal, o se practica una cesárea sin el consentimiento de las pacientes.

DESINFORMACIÓN

Nayma Karina Balquiarena, presidenta de la asociación civil Vive Mujer, señaló que “la violencia obstétrica no se conoce (en la entidad), pero además las mujeres en trabajo de parto no saben dónde denunciar, ni mucho menos tienen la energía o las fuerzas para defenderse de este tipo de violaciones”.

El regidor Julio César Martínez Infante, presidente de la Comisión de Salud del cabildo de esta capital estatal, afirmó que a diario recibe al menos 10 denuncias de violencia obstétrica contra trabajadoras sociales. Aseguró que los casos se presentan en el sector salud estatal y en unidades del IMSS y del ISSSTE.

El funcionario municipal recalcó que las denuncias por violencia obstétrica representan cerca del 50 por ciento del total de quejas contra los servicios de salud que llegan a la comisión que él preside, aunque ?aclaró? “son de carácter informal”.

En las salas de los hospitales el personal médico “deja a las mujeres sentadas esperando a pesar de los dolores intensos, o las manda a sus casas con el posible riesgo a su salud y la de sus hijos; si no llevan dinero no las reciben, y se comete una serie de violaciones por parte de trabajadoras sociales que se muestran insensibles y negligentes”, puntualizó Martínez.

Sergia Juárez acotó que la violencia obstétrica la ejercen no sólo los médicos, sino todo el personal que participa en la atención de las mujeres embarazadas. Lamentó que no haya quejas formales ante la autoridad sanitaria.

TIPIFICACIÓN ¿PARA CUÁNDO?

La presidenta de la Comisión de Equidad de Género en el Congreso estatal, Hilda Graciela Santana, adelantó que hasta febrero de 2012 las diputadas locales tratarán de llevar al pleno la tipificación de la violencia obstétrica.

“Vamos a hacer unas iniciativas y dentro de ellas está contemplada la tipificación de la violencia obstétrica; vemos los ejemplos de otros estados como Veracruz”, dijo.

Santana advirtió que las víctimas de violencia obstétrica no denuncian porque no conocen sus derechos, y quienes los conocen ?en este caso el personal de salud? no los respetan, por lo que llamó a las pacientes a informarse y denunciar ante las autoridades.

11/CM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más