Inicio » Para 2008, más de la mitad de la población vivirá en ciudades

Para 2008, más de la mitad de la población vivirá en ciudades

Por Gladis Torres Ruiz

/

México DF, 27 junio 07 (CIMAC).- Para el 2008, más de la mitad de la población mundial, 3 mil 300 millones, se encontrarán viviendo en zonas urbanas y se prevé que para 2030 esa cantidad llegue a casi 5 mil millones, gran parte de estas personas serán pobres.

Pero el futuro de estas mujeres, niñas niños y hombres depende de las políticas públicas que adopten sus naciones ahora en previsión de dicho crecimiento, establece el informe sobre el Estado de la Población Mundial 2007 Liberar el potencial del crecimiento urbano, que presentó el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).

Las ciudades, en su mayoría, dice el informe, no se encuentran preparadas para la gigantesca escala y los enormes efectos del futuro crecimiento.

Para el año 2030 las ciudades de los países en desarrollo albergarán al 80 por ciento de la población urbana en el mundo, tan sólo en los países en desarrollo la cantidad de residentes en las ciudades se duplicará en el lapso de una generación, si bien en el siglo XX la población urbana mundial aumentó de 220 millones a 2 mil 800 millones en los próximos decenios habrá en el mundo en desarrollo un crecimiento urbano sin precedentes.

CRECIMIENTO VEGETATIVO

Este aumento será más notable en África y en Asia, donde la población urbana se duplicará entre 2000 y 2030, es decir, el crecimiento urbano de esas dos regiones acumulado durante toda la duración de la historia, se habrá duplicado en una única generación.

Respecto a este fenómeno Goerge Martine, autor del documento, señaló que este fuerte incremento en la población urbana se origina esencialmente del crecimiento vegetativo (mayor número de nacimientos que defunciones) y no únicamente de la migración como se piensa.

De igual manera, precisó durante la presentación del informe, el crecimiento urbano no es del todo malo, ya que ofrece muchas oportunidades para las y los habitantes pobres, en realidad son las políticas actuales las que necesitan cambiar para poder ofrecer más oportunidades a esta nueva población urbana, esto es una alerta ya que el futuro se decide ahora.

Reaccionar a problemas en lugar de prevenirlos trae un costo social muy caro, hablando en términos de pobreza, ya que ésta no debe de existir y por desgracia la mayoría de las personas que viven en zonas urbanas son pobres y este crecimiento del que se habla en el informe se concentra en los países más pobres, enfatizó el investigador del UNFPA.

En el caso específico de México, el especialista refirió a Cimacnoticias que a pesar de que México presenta un nivel de urbanización bastante elevado, falta todavía mucho por hacer para asegurar una mejor calidad de vida y la reducción de la pobreza.

Mi recomendación ante esto sería hacer una previsión de lo que es inevitable de lo que es el crecimiento futuro y prepararse para tal crecimiento desde un punto de vista social y ambiental.

¿ESCAPAR DE LA POBREZA?

En este sentido, en su Informe del Estado de la Población Mundial 2007, el UNFPA considera que el aumento de la proporción urbana respecto del total de la población es inevitable; sin embargo, también puede ser un hecho positivo, las ciudades generan pobreza, pero también representan la mejor esperanza de escapar de ella.

El organismo internacional plantea que las y los pobres constituirán una gran parte del futuro crecimiento urbano y si se hace caso omiso de esta realidad básica se imposibilitará tanto la planificación para el irremediable crecimiento masivo de las ciudades como el aprovechamiento de la dinámica urbana para contribuir a mitigar la pobreza.

En la actualidad, la pobreza está aumentando más rápidamente en las zonas urbanas que en las rurales, sin embargo a este hecho se le ha prestado mucho menos atención; las estadísticas agregadas ocultan profundas desigualdades y no ponen de manifiesto las concentraciones de extrema pobreza dentro de las ciudades, enfatiza el documento.

Una vez que los encargados de formular políticas y los actores de la sociedad civil comprenden y aceptan la composición demográfica y social del crecimiento urbano, surgen espontáneamente enfoques e iniciativas básicos que pueden tener enormes efectos sobre el destino de las y los pobres.

El crecimiento de las ciudades será el factor que tendrá mayor influencia en el desarrollo en el siglo XXI; no obstante es muy poco lo que se está haciendo para maximizar los beneficios del crecimiento urbano o reducir sus consecuencias perjudiciales, apunta el UNFPA.

07/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: