Inicio Para Guanajuato la violencia sexual es “invisible”

Para Guanajuato la violencia sexual es “invisible”

Por Yara Valadez, corresponsal

Como ocurre en la mayor parte del país, en el estado de Guanajuato la violencia de género va en ascenso y las autoridades, lejos de abatirla, la “invisibilizan” y niegan información de cómo afrontarla, sobre todo en los casos de jóvenes y adolescentes víctimas de agresión sexual.

La Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas AC (ADIVAC), sede León, asegura que la violencia sexual contra las mujeres es aún una problemática insuficientemente atendida en ese municipio.

La organización civil reporta que del total de personas que solicitó ayuda psicológica, más de la mitad (57.6 por ciento) refirió haber vivido algún tipo de violencia sexual; mientras que el 14.9 por ciento denunció abuso sexual por parte de un familiar. Otro 8.4 por ciento dijo haber vivido violencia de pareja.

De las personas que acudieron a ADIVAC y denunciaron violencia sexual, el 41.2 por ciento sufrió una violación. Quienes ejercen la violencia son principalmente familiares varones, con el 66.8 por ciento de los casos; conocidos, con 18.28 por ciento, y parejas, con 12.5 por ciento.

“El acceso a servicios de salud, educación y acceso a la justicia es limitado para las mujeres, y existe una gran dificultad para favorecer el ejercicio pleno de los derechos, por ello decimos que existe una invisibilización de la violencia tanto en la esfera pública como en la privada”, explica el coordinador de ADIVAC-León, Eber Sosa Beltrán.

TABÚES Y DESINFORMACIÓN

Respecto a la violencia sexual en la entidad, el Observatorio de Violencia Social y de Género en Guanajuato, perteneciente al Centro Las Libres, señala un incremento en la demanda de la pastilla de anticoncepción de emergencia (PAE), medicamento que de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 046 debe brindarse a las mujeres víctimas de un ataque sexual, aunque sean menores de edad.

La directora de Las Libres, Verónica Cruz, informa que de 100 mujeres que llegaron a la organización civil a pedir ayuda sobre métodos anticonceptivos, 86 dijeron que desconocían la PAE y que “por pena” no la solicitarían en un centro de salud.

Aunado a lo anterior, la activista denuncia que a pesar de que la PAE está en el cuadro básico de medicamentos, y ninguna mujer está obligada a explicar los motivos para acceder a ella en farmacias, clínicas u hospitales, el personal de los servicios públicos de salud “buscan encaminar la decisión de las mujeres a tener el producto” aunque se deba a una violación.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud de Guanajuato, obtenidos por Las Libres vía solicitud de información, hay un aumento permanente en la distribución de las PAE en los 46 municipios del estado, sin embargo se desconoce la cantidad exacta de unidades que fueron entregadas a las usuarias de los servicio sanitarios.

“No hay derecho y no hay acceso, no hay información, ni difusión sobre la PAE; por este motivo el miedo de las jóvenes se incrementa y deciden mejor no ir a los centros de salud, y si van las intimidan: los médicos y enfermeras les empiezan a decir que lo piensen mejor y que un bebé es una bendición”, detalla Verónica Cruz.

“Toda la información se debe proporcionar en los centros de salud, en los ministerios públicos y hasta en las escuelas de educación básica, pero no se hace, lo cual despierta en las mujeres el miedo al convertirse la anticoncepción en un tema tabú”, agrega.

11/YV/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content