Inicio Partidos, principales enemigos de las mujeres políticas

Partidos, principales enemigos de las mujeres políticas

Por Guadalupe Cruz Jaimes

A casi seis años de haber competido por la Presidencia de la República, la feminista Patricia Mercado critica que los dirigentes partidistas consideren que "la política les pertenece", y por ello aún discriminen a las mujeres en sus aspiraciones a ocupar cargos de elección.

Sin embargo, en entrevista con Cimacnoticias, la también ex sindicalista advierte que ahora las reglas han cambiado y los partidos políticos están obligados a cumplir con la cuota de género, además de que ahora las militantes tienen más conciencia de que deben aliarse entre ellas para avanzar.

La economista por la UNAM recuerda el "difícil" y "duro" proceso que afrontó para ser la cuarta candidata a la Presidencia en la historia de México.

Relata que en agosto de 2000, cuando presidía la Agrupación Política Nacional Feminista, Diversa, las integrantes decidieron crear un partido político para colocar en el centro de la discusión los derechos de las mujeres.

Dos años después, en alianza con el Partido Democracia Social, formó y presidió México Posible, partido que tras las elecciones federales de 2003 perdió el registro.

Para 2005 Patricia Mercado sumó a sus alianzas construidas en México Posible a organizaciones campesinas y formó el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC), el cual dirigió y fue electa en 2006 como la candidata a la Presidencia.

La originaria de Ciudad Obregón, Sonora, señala que para ella era importante ser la "abanderada" para conservar como prioritaria la agenda de los Derechos Humanos de las mujeres, las libertades y la justicia, y que no quedara en último término como sucede en el resto de los partidos.

"CULTURA DE CLIENTELAS"

No obstante, Mercado narra que consolidar su candidatura fue "difícil": "Hubo problemas al interior del partido porque con quienes hicimos alianzas eran personas que no creían en las convicciones, y querían que (el candidato) fuera Jorge Castañeda o el "Doctor Simi", cualquiera que trajera más dinero. No creían que fuera posible una candidatura con una agenda, porque la cultura política es una cultura de clientelas, en la que el dinero compra a la gente".

"Fue una confrontación muy fuerte, pero finalmente se demostró que hay una franja en nuestro país de ciudadanos que sí se fija en convicciones, y logramos el millón de votos que el partido requería para refrendar su registro", destaca.

La feminista insiste en que la principal dificultad que enfrentó fueron "las barreras internas del partido". Esta situación es constante en las mujeres que hacen política, "su principal obstáculo no son los ciudadanos, no es una campaña electoral; son sus propias organizaciones partidarias", donde "todas las leyes de cuotas no logran una mayor igualdad al interior de las direcciones partidarias", conformadas sobre todo por hombres.

Los dirigentes de los institutos políticos conservan la idea "de que la política es de ellos"; ésta fue la razón que llevó a Mercado a refrendar su candidatura tres veces ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

PERSISTEN ESTIGMAS

Patricia Mercado, quien se incorporó a las organizaciones no gubernamentales tras el sismo de 1985 en la Ciudad de México, apoyando grupos de trabajadoras en la lucha por sus derechos, recalca que las prácticas políticas no han cambiado.

"Sigue vigente el pensamiento de que la política pertenece a los hombres, en muchos sentidos; por ejemplo en las direcciones partidarias están hombres mayores de 40 años de edad, quienes todavía fueron formados con la idea de que ellos a la calle y ellas a la casa".

Entonces "están ahí diciendo ?esto es lo mío: el dinero, el poder, las decisiones, la calle. ¿Por qué tengo que compartirlo? Comparto la casa, que me cuiden, que cuiden a mis hijos; ahí sí que ellas tomen las decisiones que quieran, pero en la calle las tomo yo?".

La ahora directora de la iniciativa SUMA-Democracia es Igualdad ?organización civil que impulsa la participación política de las mujeres? afirma que aún persisten "grandes resistencias" culturales, por ello, aclara, son importantes las acciones afirmativas contra la discriminación, tales como las cuotas de género.

Y aunque "seguramente van a mandar a las mujeres a los distritos perdedores, tendrán que cumplir con el 60-40, así que va a haber más mujeres en cargos públicos. Y seguramente cumpliremos la meta de 30 por ciento en el Congreso, que no hemos logrado en 20 años de la existencia de leyes de cuotas", advierte.

Ello "a pesar de que los hombres están defendiendo los espacios con todo lo que tienen frente a las mujeres, porque cuando llega una mujer un hombre no alcanzó lugar, y eso es complicado para ellos", añade la ex integrante de Mujeres en Acción Sindical (MAS).

PACTOS FEMENINOS

Además de los avances legislativos, Mercado resalta que hay mayor conciencia de las mujeres sobre la importancia de trabajar conjuntamente para crecer dentro de sus partidos.

Opina que la forma de hacer política entre ellas está cambiando, aumentando la posibilidad de unirse y hacer pactos, "independientemente de que sean de corrientes políticas distintas, se comunican más y están haciendo más alianzas".

Celebra que "ese sabotaje y violencia simbólica contra las mujeres y las mujeres contra sí mismas diciendo ?siempre el jefe político es más importante que yo?, ha cambiado".

Para transformar esta realidad es necesario "un mejor acuerdo entre hombres y mujeres, el cual se va a dar siempre y cuando trabajemos primero con las mujeres para que amplíen sus pactos con las otras y no sólo se ciñan a sus grupos políticos", observa la ahora activista de la sociedad civil.

Otro aporte, añade, es la presencia de mujeres en cargos de elección popular, como la precandidata presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, ya que "puede influir en que se empiece a normalizar mucho más la presencia de las mujeres en la política, para que haya más mujeres que quieran gobernar estados (porque hasta ahora sólo hemos tenido seis gobernadoras en 200 años de vida independiente)", refiere.

Además, explica que "hasta ahora todas las candidatas a la Presidencia (Cecilia Soto, Rosario Ibarra, Marcela Lombardo y yo) habíamos sido mujeres de partidos emergentes, pequeños, que no tenían estructuras electorales para contender", ahora (Josefina) va por un partido que ha gobernado el país en los últimos dos sexenios.

"Simbólicamente", dijo, la participación de Vázquez Mota es importante porque "es bueno que no deje de haber mujeres en las contiendas presidenciales".

Patricia Mercado apunta que estará al frente de SUMA-Democracia es Igualdad hasta 2013 con el fin de aumentar de 30 hasta 100 por ciento la participación de las mujeres en 10 entidades federativas, por lo que no participará en los comicios de este año, y sería hasta el 2015 cuando pudiera participar representando a algún partido de izquierda que incluya una "agenda de convicciones", subraya.

12/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content