Inicio Pasta de Conchos: emprenden familiares campaña internacional

Pasta de Conchos: emprenden familiares campaña internacional

Por Redaccion

Ante la “cadena de impunidades” de autoridades y empresa, la familia Pasta de Conchos, integrada por 615 familiares directos de los 65 mineros muertos en el accidente ocurrido el 19 de febrero de 2006, así como decenas de organizaciones de la sociedad civil, anunciaron la campaña internacional, nacional y regional “Por una Cuerda de Vida Para los Mineros de Carbón y sus Familias”.

En un comunicado, la familia Pasta de Conchos exige el rescate de los cuerpos de 63 mineros que permanecen enterrados dado que, de acuerdo al peritaje realizado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico y el equipo de peritos que los asesoran, sí hay condiciones técnicas para ello, siempre y cuando se garanticen las condiciones de seguridad e higiene – tal como se realizó durante el primer año de rescate.

Anuncian la postulación de la empresa Industrial Minera México de Grupo México como “Empresa Socialmente Irresponsable”, por su probada negligencia en la Mina 8 de Pasta de Conchos y en muchas otras de las minas que tienen en concesión.

Piden que se les finquen responsabilidades tanto al Estado Mexicano y las autoridades gubernamentales responsables de todos los agravios; a Germán Larrea Mota Velázco y al Consejo de Administración de Industrial Minera México Sociedad Anónima (IMMSA), responsables directos del siniestro; a Jesús Javier de la Fuente Cepeda, dueño de la empresa contratista General de Hulla, patrón directo de 39 de los trabajadores fallecidos en la mina; así como a los representantes sindicales involucrados.

De esta manera, dicen, los trabajadores y sus familias podrán estar ciertos de que las condiciones de trabajo y de seguridad e higiene, se deben cumplir a cabalidad en todas las minas. Las violaciones a las leyes y normas de seguridad e higiene deben ser castigadas. Es el único camino que permitirá acotar y controlar los riesgos inherentes a la extracción de minerales para no violentar ni la salud, ni la integridad física de los trabajadores, ni la seguridad y estabilidad de sus familias.

ACCIONES

En esta Campaña, continúa el comunicado, invita a sumarse a un frente de protesta y resistencia sostenido “Por una cuerda de vida para los mineros del carbón y sus familias”, que inicia con acciones en torno al segundo memorial.

La Familia Pasta de Conchos hace este llamado concretamente a las familias trabajadoras de México y el mundo; a las organizaciones civiles y sociales; a los sindicatos y organizaciones de trabajadores comprometidas con la seguridad y la vida de éstos y sus familias; a las empresas socialmente responsables que han mostrado sensibilidad ante los atropellos por la negligencia industrial y la complicidad estatal y sindical; a las instancias internacionales de lucha y de defensa de los derechos humanos, a las iglesias y confesiones religiosas preocupadas por la justicia social y el bien común, así como a la ciudadanía solidaria.

Entre dichas acciones mencionan una gira internacional, en la que se establecerán contactos con sindicatos y organizaciones de derechos humanos, mineros, empresarios y medios de comunicación, así como el fortalecimiento de los vínculos y definición de estrategias comunes de acción con las redes internacionales ya establecidas.

También tendrán encuentros informativos con parlamentarios europeos, representantes de las Iglesias y diversos grupos empresariales, diálogo con instancias internacionales de derechos humanos, acciones de protesta solidaria articulada pacífica nacional e internacional y jornadas ecuménicas de oración.

Celebrarán una eucaristía el 19 de febrero –a dos años del accidente– fuera de las instalaciones de Industrial Minera México a las 12:00 de día en Campos Elíseos 400, Colonia Polanco, como se ha venido realizando mes con mes desde que IMMSA suspendió unilateralmente y sin ningún fundamento técnico el rescate.

Y, a las 17:00 horas del mismo día, harán a una marcha del Monumento a la Revolución al Zócalo en donde se realizará un memorial para hacer valer el derecho humanitario inherente a todos los seres humanos: enterrar a los muertos, conforme a nuestras creencias y costumbres.

“Y ejercer juntas, las familias y la sociedad el derecho que tenemos a saber la verdad, para que, con ese fundamento garanticemos la vida, la seguridad y la integridad de todos los trabajadores y sus familias”.

AGRAVIOS

La familia Pasta de Conchos asegura que a casi dos años del siniestro en la Mina 8 no han entregado los cuerpos, porque ni IMMSA, ni el Estado, ni el Sindicato, han cumplido lo que lo que por ley están obligados a hacer para no tener que asumir las responsabilidades por la muerte de los mineros. Sus componendas y complicidades, dicen, nos pretenden dejar en estado de indefensión.

En un recuento de los agravios, recuerdan que la empresa declaró: “Cumplimiento escrupulosos de todas las prestaciones y obligaciones de ley y del contrato colectivo de trabajo” (boletín de prensa del 27 de febrero de 2006, emitido por IMMSA), pero a dos años del siniestro, las familias no tienen pensión ni servicios médicos por que la empresa se amparó para no pagar lo ordenado por el Seguro Social.

La empresa se comprometió por escrito, y lo publicó en desplegados, infinidad de veces: “que cubriría el triple salario integrado de los mineros fallecidos en tanto se inicie el pago de las pensiones del IMSS”. Pero el viernes 2 de marzo del año 2007 IMMSA dejó de hacer el pago a las familias pues argumentaron que ya habían pagado lo suficiente.

Por su parte, el gobierno del estado de Coahuila, la empresa y algunas empresas privadas se comprometieron a entregar una vivienda a cada una de las familias afectadas y a dos años las viviendas no han sido entregadas, están cuarteadas y algunas se inundaron.

También el Gobierno del estado emitió dos actas de defunción ilegales por cada uno de los mineros que continúan sepultados en Pastas de Conchos, certificando las causas de muerte.

GOBIERNO FEDERAL

En el ámbito federal, la Contraloría Interna de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social no ha terminado la investigación sobre la responsabilidad de los funcionarios y por tanto, a dos años, no se han fincado responsabilidades. Asimismo la misma STPS no ha dado cumplimiento a la recomendación 26/2006 (17 julio 06) emitida por la CNDH.

La Procuraduría General de la República no ha concluido la investigación abierta para determinar las responsabilidades en el siniestro de Pasta de Conchos ni ha dado respuesta a la denuncia interpuesta contra el secretario del Trabajo, Javier Lozano, por abuso de autoridad, al difamar públicamente a dos de los asesores de la Familia Pasta de Conchos.

La Secretaría de Economía “sancionó” a la Empresa por desacatar la orden de restablecer la seguridad en la mina, suspendiendo de manera definitiva la exploración y explotación de carbón únicamentedonde están los restos de lo mineros atrapados.

La Dirección General de Inspección Federal del Trabajo y el XV juzgado de distrito de la Ciudad de México determinaron que las familias no tienen interés jurídico y en los términos en que está planteado, ni siquiera los mineros muertos pueden reclamar justicia por los actos de gobierno. Argumento que ha retomado IMMSA para impedir que las familias presenten ante un juzgado de circuito las pruebas periciales que demuestran que el rescate es posible.

EL SINDICATO

La STPS y el Sindicato Minero se han sentado a negociar, y en la conflictiva agenda que tendrán que resolver, dice el comunicado, establecieron analizar todo el asunto de Pasta de Conchos. En este punto, ningún acuerdo que postulen es viable, ni moralmente justo, sin la participación y actuación de la Familia Pasta de Conchos y su equipo de asesores.

El sindicato minero de ninguna manera puede atribuirse la representación de las familias, porque jamás asumió su responsabilidad frente a la muerte de nuestros familiares –aclara el comunicado– a quienes supuestamente representaba y defendía, razón por la cual cuenta únicamente con dos familiares en sus filas.

La Familia Pasta de Conchos, representa 615 familiares directos y es la única afectada y moralmente acreditada para resolver de manera justa y en apego al respeto de nuestros derechos humanos, toda la problemática que han acrecentado y exacerbado con sus silencios, sus acciones y sus decisiones.

Firman el comunicado la Familia Pasta de Conchos; Equipo Nacional de Pastoral Laboral; Red de Derechos Humanos Todos Los Derechos Para Todas y Todos; Centro de Estudios Ecuménicos; Servicios y Asesoría para la Paz (Verapaz); Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina (Sicsal); Centro de Derechos Humanos Fray Juan Larios; Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal); Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, el Centro Fray Francisco De Vitoria OP AC; Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos) y Observatorio Eclesial.

08/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content