Inicio » Pasta de Conchos: viudas no gozan de “indemnización generosa”

Pasta de Conchos: viudas no gozan de “indemnización generosa”

Por Gladis Torres Ruiz

La viudas y familiares de los trabajadores muertos por la explosión en la mina Pasta de Conchos lamentaron las declaraciones del vocero de Grupo México, Salvador Rocha Díaz, en las que asegura que el movimiento de viudas y deudos comenzó a debilitarse debido a que muchas ya están gozando de la indemnización generosa que ofreció la empresa.

En un comunicado, la Familia Pasta de Conchos, integrada por familiares de los mineros y organizaciones solidarias, señala que Grupo México persiste en la mentira: “no han cumplido los compromisos, la empresa no ha entregado a las familias ninguna indemnización”.

Explican que tampoco cuentan con pensiones, ni servicios médicos, porque la empresa se amparó contra los laudos para evitar el pago de dichas pensiones e indemnizaciones. Y hace un año también dejó de entregarles a las familias los triples salarios a los que se había comprometido hasta que se entregaran las pensiones.

Por tanto, dice la Familia Pasta de Conchos, resulta absolutamente ofensivo y denigrante que se atreva a afirmar que las familias gozan de las generosas indemnizaciones que entregó la empresa.

Tal vez, dice el comunicado, Salvador Rocha pretenda hacer referencia a lo anunciado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) el 17 de febrero, pues había convenido con la empresa una ayuda humanitaria de 80 mil pesos por familia.

“Cantidad que se ha entregado a las familias para acallar el escándalo de que las familias están en absoluto desamparo”, afirma.

Sin embargo, es denigrante que afirme que están gozando de dicha cantidad, si durante un año no han tenido ningún ingreso, debido precisamente a las argucias legales y por la protección del Estado, de lo cual se vale la empresa para no asumir su responsabilidad con la protección.

Solicitaron nuevamente al titular de la Secretaría de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, que dé respuesta a su solicitud de que un grupo de peritos independientes realice una inspección de la mina, para que se verifiquen las condiciones de está. Y para que, después de realizarse la evaluación, se determine la viabilidad de su demanda: el rescate de los restos de sus familiares que permanecen en la mina desde febrero de 2006.

Detallan que no solicitan que continúe en este momento el rescate de los cuerpos, sino que se practique una inspección ocular, “guiada por expertos en minas que han manifestado su disposición y capacidad para esta tarea”, que verifique en campo las condiciones reales de la mina, para establecer las medidas necesarias que reviertan las condiciones de seguridad adversas que presumiblemente se pudieran encontrar, así como el costo y tiempo aproximado del rescate.

TÉCNICA Y VOLUNTAD POLÍTICA

La Familia Pasta de Conchos recuerda en su comunicado que ha citado públicamente a la empresa para establecer un diálogo técnicamente sustentado sobre el estado de la mina y el rescate y no han dado respuesta.

El dictamen elaborado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, asegura el comunicado, descansa sobre supuestos porque la empresa, igual que al Sistema Geológico Nacional, a la misma STyPS y a la Secretaría de Economía, les niega información fundamental.

“Entrega documentación elaborada por ellos mismos. Incluso, cuando el ingeniero José Luis Fernández Zayas les solicitó unos mapas, dijeron que no los tenían porque las viudas les habían robado las computadoras”, señala el comunicado.

“No han exhibido nunca pruebas de que su dicho tiene sustento y se niegan sistemáticamente a cooperar para que las familias terminen de una vez por todas con este ya prolongado duelo”.

Por ello, anuncian que llevarán el caso a los tribunales internacionales y que continuarán con sus campañas para que las y los clientes, proveedores y la sociedad nacional e internacional sepa de la violencia y la mentira con que han sido tratados los familiares víctimas de está empresa y del Estado.

LAS MINAS DEL CARBÓN

La historia de las minas en la zona carbonífera de Coahuila, la más importante del país, tiene una historia negra, tan sólo en 2006 murieron en esta región 71 hombres: 65 de ellos en la mina de carbón número 8 de Pasta de Conchos; en febrero del mismo año, un rescatista y otras cinco personas en los llamados pocitos de carbón, según información de Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

La falta de seguridad fue la causa real del fallecimiento de los mineros, coinciden mineros, sus familias, expertos, ONG solidarias e iglesias. Algo similar a lo que ha sucedido en la historia de poco más de 100 años en la región carbonífera del estado, que incluye a este municipio y a otros como Sabinas, Múzquiz, Juárez y Progreso.

Zona en la cual, según datos de la Cámara Minera de México (CMM), se producen 15 millones de toneladas de carbón al año, aunque sus habitantes viven una contradicción entre las empresas que crecen y se enriquecen con la producción de carbón y los mineros sujetos a una explotación permanente: sin seguridad en el trabajo y con sueldos de 400 pesos semanales.

Por ello, a más de dos años de la muerte de los 65 trabajadores de Pasta de Conchos, la exigencia de las familias y los organismos sociales sigue siendo la misma, que les entreguen los cuerpos aún atrapados entre la tierra y se castigue a los culpables.

08/GT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: