Inicio Pérdida de soberanía alimentaria expresión más severa de pobreza

Pérdida de soberanía alimentaria expresión más severa de pobreza

Por la Redacción

La feminización de la agricultura se demuestra en el hecho de que las mujeres de los países pobres producen el 80 por ciento de los alimentos en sus naciones, y el 50 por ciento en todo el mundo, aseguró ayer Ursula Oswall en su ponencia Soberanía Alimentaria y Género: Paradigmas del Altermundismo.

A pesar de que las mujeres se han convertido en las productoras del sustento del mundo, ejemplificó durante su participación en el Encuentro Social Europa, América Latina y el Caribe, Enlazando Alternativas, que en el caso de México, sólo 17 por ciento de ellas cuentan con derechos sobre la tierra.

La académica recordó que uno de los factores determinantes de esta emergencia femenina en el campo mexicano ha sido la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), que en diez años ha generado el desplazamiento de aproximadamente un millón 780 mil campesinas y campesinos, pues se calcula que dos de tres labriegos viven debajo del nivel de pobreza extrema.

Además de las migraciones, otro de los efectos del TLCAN, ha sido la pérdida de la soberanía alimentaria por importación de granos. Esto es, del 100 por ciento de la producción de granos en el mundo, sólo el 36 por ciento se destina a consumo humano.

Definida como “el derecho de una nación, una comunidad o una familia de contar con el alimento suficiente, permanente, de buena calidad y culturalmente aceptado”, la pérdida de la soberanía alimentaria es una de las expresiones más severas de la pobreza.

Según cálculos que se realizan en el documento de referencia, el maíz descendió su producción en 64 por ciento entre 1985 y 1999, en tanto que el fríjol lo hizo en 46 por ciento.

De hecho, a diferencia de la agricultura norteamericana que es subsidiada con alrededor de 21 mil dólares por hectárea (242 mil 760 pesos mexicanos, aproximadamente), en el caso de México la cifra es de apenas 700 dólares por hectárea (8 mil 092 pesos mexicanos aproximadamente).

El resultado es que el 95 por ciento de la soya, el 58.6 por ciento del arroz, el 49 por ciento del trigo, el 25 por ciento del maíz y el 40 por ciento de la carne, son importados, lo que representa un gasto de 78 mil millones de dólares en estos rubros.

“La pobreza no es neutral; es resultado de una injusta distribución de los recursos, y se manifiesta en la pobreza extrema”, indica la ponencia presentada durante el Encuentro.

En el Encuentro Social Europa, América Latina y el Caribe, Enlazando Alternativas que se realiza en la ciudad de Guadalajara, previo a la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe-Unión Europea (ALCUE), Oswall señaló que la desigualdad alcanza a las mujeres en prácticamente todas las esferas.

Así, de acuerdo a la ponente, el 50.3 por ciento de la población mundial son mujeres y 70 por ciento se encuentra en pobreza extrema, en tanto que 68 por ciento (aproximadamente 300 millones) no tienen acceso a la educación.

Su representación en parlamentos es del 12 por ciento pero su carga de trabajo, comparada con la de los varones, es 113 por ciento mayor.

El Encuentro Social Europa, América Latina y el Caribe, Enlazando Alternativas se desarrolla en la ciudad de Guadalajara, Jalisco del 25 al 29 de mayo.

2004/BJ/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content