Inicio Perito de Pemex exculpa a la empresa de lesión de enfermera

Perito de Pemex exculpa a la empresa de lesión de enfermera

Por Hypatia Velasco Ramírez

El doctor Prisciliano Domínguez González, perito del Hospital de Petróleos Mexicanos (Pemex), dictaminó esta semana que no puede valorar el grado de incapacidad de la enfermera Martha Carrillo –quien sufrió una lesión en el hombro izquierdo mientras movilizaba a un paciente, dentro de la guardia que realizaba en el Hospital de Pemex en 1996– y que su padecimiento no fue causado por un accidente de trabajo.

Este dictamen es parcial y una evidente falta de ética, dijo a Cimacnoticias Eduardo Díaz Reguera, abogado de Martha, quien el lunes pasado recibió los resultados del peritaje médico realizado a la enfermera hace más de dos meses.

Díaz Reguera manifestó su molestia pues Domínguez González negó en su peritaje saber el origen del padecimiento de Martha, aún cuando él mismo afirmó haber revisado el expediente de la enfermera, documento en el cual, a decir del abogado, se especifican las causas del padecimiento que hoy tiene en su hombro izquierdo.

Y aunque aceptó que Martha tiene cierto grado de incapacidad, señaló que éste no había sido provocado por un accidente de trabajo.

Luego de que Martha se lesionó, le fueron practicados exámenes que diagnosticaron la ruptura del ligamento, por lo cual fue sometida a una operación dentro del Hospital de Pemex, pero en lugar de beneficiarla le provocó una “distrofia simpática refleja”, incapacitándola para laborar, indica Díaz Reguera.

No obstante, el Hospital dejó de pagarle su salario y las prestaciones que le correspondían, y además le negó en el año 2000 el servicio médico que Pemex tiene obligación de otorgar a sus trabajadoras y trabajadores como lo establece el Contrato Colectivo de Trabajo.

El perito médico de Pemex –reitera enérgico el abogado–, aunque acepta que la enfermera sufre un padecimiento de su hombro izquierdo, negó conocer su origen, a pesar de que él mismo la revisó y leyó su expediente. Sin embargo, sí aseguró que no había sido provocado por un accidente laboral.

Asimismo, apuntó que al no tratarse de un accidente de trabajo no puede valorar el grado de incapacidad de la enfermera, aún cuando determinó que la escala de evaluación de la fuerza muscular del hombro de Martha es de 4 grados (el nivel normal es de 5 grados) y especificó que sufre de una “limitación funcional relativa del hombro izquierdo”.

“Si fuera o no fuera un accidente de trabajo él (el médico perito) tiene que determinar el grado de incapacidad y no lo hizo”, señaló.

Por ello, explica Díaz Reguera, en el acta de la audiencia manifesté que el dictamen de Pemex era muy parcial pues en el expediente de Martha se especifican todos sus antecedentes y el médico Prisciliano Domínguez, “sin ética y profesionalismo dijo que no conoce la causa que dio origen al padecimiento y que no puede determinar el grado de incapacidad porque no es un accidente de trabajo”.

“Y tampoco respondió si era apta para laborar o no, únicamente se limitó a decir que actualmente no está trabajando. Yo no le pregunté si estaba o no trabajando, le pregunté si era apta para hacerlo”, enfatizó.

Fue así como el perito de Pemex señaló en las conclusiones médico-legales que el padecimiento de Martha es de naturaleza ordinaria, es decir, no es un accidente de trabajo, por lo que no es susceptible de evaluación.

PRESENTARÁN DENUNCIA

Ante ello, Díaz Reguero dijo que presentará una denuncia contra el arbitraje médico por “parcialidad y total evasiva en sus respuesta”, pues al determinar que no hay incapacidad derivada de un accidente de trabajo, pretende que se absuelva la pena.

Y debido a que tanto el médico de Pemex, como el presentado por Díaz Reguera no coinciden en los resultados periciales, el abogado solicitó el nombramiento de un perito tercero en discordia. Dicho peritaje se llevará a cabo el próximo 3 de diciembre y los resultados se darán hasta el 25 de febrero de 2008.

Para Díaz Reguera, de esta manera y con un “médico falto de ética, Pemex se lava las manos” en el accidente de Martha Carrillo.

Luego de 11 años de lo ocurrido Martha aún no puede laborar y hoy sufre una atrofia derivada del hombro izquierdo que no le permite equilibrarse. Además presenta una inflamación pronunciada debajo del seno izquierdo.

Y aunque se hace necesaria la atención médica, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) a donde fue canalizada por un médico para realizarle estudios, programó su cita para el 25 de mayo de 2008, es decir, debe esperar medio año para ser atendida.

07/HVR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content