Inicio » Perspectiva de género en educación superior

Perspectiva de género en educación superior

Por Adriana Rodríguez González

Académicas de Latinoamérica y Europa coincidieron en que resulta urgente aplicar una perspectiva de género y brindar apoyo a las estudiantes universitarias, con el fin de que su condición no sea de rezago frente a los varones que generalmente ocupan puestos superiores, señalaron.

Reunidas en un Coloquio sobre Educación Superior en la Ciudad de México, expertas en el tema indicaron que la falta de estímulos y modelos a seguir son algunos de los factores que provocan la baja cifra de académicas en las diversas áreas de estudio, a pesar de registrar un mejor rendimiento y menor deserción, incluso en aquellas carreras denominadas “tradicionalmente femeninas”.

De hecho, en algunos casos, según informaron, se han registrado retrocesos.

Una de las problemáticas que encontraron las investigadoras respecto al escaso desarrollo de las mujeres en la docencia es la fuerte presión social.

Un ejemplo de lo anterior es la maternidad. Las profesoras se sienten presionadas, sin un límite claro de tiempo, a lo que hay que agregar que los colegas se muestran escépticos al plantearse que una madre de familia pueda desempeñar de manera eficaz sus actividades.

Sobre este tema, Judith Bokser, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) apuntó que, de acuerdo al Programa Universitario de Estudios de Género de esta máxima casa de estudios, existen grandes transformaciones respecto al incremento de la presencia de las mujeres, pero también hay exclusiones y comportamientos de ascendencias jerárquicas que han sido difíciles de superar.

La directora general de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECyT), Eulalia Pérez Sedeño, indicó que a pesar de que en distintos países el ingreso de mujeres en las diversas áreas ya supera el 50 por ciento, excepto las ingenierías, se observa un descenso en su intervención a medida que asciende su carrera profesional, específicamente al llegar al doctorado.

Por su parte, Martha Zapata, maestra de la Universidad Libre de Berlín, detalló que a principios de la década de los 80 había un 4 por ciento de catedráticas, y en el 2000 había aproximadamente un 10 por ciento. Actualmente, añadió, a raíz de los cambios de reestructuración de los estudios así como de los puestos académicos se tiene un 28 por ciento.

La doctora Paola Bergallo, de la Universidad de Buenos Aires, señaló que durante su trayectoria en dicho instituto, específicamente la carrera de Derecho, ha encontrado que a pesar de que el 50 por ciento de las estudiantes se graduó en la década de los setenta, actualmente ocupan puestos de inferior rango respecto a sus colegas varones.

Es por ello, que esta universidad latinoamericana ha sumado esfuerzos para crear conciencia sobre la aportación que pueden dar las futuras abogadas en los puestos gubernamentales.

Finalmente, concluyeron que no dar el apoyo necesario a las docentes representa la pérdida de millones de talentos que pueden contribuir al desarrollo de todos los países.

07/ARG/ML/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: