Inicio Pescadoras chilenas forman sindicato

Pescadoras chilenas forman sindicato

Por la Redacción

Un grupo de 35 mujeres de Pichilemu, localidad ubicada a 845 kilómetros al sur de la capital chilena, creó un sindicato de pescadoras para obtener sus propios recursos y dejar de depender de sus maridos, impulsar su desarrollo personal y acceder a capacitación.

La asociación cuenta con mujeres que bucean, otras pescan mar adentro y algunas recolectan algas. Pero el camino no es ni ha sido fácil. Relatan que han luchado contra viento y marea.

Ellas acompañaban a sus esposos en busca de zonas marinas no explotadas y dejaban temporalmente sus casas e hijos, pero no recibían una remuneración por el trabajo realizado.

“Cuando estábamos con nuestros maridos trabajábamos a la par con ellos y no veíamos ni un peso. Decidimos no ser más sus sombras y así creamos el grupo”, relató la presidenta del Sindicato de Mujeres Pescadoras, Sonia Mella.

“Según los otros sindicatos de hombres, no nos metíamos al mar. Pero eso no es así, muchas somos esposas de los pescadores y hemos trabajado a la par”, comentó una de las pescadoras, Olga Cornejo.

Ante esta situación, decidieron formar una organización mediante la cual recibieron 92.5 hectáreas para explotar productos del mar en el sector La Puntilla.

“Fue difícil conseguir esta zona de manejo. Teníamos otra en la Punta de Pichilemu que cuidamos casi durante un año, pero se la dieron a un sindicato de hombres. Así que tuvimos que renunciar”, agregó Mella.

Aunque cuentan con apoyo de las autoridades, reconocen que uno de los principales desafíos fue convencer a sus esposos de que trabajando solas les iría bien.

Tal es el caso de Sonia, quien comentó: “Yo era muy hogareña, y de repente me convertí en presidenta de una agrupación que me obliga a estar en la calle la mayor parte del día; eso no le gustó a mi esposo. Pero cuando se dio cuenta de que estábamos logrando nuestros objetivos, cedió bastante”.

Asimismo, otra de las integrantes de la asociación, Sandra Cáceres, explicó: “Al principio (los maridos) fueron bastante conflictivos, pero ahora no tenemos problema con ellos”.

Pese a los logros de este grupo de pescadoras, las dificultades con el sexo opuesto no quedaron resueltas, ya que aún deben enfrentar el machismo reinante en las caletas.

Al respecto, Sonia comenta: “Con los otros pescadores hemos tenido muchos problemas. Hay conflictos que no van a terminar nunca”.

Para la presidenta del sindicato, el principal motivo de los enfrentamientos es que los pescadores se enojan por los triunfos que ellas han tenido.

Según la presidenta del sindicato, las integrantes de éste tienen claro lo que quieren y lucharán por ello. “Lo primero es impulsar el área de manejo, incrementar su productividad y demostrarle a los hombres que nos decían que ni siquiera nos mojábamos los pies, que somos capaces de administrar bien el sector que nos dieron”, concluyó.

04/SEM/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content