Inicio Piden personas con discapacidad que las leyes se cumplan

Piden personas con discapacidad que las leyes se cumplan

Por Livia Díaz


Las leyes que favorezcan a las personas con discapacidad “serán bienvenidas”, pero lo más importante es que gobierno y sociedad sean sensibles ante nuestra problemática y las hagan cumplir, coincidieron integrantes del Grupo Superación Discapacitados.

Ante la posibilidad de que se otorguen estímulos fiscales a las empresas que contraten a personas con discapacidad, Graciela Hernández Sánchez y Joel García Cobos, del Grupo Superación Discapacitados de esta ciudad, dijeron que las leyes son bienvenidas siempre y cuando se cumplan.

Graciela Hernández recordó que las personas con discapacidad o con capacidades diferentes, difícilmente pueden obtener un empleo, ya que son marginados en muchos aspectos, como la atención médica y de rehabilitación, educación o capacitación para el trabajo, lo que hace impide abrirse camino en la vida.

Todo ello, añadió en entrevista, a pesar de que existen leyes que nos protegen, el problema es que pocas personas las respetan, “más que leyes, queremos que cumplan las que ya tenemos”, apuntó.

Graciela agregó que muchos acuerdos establecidos no se cumplen y citó como ejemplo el transporte público que carece de grúas especiales para que las personas que utilizan sillas de ruedas puedan subir a un autobús, tampoco hay rampas en las calles que permitan transitar con libertad.

Al igual que Joel García, Graciela celebró que se otorguen estímulos fiscales a los empleadores, pero aún son insuficientes las acciones que el gobierno y la sociedad hacen por la población con alguna discapacidad física o mental.

García dijo que las autoridades hacen planes presupuestales pero dejan de lado a la minoría que representan las personas con capacidades distintas, lo que limita su desarrollo y los margina de manera permanente.

Graciela señaló que las personas con discapacidad pueden desarrollar diversas habilidades y valerse por sí mismas, sin embargo, dentro de la familia están las primeras barreras y ejemplificó los casos de Jorge y Elvia, ambos con discapacidad a raíz de una meningitis cuando eran pequeños.

Actualmente, Jorge de 44 años de edad es comerciante, vende artículos por catálogo, estudió y fue scout durante diez años; mientras que Elvia, que tiene 29, toda su vida estuvo sentada en un sillón sin ninguna posibilidad de desarrollar sus habilidades.

Para las personas con discapacidad, no sólo hay dificultades para contar con escuelas especializadas o centros de capacitación para el trabajo, simplemente ir al cine está prohibido por la falta de accesos adecuados.

“La discapacidad no viene sola, viene con problemas familiares y no hay un desarrollo normal e iguales oportunidades en las familias”, acotó Joel.

Recordó que cuando enfermó hace unos 20 años, el diagnóstico de su médico fue “bueno para la vida”. Y al pedir su mamá la aclaración a ese diagnóstico, el médico le dijo “bueno para comer, vivir. Cómprele una televisión bien grande y una videocasetera”.

Joel asegura que incluso el médico aconsejó a la familia que cada día le dieran menos comida “como quien dice para que muriera”, recuerda, quien hoy puede decir que venció el diagnóstico médico y lo convirtió en “realmente bueno para la vida”.

2005/LD/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content