Inicio » Pobreza y baja escolaridad disparan VIH en jóvenes dominicanas

Pobreza y baja escolaridad disparan VIH en jóvenes dominicanas

Por Mercedes Alonso
jovenes13cesarmartinezlopez

La feminización del Sida es una realidad en República Dominicana, donde la enfermedad impacta sobre todo a las mujeres más jóvenes y con bajo nivel educativo.
 
Así lo informó Alejandrina Germán, ministra de la Mujer del país caribeño, al inaugurar el Octavo Seminario Políticas Públicas, Género, Mujer y VIH-Sida, que durante los días 23 y 24 de octubre tuvo lugar en esta capital dominicana.
 
Coordinado por la Dirección de Salud, Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos del Ministerio de la Mujer, el evento contó con intervenciones del personal técnico de esa área; autoridades nacionales y organismos internacionales vinculados al tema, así como de organizaciones civiles y mujeres políticas.
 
El encuentro estuvo encabezado por Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), y Bethania Betances, representante del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida).
 
La violencia contra las mujeres, basada en su condición de género ha incrementado su vulnerabilidad para adquirir VIH, al tiempo que esta realidad las discrimina aún más, dijo Bethania Betances durante su exposición titulada “Vínculo de la violencia basada en género y VIH”.
 
En conversación con SEMlac, la representante de Onusida precisó que las mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas tienen más riesgo de adquirir el VIH. “Están más propensas a sufrir discriminaciones y también se consideran culpables”, explicó.
 
Ante la necesidad de intensificar los programas de protección contra la violencia sexual y el acceso a servicios universales integrales, la especialista propuso “acciones traducidas en inversiones financieras programáticas, capaces de transformar normas de género perjudiciales y visibilizar más la voluntad política en su ejecución”.
 
Para Michel Sidibé, director ejecutivo de Onusida, “la única manera de crear un cambio social es a través de la no violencia”.
 
Aunque preocupa en el país la situación de los costos y distribución de medicamentos y antirretrovirales, el director ejecutivo del Conavihsida, Víctor Terrero, aseguró que actualmente el Estado dominicano ayuda a satisfacer esta demanda y los garantizará totalmente en 2015.
 
Recordó que trabajan en el anteproyecto de la Ley Antiestigma y Discriminación en la República Dominicana, pieza legislativa enfocada a que las personas con VIH no sean excluidas por ser portadores del virus o por su preferencia sexual.
 
Si bien las dominicanas han logrado importantes conquistas en múltiples sectores de la vida nacional, la ministra Alejandrina Germán insistió en las afectaciones que se mantienen por razones de inequidad y desigualdad, que las hace más vulnerables ante condiciones que afectan su salud y desarrollo individual, como es el caso del contagio con VIH.
 
Se refirió la titular a la interrelación mostrada por estudios internacionales y nacionales acerca de la violencia contra las mujeres y el VIH/Sida, “por lo que este vínculo es uno de los ejes contenidos en los trabajos que estamos realizando desde el Ministerio de la Mujer con el apoyo del Conavihsida”, precisó Germán a SEMlac.
 
Ese ministerio ha integrado planes estratégicos y operativos en el abordaje del VIH como tema prioritario en el proyecto “Hacia Políticas Públicas Integrales e Integradas: Por el Derecho de las Mujeres a la No Discriminación, Prevención y Atención en Materia de VIH y Sida”, cuyo propósito es lograr que “la respuesta nacional a la epidemia tenga enfoque centrado en los Derechos Humanos y con perspectiva de género”, apuntó.
 
EDUCACIÓN: VACUNA SOCIAL
 
Bajo el lema “Trabajando por la igualdad y la equidad”, en el encuentro intervinieron voces como las del titular de la Dirección General de Control de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (Digescitss), Luis Ernesto Feliz Báez, quien expuso detalles que distinguen la infección para uno y otro sexo.
 
Aunque los hombres resultan más vulnerables al VIH, según el orden cromosómico, la carga viral de ellas suele ser mayor por ser las receptoras del semen. “Sin embargo, es la vulnerabilidad social la que más afecta a las mujeres”, observó Feliz Báez.
 
“Sobre todo las de escasa o ninguna educación y menor remuneración salarial. Todo esto limita su capacidad de negociación en la pareja y aumenta los riesgos. La educación es la única vacuna social con que cuenta el mundo para combatir el VIH”, sentenció el director de Digescitss.
 
Las consultora Alina Ramírez indicó que de las más de 45 mil personas con el virus en Dominicana, 51 por ciento son mujeres, y la epidemia se denomina “concentrada”, no generalizada, pues su prevalencia se observa muy alta en algunos sitios; pero baja en otros.
 
Carmen Doñé, encargada de la oficina provincial de la Mujer en San Cristóbal, a 26 kilómetros de la capital, conversó con SEMlac sobre la gran preocupación que impera en ese territorio debido al alto número de personas con VIH, sobre todo jóvenes y adolescentes.
 
“Pese a que reciben los medicamentos gratuitos y los antirretrovirales en el hospital regional Juan Pablo Pina, son más susceptibles a complicaciones debido a su condición de extrema pobreza, que limita su recuperación y expande los contagios”, explicó.
 
“Se necesitan programas más fuertes y continuos que den seguimiento a estos pacientes; sobre todo debemos efectuar más encuentros con la población joven para que aprenda cómo cuidarse en sus relaciones sexuales, que sepa utilizar condones y tenga conciencia de la enfermedad”.
 
Doñé mencionó la limitación de recursos como factor principal que impide llegar a cada rincón de la provincia: “Necesitamos sensibilizar a las adolescentes, sobre todo, y por eso preparamos charlas de educación sexual y reproductiva para menores de 19 años; pero no podemos abarcar a la mayoría de los centros educativos, iglesias e instituciones. A veces les atendemos en nuestras propias casas, pero no es suficiente. Ni siquiera se conoce bien el número exacto de casos”.
 
OBSTÁCULOS
 
Carmen Pérez, del Ministerio de la Mujer, dialogó con SEMlac sobre los principales obstáculos que enfrenta la sociedad dominicana para el abordaje de la problemática:
 
“Faltan compromisos y voluntad política. No son suficientes los recursos, ni existe la sensibilización sobre género. Tampoco contamos con un personal de recursos humanos capacitado y ni hablar del clientelismo, ése por el cual los políticos prefieren acciones puntuales que cosechan votos y lo demás queda como perspectiva para ser cumplido a largo plazo”, subrayó.
 
A lo anterior se suman los vacíos legales y reglamentarios que debilitan la protección de víctimas de violaciones sexuales, trata y tráfico de personas; lo que incrementa las manifestaciones de violencia contra las dominicanas y su propensión a adquirir el VIH o padecer Sida.
 
La ministra Alejandrina Germán concluyó: “Podemos hacer todos los esfuerzos posibles; pero no vamos a superar este problema si no educamos y pasamos del discurso a la acción”.
 
14/MA/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: