Inicio Poca capacidad del Sector Salud para atender CaMa

Poca capacidad del Sector Salud para atender CaMa

Por la Redacción

A pesar de que el cáncer de mama (CaMa) es un problema de salud pública que va en aumento, la Encuesta Nacional de Salud Pública 2012 (Ensanut) indica que los servicios públicos de salud sólo tienen capacidad para atender al 24.7 por ciento de la población de un total de 14 millones de mujeres que deberían ser atendidas por ese mal.
 
En 2010 se registraron 5 mil 62 muertes por CaMa. Desde 2006 las cifras de muerte por este flagelo rebasaron las de fallecimientos por cáncer cérvico uterino (CaCu), y se han ido incrementando.
 
En 2006 hubo 4 mil 200 muertes y en 2008, 4 mil 446. El CaMa es la cuarta causa de muerte en mujeres de entre 15 y 64 años de edad.
 
La cobertura de mastografías en los últimos dos años es mayor en el grupo de mujeres de 50 a 69 años que entre el grupo de 40 a 49 años, y es el IMSS el que registra mayor número de reportes por derechohabiente: 39.1 por ciento del total de exámenes.
 
En tanto, el CaCu es una enfermedad curable si se atiende en las primeras etapas, sin embargo las muertes contabilizadas por este padecimiento en 2010 ascienden a 3 mil 959.
 
Un mal diagnóstico contribuye en gran medida a ello, puesto que existe una elevada proporción de resultados falsos negativos (significa que las células malignas están presentes en el cérvix, pero la muestra fue clasificada como normal), y cerca de 60 por ciento de los casos positivos no tiene un seguimiento adecuado.
 
La prevalencia de la prueba de papanicolau se ha incrementado con respecto a 2008 en mujeres de 25 a 64 años. La encuesta indica que hace cuatro años se registró un 7.9 por ciento menos que en 2012.
 
El examen de papanicolau muestra una menor cobertura en el grupo de mujeres que va de los 25 a 64 años. Un 49 por ciento de ellas no cuenta con seguridad social.
 
Según la Ensanut, otras pruebas también pueden contribuir efectivamente a la oportuna detección del cáncer. La prueba del virus de papiloma humano (VPH) ha demostrado disminuir las causas de muerte por CaCu en 48 por cierto y la auto toma vaginal podría incrementar la participación de mujeres en la detección del cáncer hasta 3.4 veces más que en la prueba de papanicolau.
 
Entre las recomendaciones de la encuesta están hacer la auditoría de las mujeres que mueren por CaCu para corregir las fallas del sistema; así como fortalecer las Unidades de Especialidades Médicas, y “pasar de esquemas de tamizaje oportunista a esquemas de tamizaje organizado”, es decir; que se realicen pruebas tempranas de detección y prevención del cáncer no sólo cuando se encuentre en una etapa avanzada.
 
Igualmente, se deben mejorar las estrategias de acción para constituir proyectos organizados para la prevención y oportuna detección, impulsando la calidad y la universalización de los servicios médicos, sin dejar de lado a los sectores más desprotegidos.
 
12/MMS/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content