Inicio Presionada por AI, Canadá asignará recursos para buscar indígenas desaparecidas

Presionada por AI, Canadá asignará recursos para buscar indígenas desaparecidas

Por María de la Luz González

El gobierno canadiense anunciará esta semana la asignación de cinco millones de dólares destinados a reducir en los próximos cinco años los índices de mujeres aborígenes asesinadas o desaparecidas.

De acuerdo con informes de la prensa canadiense la ministra Liza Frulla, responsable de los asuntos canadienses de mujeres, anunciará en los próximos días el plan de cinco años con un presupuesto que, de acuerdo con la Asociación de Mujeres Nativas de Canadá (AMNC), es necesario para enviar un mensaje vital.

“Hay una percepción de que el valor de la mujer aborigen en Canadá es menor al de cualquier otra mujer canadiense; se cree que somos blancos fáciles y que nada ocurrirá si alguien decide hacernos daño”, dijo la directora ejecutiva de la AMNC, Sherry Lewis, a la agencia Canadian Press (CP).

Informó que su grupo empleará el dinero para reunir historias sobre mujeres desaparecidas y mostrar lo que las leyes, los procedimientos policiacos, los refugios y la educación pública pueden hacer para disminuir el problema.

“En Canadá tenemos mujeres en peligro y no hay instancias públicas que hagan algo al respecto”, dijo Lewis, quien quiere demostrar que el abusivo legado de las residencias escolares indias, combinada con la discriminación legalmente mantenida en la Indian Act, ha ayudado a hacer a las mujeres nativas especialmente vulnerables.

De acuerdo con la información de CP, Amnistía Internacional (AI) reportó el año pasado el toque de racismo y sexismo que tienen las investigaciones policiacas sobre mujeres nativas asesinadas o desaparecidas. Los investigadores pasaron más de seis meses hablando con familiares de víctimas, líderes aborígenes y especialistas antes de emitir un informe con varias recomendaciones.

La Asociación de Mujeres Nativas usó el documento para presionar la asignación de fondos federales que permitan documentar mejor los casos y concientizar a los canadienses sobre el problema.

Mientras la policía insiste en que ellos manejan cada caso individualmente, el organismo internacional encontró que las mujeres aborígenes son doblemente victimizadas: el racismo las convierte en blanco y esto a menudo significa que ellas reciben menos atención policiaca y de los medios.

AI recomendó un esfuerzo nacional y coordinado para investigar las desapariciones de mujeres aborígenes, cerca de 500 en los últimos 20 años.

Como ejemplo se cita el caso de la ex esposa del granjero Arthur Chartier, Janet Henry, una de las desaparecidas. De acuerdo con la agencia canadiense, Chartier la vio por última vez tres meses antes de su desaparición, en junio de 1977. Henry desapareció sin decir una palabra ni siquiera a su hija, con quien mantenía una estrecha relación.

Chartier sospecha que Henry pudo haber terminado en la granja de cerdos de Roberto Pickton, quien enfrenta 15 acusaciones de homicidio en primer grado. Sus víctimas se encuentran entre al menos 69 mujeres que desaparecieron del área donde Henry pasó sus últimos meses.

LG/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content