Inicio » Prevalece impunidad por abuso sexual en distrito peruano

Prevalece impunidad por abuso sexual en distrito peruano

Por la Redacción*

Setenta y nueve por ciento de las mujeres peruanas entre 18 y 29 años residentes en el distrito de Mazán, departamento de Loreto, expresan que fueron víctimas de algún tipo de violencia o abuso sexual durante su vida, según una investigación del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex).
 
La investigación mostró que las agresiones se producen sobre todo cuando las víctimas son menores de 18 años. Los datos también revelan que en su mayoría las primeras relaciones sexuales de las adolescentes derivaron de alguna forma de violencia.
 
En ese sentido, 56 por ciento de las jóvenes de entre 14 y 17 años presentaron embarazos como consecuencia de violaciones sexuales. Según el estudio, casi 85 por ciento de las entrevistadas tiene al menos un hijo.
 
Así como en la mayoría de los casos de violencia sexual en el mundo, la investigación también señaló que los agresores generalmente son personas cercanas a la víctima como padre, padrastro, pareja u otros miembros de la familia (72 por ciento). Seguidos por amigos, vecinos o maestros (21 por ciento) y, en menor medida (7 por ciento), por agresores desconocidos.
 
A pesar de la alta incidencia de estos abusos en Mazán (noroeste de la Amazonia peruana) y de que el distrito tiene sólo 13 mil habitantes, 97 por ciento de las mujeres dijeron que no denuncian los abusos sexuales porque no encuentran ayuda ni amparo legal.
 
Para el investigador responsable del estudio, Jaris Mujica, la violencia sexual en la región es recurrente y de alto impacto y “aparece en cadena, en una línea histórica”.
 
Según la investigación, la región de la Amazonia peruana, donde la presencia del Estado es casi nula, es el lugar donde más ocurren estos abusos y presenta alto índice de embarazo en adolescentes.
 
Una situación similar ocurre en Ciudad Juárez, en México, donde la violencia sexual ha aumentado en 80 por ciento en los últimos 10 años, así como la violencia intrafamiliar contra las mujeres de 15 a 24 años de edad.
 
Para José Rouillon Delgado, coordinador del Foro-Red Paulo Freire Latinoamericano, en Perú, la situación de la pobreza y el bajo nivel de educación son factores que contribuyen a los altos índices de violación y abuso sexual.
 
Para él, la incidencia de este delito también está vinculada a la educación religiosa conservadora, pero en su comprensión, la represión y el aumento de penas o castigos no son la manera correcta de resolver el problema.
 
“La educación de calidad ¡sí es el camino! Todos estamos llamados a una educación popular liberadora, pública, de calidad, gratuita, científica y laica”, destacó.
 
A principios de este mes, el Observatorio de la Criminalidad del Ministerio Público de Perú reveló que 95 por ciento de las víctimas de violencia sexual son mujeres, y de este total, 76 por ciento son jóvenes menores de edad.
 
Debido a esta realidad alarmante en el país sudamericano, se realiza una campaña nacional que incentiva a las autoridades a debatir la implementación de medidas para prevenir la violación sexual, y para que las víctimas accedan a procesos adecuados, justos y oportunos, y a la reparación del daño.
 
*Texto retomado del portal internacional de noticias Adital.
 
13/RED/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: