Inicio Propone antropóloga Centros Integrales de Atención en Juárez

Propone antropóloga Centros Integrales de Atención en Juárez

Por Hilda Soria

Dalia Barrera Bassols, investigadora de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) propuso el establecimiento de Centros Integrales de Atención a la Mujer (CIAM) en Ciudad Juárez, Chihuahua para impulsar su desarrollo y avanzar en la construcción de una “ciudadanía femenina”.

En un estudio “Las muertas de Ciudad Juárez. Reflexiones desde el punto de vista de género”, la especialista consideró que los CIAM contribuirían al cambio cultural en conjunción con el Instituto Juarense de la Mujer, con campañas contra la violencia de género, por una cultura de la no violencia, así como de la discriminación y de la concientización sobre Derechos de las mujeres y las niñas y niños.

Dijo que en esos centros se proporcionarían áreas de atención psicológica grupal e individual, asesoría jurídica y apoyo al empleo, así como talleres de sensibilización sobre equidad de género y por una cultura con los funcionarios municipales, jueces, policías judiciales, médicos y enfermeras, maestros, para que se avance en un compromiso institucional y personal a favor de la equidad de género.

Los CIAM serían de gran ayuda porque la violencia hacia las mujeres ha aumentado significativamente en el hogar, con golpizas en la calle, asesinatos, vejaciones, violaciones y asaltos.

El problema es tan grande que desde los años ochenta muchas obreras de las maquiladoras salen de sus casas armadas con tijeras o cuchillos porque terminan muy tarde su jornada y tienen que regresar por zonas sin alumbrado, apartadas o despobladas.

De esta forma, Barrera Bassols la autora se pregunta por qué si el fenómeno de la violencia social e intra doméstica se ha presentado desde los años setenta como un problema social importante, no se le ha dado la atención merecida por parte de los gobiernos estatal y municipal.

Una parte de todo se explica porque se trata de mujeres jóvenes, pobres, trabajadoras además son seres desechables para el capital maquilador, y para la sociedad juarense, como lo han sido las prostitutas o las braceras que tradicionalmente han aparecido asesinadas en esta ciudad desde muchos años.

Además de esta ola de violencia hacia las juarenses, sus condiciones de trabajo son difíciles porque los salarios son muy bajos, las instalaciones sanitarias son pésimas, los comedores les proporcionan constantemente alimentos contaminados, así mismo están en constante contacto con solventes peligrosos que les ha ocasionado el incremento de enfermedades.

El transporte público es insuficiente, la seguridad pública ha sido siempre muy deficiente ya que la vigilancia policial no está garantizada en general en esas colonias y en otras partes de la ciudad.

Aunado a esto, el rencor de la población masculina y de la opinión pública juarense hacia las obreras de maquila “se recrudece” por la creciente desocupación masculina, la falta de expectativas para una vida digna de los jóvenes que están hundidos en la desesperanza, las drogas y el alcohol, en medio de un incremento radical del peso del narcotráfico, puntualizó la antropóloga.

2004/HS/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content