Proponen que las comunidades participen en servicios de salud

SALUD
   El modelo peruano sugerido excluye a mujeres y jóvenes
Proponen que las comunidades participen en servicios de salud
Por: Rafael Maya
cimac | Oaxaca.- 21/11/2002

Las reformas al sector salud en América Latina serán benéficas para las mujeres en la medida en que impulsen la participación directa de las comunidades en la planeación y la prestación de servicios sanitarios, aseguró hoy la investigadora Liliana del Carmen La Rosa Huertas.

La académica de la Pontificia Universidad Católica de Perú presentó los resultados de una investigación sobre acciones gubernamentales en el país andino, enfocadas a la salud reproductiva de adolescentes y mujeres adultas.

La ponencia formó parte del seminario "Iniciativa para estrechar los vínculos entre la salud reproductiva y los programas de reformas del sector salud en América Latina y el Caribe", que se celebra en esta capital, que concluye este viernes, organizado por el gobierno de Oaxaca y la Fundación Mexicana para la Salud.

La participación de La Rosa Huertas se enfocó a describir el funcionamiento de los Centros Locales de Administración Compartida (CLAS), creados por el gobierno peruano en 1994 como mecanismos de participación comunitaria en la prestación de servicios primarios de salud.

Los CLAS son administrados conjuntamente por autoridades y personas de las comunidades, y brindan atención sanitaria de manera gratuita para la población de escasos recursos o indigente. En caso contrario, las personas "pagan de acuerdo con sus capacidades económicas".

No obstante la participación de mujeres organizadas en la administración de tales centros, la especialista lamentó que los CLAS carezcan, por disposiciones legales, de incidencia en el cambio de la oferta de servicios de salud.

Esta situación se refleja en que "problemas centrales de salud pública como la violencia familiar, sexual y social, y la salud mental y sexual son plenamente desatendidos".

Al mismo tiempo, la también consultora en políticas públicas expuso que los CLAS excluyen a la población adolescente y a las mujeres no organizadas de la toma de decisiones en materia de acción sanitaria.

Agregó que tal situación genera la falta de reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos, en específico de las y los jóvenes en casos de abuso sexual y embarazo prematuro. También advirtió que no existe una diferenciación por género en la prestación de servicios.

Por ello, aunque aplaudió que con los CLAS hay "un avance democrático" en el acceso de población pobre e indigente a los servicios sanitarios de primer nivel, La Rosa Huertas reconoció que persiste "la exclusión social" que impide una participación plural de las comunidades en la toma de decisiones en salud.

A pregunta expresa de cimacnoticias, la investigadora consideró que en México o en cualquier otro país latinoamericano se podrían realizar acciones como el CLAS, lo que permitiría una participación de la gente de las comunidades en la prestación y administración de servicios de salud.

"Toda medida encaminada a democratizar los sistemas de salud será positiva para la sociedad en general", subrayó.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.