Inicio » Prueban colusión de gobernador poblano y Nacif contra Cacho

Prueban colusión de gobernador poblano y Nacif contra Cacho

Por Yolanda de la Torre

Esta mañana, la reportera Blanche Petrich, del periódico La Jornada, dio a conocer una serie de conversaciones del empresario textilero Kamel Nacif Borge que ponen al desnudo los mecanismos ilegales para intimidar a Lydia Cacho. Las grabaciones, informó, fueron entregadas de manera anónima en la recepción del diario.

De las pláticas de Nacif Borge se desprende que la acción legal emprendida contra la periodista se ejercitó como venganza porque ella menciona al “rey de la mezclilla” en su libro Los demonios del Edén como uno de los asistentes a fiestas del también empresario Jean Succar Kuri, actualmente preso en Arizona, contra quien pesan acusaciones de pederastia por parte de sus víctimas, reseñadas en el libro de Cacho.

Las grabaciones se inician en el momento en que judiciales poblanos cumplieron la orden de arresto contra la activista y concluyen entre el 23 y el 24 de diciembre, a cuando Cacho ya se le había concedido la libertad bajo fianza, y dan cuenta de pláticas entre el empresario con los gobernadores de Puebla, Mario Marín, y de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía.

También se revelan conversaciones con empresarios amigos de Nacif Borge y otros funcionarios del gobernador, así como de un socio del magnate mezclillero que posee un taller textil dentro del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Puebla, y un periodista identificado como Andrés o “muñeco”.

Kamel Nacif “recomendó” que la periodista fuera ultrajada y celebró en que se pasó por alto la notificación a Cacho del proceso en su contra para lograr que llegara finalmente a la cárcel, de acuerdo con la nota periodística.

La Jornada consigna la siguiente conversación de Nacif con un hombre de acento argentino:

“-Ahora págale a una mujer en la cárcel para que la viole. -No, no, no, si ya está recomendada.

-Ah, qué lindo. -Con las locas y las tortilleras.”

El trabajo de Petrich reproduce también una conversación entre Kamel Nacif y el gobernador de Puebla:

“-Quiúbole, Kamel.

-Mi “gober” precioso. -Mi héroe, chingao. -No, tú eres el héroe de esta película, papá. -Pues ya ayer le acabé de dar un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad, y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad.”

Las cintas ilustran, asimismo, la preocupación de Kamel Nacif por su amigo Jean Succar Kuri, y dejan en claro que el empresario asiste directamente en los trabajos de la defensa de Succar y que incluso hay financiamiento suyo de por medio.

06/YT/MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: