Inicio » Puebla: mayoría de feminicidio ocurre en el hogar

Puebla: mayoría de feminicidio ocurre en el hogar

Por Anaiz Zamora Márquez

En el estado, más de 50 por ciento de asesinatos de mujeres ocurren en el seno familiar, lo que devela que las autoridades no atienden la ola de violencia en los hogares.
 
Uno de cada tres asesinatos de mujeres poblanas ocurrió en el hogar familiar, lo que indica que el agresor es una persona con vínculo cercano a la víctima, quien probablemente también sufrió violencia familiar o de pareja en forma reiterativa antes del homicidio.
 
Lo anterior se desprende de una investigación en curso del Programa de Género y VIH del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, adscrito a la Universidad Iberoamericana campus Puebla.
 
En entrevista con Cimacnoticias, Karina Adame Márquez, maestra en Ciencias Sociales y actual responsable del programa, advierte que el problema no es reciente, pero sí invisible para las autoridades y el resto de la sociedad, pese a que actualmente 48 por ciento de las poblanas ha dicho que sufre o ha sufrido violencia durante su relación de pareja.
 
Ya desde 2004 se conocía por el diagnóstico sobre violencia feminicida en México que realizó la diputada Marcela Lagarde, que durante ese año 33 por ciento de los asesinatos de mujeres ocurrieron en su hogar, sin embargo las dependencias gubernamentales proporcionaron poca información para conocer más sobre la situación.
 
Sumado a ello y pese a que un alto índice de la población femenina era víctima de agresiones en el ámbito intrafamiliar, la legislación del estado aminoraba las penas o sanciones si las agresiones eran cometidas por las parejas sentimentales o familiares.
 
Para Adame, en Puebla existe un estrecho vínculo entre la violencia intrafamiliar y los casos de feminicidio, lo que resulta preocupante si se toma en cuenta que es una de las entidades donde más se agrede a las mujeres.
 
VIDAS EN RIESGO
 
La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) ubica a Puebla en el sexto lugar a nivel nacional de los estados donde las mujeres han manifestado ser víctimas de algún tipo de incidente de violencia en su relación de pareja, únicamente superado por el Estado de México, Nayarit, Sonora, Distrito Federal y Colima.
 
En cinco años –de acuerdo con la Endireh–, la violencia contra las mujeres se mantuvo constante. Mientras en 2006, 47.1 por ciento de las poblanas manifestaron un incidente de violencia, para 2011 la cifra llegó a 47.9 por ciento. 
 
A decir de Karina Adame, la violencia de pareja e intrafamiliar representa un severo riesgo de morir asesinadas.
 
Lo anterior lo confirma el estudio “Feminicidio en México, aproximaciones tendencias y cambios” –realizado por el Inmujeres, El Colegio de México y ONU Mujeres–, el cual reveló que en cuatro años (2005-2009) en Puebla se incrementó el número de asesinatos de mujeres en sus hogares: de 40 por ciento a 55.3 por ciento.
 
Ante el clima de violencia intrafamiliar que viven las mujeres en esta entidad, la poca legislación a favor de los Derechos Humanos de las mujeres no se tradujo en mejoras para ellas, poco se sabe de la funcionalidad de las normas o de los centros de apoyo, pues las evaluaciones que se han realizado sólo reflejan el numero de mujeres atendidas sin explicar en qué ha consistido la atención.
 
En noviembre de 2007 se aprobó la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia. El reglamento de esta norma –que marca las formas en las que se dará cumplimiento a lo contenido en la legislación– se publicó dos años después.
 
Dicha ley promueve “la erradicación, prevención y sanción de todas las formas de violencia contra la mujer”, y dentro de sus lineamientos establece que las mujeres que declaren ser víctimas de violencia podrán solicitar la expedición de una orden de protección.
 
FALLAS JUDICIALES
 
Sin embargo, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) reveló recientemente que las autoridades judiciales de Puebla no expiden dichas órdenes de protección, además de que debido a que están a cargo del juez de la causa o del Ministerio Público es necesario que exista un procedimiento penal que dé origen a la misma.
 
En el informe “Órdenes de protección en México. Mujeres víctimas de violencia y falta de acceso a la justicia” se da cuenta de que en 2012 la procuraduría poblana recibió 6 mil 237 denuncias por violencia intrafamiliar, sin embargo no emitió ninguna sentencia y justificó que las agraviadas “no la solicitaron”. Es decir, responsabilizó a las mujeres por no acceder a la justicia. 
 
Finalmente, Karina Adame advierte que la situación de violencia de género en el estado se agrava para las mujeres de origen indígena, pues existen pocos centros de atención, así como ministerios públicos, que cuenten con un traductor para atender sus demandas.
 
13/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: