Inicio ¿Quién cierra?

¿Quién cierra?

Por Marta Guerrero González

Con todo lo que está sucediendo en el país, podríamos pensar que el drenaje de aguas negras se ha roto y por las alcantarillas se desborda todo el mugrero. Se exhiben a los corruptos, caen bandas de narcos, se destituye a policías, hay juicios en proceso de desafuero en contra de legisladores que actuaron en perjuicio de PEMEX, hay prófugos por todas partes… y hasta en Cuba tenemos un preso; a quien por cierto la isla, en represalia por el voto de México, puede querer retener o malograr su detención.

Favor nos harían pero con toda sinceridad no se los recomendamos. Antes del próximo desmayo de Fidel, pueden estar seguros que ya corrompió al comandante, a la revolución y de paso adulteró el ron; momento propicio para filmar un video con todos ellos, incluyendo a Salinas, Bush y Bejarano en franca tregua pascual.

Morelos, Oaxaca, Estado de México, DF, Jalisco, Tijuana, Cancún, etcétera. ¡A limpiar la casa! Sin excepción, dice Santiago Creel, ahora ya en un mejor papel de precandidato. La consigna del gobierno es en serio, y hasta ellos mismos se lo empiezan a creer. A ver si después del corredero, queda alguien para que cierre, no sea que nos roben el Ángel de la Independencia.

Y ya que estamos en plan de colaborar, ojalá les diera tiempito para investigar a fondo el asunto del “Azul”, Juan José Esparragoza, ya que sus hijas estaban protegidas por Agustín Montiel, y éste a su vez lo estuvo por José Francisco Ruiz Massieu, en Guerrero.

Y ese “Azul”, capo de narcos, que a modo de agenda, llevaba un cuaderno tamaño carta, es quien apuntó que se reuniría, en aquella época, con el hermano del presidente Salinas, es decir con Raúl, quien después sería juzgado y sentenciado, como asesino intelectual de su excuñado José Francisco. Lo que falta decir es que ese cuaderno-agenda, le fue entregado, nada menos que a Colosio, y claro, Colosio enteró a su superior, el presidente Salinas, quien puede negarlo campantemente, pues Colosio también fue asesinado.

Lo que no se puede negar, es el escrito con el puño y letra del narcotraficante. Pues se exhibió en el periódico Reforma y fue a dar a la Procuraduría General de la República (PGR).

Lástima que en ese entonces no existieran los videos, pues una agenda no prueba nada. Cualquiera puede escribir que tiene cita con el Papa y eso no quiere decir que sea cierto. Pero suponiendo que estos dos delincuentes, Salinas y el Azul, se hubiesen visto ¿Cuál pudo haber sido el tema de conversación? Francamente, no creo que hablaran sobre asesinatos, y, mucho menos, sobre cargamentos de droga. Tal vez el interés era presentarle a sus hijas cuando volvieran de Suiza… Es poco probable. En fin, ¿caerá Estrada Cajigal? ¿Quedará alguien que cierre?

*Presidenta de la Asociación de Mujeres Periodistas Comunica.

2004/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content