Inicio ¿Quién paga el viaje de las niñas de la derecha a la ONU?

¿Quién paga el viaje de las niñas de la derecha a la ONU?

Por Soledad Jarquín

Las organizaciones de derecha están en los pasillos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y se multiplican cada día, pero no le quitan el sueño a nadie, sostienen las feministas, quienes se preguntan ¿quién financia este viaje?

Las niñas mexicanas de la derecha, como son conocidas aquí en los espacios de discusión, se han uniformado para ser identificadas rápidamente. Camiseta amarilla, con bordados en color rosa, y sobre un suéter de color rosa casi mexicano, las jóvenes rubias van y vienen, asisten a las reuniones, entregan información y aseguran que defienden las causas de las mujeres, pero rechazan toda intromisión a la vida privada, promueven la abstinencia sexual y defienden a la familia.

La justicia está de nuestro lado, sostiene María Consuelo Mejía, de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, quien refiere que la experiencia acumulada de las organizaciones no gubernamentales feministas que han estado siempre en estos procesos, no tiene punto de comparación con lo que podría hacer la derecha.

La opinión pública está de acuerdo con la difusión de los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, como muestra recordó los resultados de la encuesta realizada por Católicas por el Derecho a Decidir en tres países, entre ellos México, en los que el 70 por ciento de las y los católicos aceptan la planeación familiar basada en anticonceptivos.

De igual forma, añade, la gente emplea los preservativos o condones como una forma para prevenir el VIH-Sida y acepta la anticoncepción de emergencia para evitar embarazos no deseados, además de considerar que la iglesia no debe inmiscuirse en este tipo de decisiones.

La opinión pública sabe lo que nosotras proponemos, todavía no tienen clara la propuesta de la derecha, lo cual es una ventaja para las organizaciones que llevamos años de trabajo continuo por los derechos de todas las mujeres.

La única desventaja que tenemos, agregó la feminista, es que nosotras no tenemos tantos recursos como los tienen esas organizaciones que apoyan la agenda del gobierno conservador de Estados Unidos y que restringe el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y sus vidas, como a los servicios de salud integral.

A su vez, la vocera del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Martha Juárez, solicitó que ojalá se esclarezca de dónde vienen tantas mujeres de la derecha al 49 Período de Sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW), luego de la experiencia de desvío de 30 millones de pesos del grupo Provida.

Por otra parte, planteó que sería también sensato que respondieran a la pregunta sobre cuál es la intención de estos organismos de enviar delegaciones de jóvenes tan grandes, cuando sus propuestas son contrarias a la Plataforma de Acción de la Mujer (PAM) de Pekín.

Mientras la PAM utiliza un lenguaje internacional que valora la pluralidad, la diversidad y la tolerancia, la agenda de la derecha trata de imponer asuntos como familia única, al mantener el tema de violencia dentro del hogar como un asunto privado.

Para las feministas la dignidad de las mujeres está relacionada con una perspectiva humana que nos favorece en materia de salud, educación, trabajo y todos los derechos que tenemos y que le dan calidad de vida a las mujeres, mientras la derecha regresa esa dignidad a espacios familiares.

Juárez señaló que la intromisión de la derecha sólo busca confundir a la población, pero es imposible considerando los muchos instrumentos internacionales aprobados por las naciones y que posibilitan el posicionamiento de las mujeres como individuos con derechos invisibles en un colectivo llamado familia.

ROSADO PORQUE SOMOS NIÑAS

Color de rosa los suéteres y las bufandas, playeras amarillas para resaltar y ser vistas, son las niñas de la derecha que distribuyen propaganda en los pasillos de la ONU, propaganda por cierto, en papel cuche, color rosa.

Bajo el nombre de Libertad Verdadera para todas las Mujeres, las chicas de origen mexicano, españolas y estadounidenses, reparten su propaganda política en la que destacan la dignidad humana como principio de un desarrollo integral, derechos humanos y servicios básicos.

Cuando se refieren a la dignidad humana en la propaganda, es igual a la del hombre, y en el caso de las mujeres reconocen su aportación a la familia y la sociedad.

Al plantear los derechos humanos citan la libertad como fundamental, pero aclaran que es una libertad para contraer matrimonio y formar una familia y finalmente proponen el acceso a servicios sociales básicos como condición para el avance de la mujer, su familia y su comunidad.

2005/SJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content