Inicio Reafirman católicos compromiso con los derechos humanos

Reafirman católicos compromiso con los derechos humanos

Por la Redacción

Bajo el título de Otro Mundo es Posible con una Iglesia sin discriminación de género, se reunieron, por primera vez desde la elección de Benedicto XVI, las redes de organizaciones de católicas y católicos europeos en la 25 asamblea anual de la Red Europea Iglesia por la Libertad, que se celebró en Madrid del 5 al 8 de mayo de 2005.

Así lo informaron, católicos y católicas europeos, quienes explican en un boletín de prensa, que están conscientes de su responsabilidad de ser una voz que afirme los valores del Evangelio, que son Justicia Social, Igualdad y Libertad como base para la Paz.

Durante el encuentro la Red Europea Iglesia por la Libertad reafirmó su compromiso ciudadano con la construcción de una Europa fundada sobre la dignidad humana, la solidaridad y el respeto de la diversidad religiosa y cultural, a través de una intensificación y visibilización del debate dentro del mismo catolicismo y mediante el diálogo interreligioso.

La Red Europea Iglesia por la Libertad solicitó su acreditación como organización no gubernamental internacional en el Consejo de Europa y proseguir con su compromiso en el diálogo civil con las instituciones de la Unión Europea.

Este compromiso –dice la organización- se centrará en el campo de los derechos humanos, en particular la igualdad entre mujeres y hombres, las relaciones Iglesia-Estado, la solidaridad Norte-Sur, la cohesión social.

Asimismo, aseguran que han adoptado resoluciones comprometiéndose a mantener su apoyo a las organizaciones de víctimas de abuso sexual, que cometieron miembros del clero católico y a obrar para que el Vaticano revise su posición sobre el uso del preservativo en la lucha contra el VIH Sida.

La Red Europea Iglesia por la Libertad tiene dentro de su calendario solicitar un encuentro sobre el tema con el comité ejecutivo de la Comisión de Conferencias episcopales de la Unión Europea.

La asamblea que se realizó en Madrid fue una oportunidad para que las y los delegados que asistieron de 13 países europeos y descubrieran la vitalidad, la pluralidad y el compromiso de los cristianos de base españoles.

Las y los católicos europeos reafirmaron la solidaridad con la lucha de la comunidad gay y lesbiana por el pleno reconocimiento de sus derechos humanos, incluso el derecho al matrimonio.

2005/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content