Realizan en Guerrero, “Segundo Tribunal por los derechos de las mujeres”

ESTADOS
Acceso a la justicia para las mujeres
   Estado omiso donde reina la impunidad
Realizan en Guerrero, “Segundo Tribunal por los derechos de las mujeres”
CIMACFoto: Scarlett Arias
Por: Sonia Gerth con información de Scarlett Arias
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 08/03/2019

Con las voces de mujeres indígenas de la montaña de Guerrero, el día de ayer se realizó el “Segundo Tribunal por los derechos de las mujeres, con nuestras voces derrumbaremos la justicia patriarcal”, en el Auditorio del Tribunal Superior de Justicia, para visibilizar las violencias que viven.

Organizado por el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, y Católicas por el Derecho de Decidir, Neil Arias Vitinio, de Tlachinollan, dijo que con el evento se quería visibilizar las fallas que hay de parte de los operadores de justicia y del sistema de salud.

Guerrero, un estado caracterizado por la violencia, donde el Ejército ha cometido las más atroces violaciones a Derechos Humanos contra la población, tortura sexual, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, torturas, allanamiento de morada y detenciones arbitrarias, de acuerdo con recuentos de las propias organizaciones defensoras de Derechos Humanos, como Tlachinollan.

Un estado también marcado por la marginación y la pobreza, donde las mujeres continúan muriendo en el parto y después de éste por falta de atención médica en sus comunidades, ante la indiferencia de los gobiernos en turno.

CIMACFoto: Scarlett Arias

En entrevista con Cimacnoticias, Arias Vitinio relató que las y los magistrados no son sensibles y no toman en contexto la situación de pobreza y de marginación que se vive en las comunidades indígenas, cómo se usa un lenguaje discriminatorio y racista hacia las mujeres y las autoridades no creen en su testimonio, y no investigan con la debida diligencia.

En el Tribunal se narraron cuatro casos: uno de desaparición forzada, uno de violencia obstétrica, uno feminicidio, y otro más sobre la falta de acceso a la justicia. Todos ellos ante la presencia de representantes de organizaciones nacionales y organismos internacionales, como ONUMujeres y ONUDH.

Arias Vitinio dijo que el caso del feminicidio demostró cómo el Ministerio Público sigue siendo insensible, la falta de intérpretes y de entrevistas eficientes. “No se puede decir, ‘te voy a redactar tu declaración’, ¡no! Es el testimonio de las víctimas, en su lenguaje sencillo. Lo que sigue sucediendo es que porque les da flojera hasta copian las mismas palabras de un testigo al otro”, enfatizó.

“Lo vemos en las carpetas de investigación. Y lo que puede generar es que con estas fallas, el juez de control niega la orden de aprehensión porque ven que no hay suficientes datos de prueba”, narró Arias. También advirtió de la falta de herramientas para hacer inspecciones científicas del lugar de los hechos, o pruebas.

En el caso de la violencia obstétrica, sería el mismo patrón. La falta de infraestructura, de personal médico y de atención inmediata hace que “sigan muriendo mujeres, sigue habiendo muertes maternas, materno-infantiles”.

En entrevista aparte, la representante legal del Observatorio Ciudadano de las Violencias contra Mujeres en la entidad, Viridiana Gutiérrez Otelo, reafirmó que “Guerrero es un estado omiso, donde reina la impunidad, los funcionarios son indolentes ante el tema de violencias, sobre todo contra mujeres.”

“Si las familias hacen investigaciones por su propia cuenta y descubren datos fundamentales e importantes ¿por qué la autoridad especializada, que tiene los recursos económicos y personales, no lo hace? cuestionó.

En el caso de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), por ejemplo, la Norma Oficial Mexicana 046 dictamina que las mujeres en caso de violación ya no tienen que ir al Ministerio Público, basta con un escrito y el personal médico debería de creer a las mujeres “pero en Guerrero no funciona así. El Ministerio Público dio la orden para que los médicos ya no hagan interrupciones”, dijo Gutiérrez.

Los intentos de organizaciones civiles de convencer al Secretario de Salud de intervenir y escribir una circular a favor de las mujeres, fallaron.

La presidenta de “Aliadas por la justicia” María Luisa Garcios Marín, hizo hincapié en que sería importante que organismos internacionales como la ONU, o nacionales como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, vigilen que se estén cumpliendo los acuerdos internacionales que México firmó, como por ejemplo la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés).

“México es un estado que firma ¡Firma todos los contratos! Y se ha implementado una normatividad, hay leyes. Pero en la práctica seguimos existiendo con una cultura patriarcal en la cual México no ha movido un dedo”, opinó Garcios y dio el ejemplo de capacitaciones para personal de las Fiscalías y Tribunal Superior de Justicia.

Los testimonios narrados en el Tribunal, evidenciaron autoridades insensibles, falta de formación en Derechos Humanos, y mucho menos en perspectiva de género. De la misma manera, dijo Garcios, Guerrero se negó a cumplir la NOM 046 para reformar el Código Penal.

CIMACFoto: Scarlett Arias

Garcios Marín enfatizó que no sería suficiente combatir los síntomas, sino que habría que dar la lucha a la cultura patriarcal que es la base para esas violencias. En cuanto a las organizaciones internacionales, dijo que falta mayor contundencia para exigirle al Estado mexicano que tiene que actuar. “Y tiene que haber sanciones”, resumió.

Los Tribunales ciudadanos se convirtieron en una alternativa para las organizaciones de la sociedad civil, para visibilizar casos de violaciones a Derechos Humanos y la impunidad en torno a éstos.

CIMACFoto: Scarlett Arias

19/SG/ SA/LGL