Inicio Reclaman feministas por “suicidio” de nicaragüense violentada

Reclaman feministas por “suicidio” de nicaragüense violentada

Por la Redacción

La Fundación Entre Mujeres (FEM) y el Movimiento Feminista de Nicaragua denunciaron que en su país las instancias encargadas de atender la violencia de género no lo hacen de manera pronta y expedita.

Dijeron que un ejemplo de lo anterior es el caso de Johana del Carmen Altamirano, de 29 años, originaria de San Juan del Río Coco, quien aparentemente se quitó la vida tras padecer violencia intrafamiliar.

En un comunicado, las organizaciones expresaron su profunda preocupación ante la ausencia de las instituciones del Estado encargadas de brindar protección especial a mujeres en situación de extrema vulnerabilidad.

Exigieron a la Policía Nacional una exhaustiva investigación sobre la muerte de Johana, y al gobierno de Nicaragua que haga públicas las normativas, procedimientos y responsabilidades de las instituciones para atender situaciones como la de la joven.

FEM señaló que el pasado 5 de julio trabajadores de la gasolinera Petronic Sur dijeron haber encontrado a la joven en una caseta abandonada propiedad de la empresa, tras permanecer ahí ocho días.

Ante ello, organizaciones defensoras de los Derechos Humanos acudieron en su apoyo. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) acompañó a Johana hasta el albergue “Isis”, ubicado en la ciudad de Estelí, y en el cual estuvo del 5 de julio al 1 de agosto.

“Nos preocupa la falta de respuesta del Ministerio de la Familia, quien no mostró ningún interés de colaborar con el albergue para asegurar la atención que de manera urgente requería esta joven”, dijeron las agrupaciones.

El pasado 1 de agosto el albergue informó a la FEM que Johana quería abandonar el lugar. “El jueves 2 de agosto dos personas que laboran en el albergue se presentaron en las oficinas de la FEM en compañía de Johana, para la firma de un acta en la que se hizo constar que la joven tomó la decisión de abandonarlo”.

La FEM tiene conocimiento de que en las horas posteriores a su salida del albergue, la joven estuvo acompañada de un hombre de nombre Ulises Arauz, quien afirmó ser su pareja y el que probablemente fue la última persona que la vio con vida.

“El domingo 5 de agosto recibimos una llamada al albergue comunicando la muerte de Johana, la cual ?según el informe policial? murió tras ingerir pastillas de curar granos en la terminal norte.

Las organizaciones abundaron que casos como el de Johana muestran el desdén de las autoridades encargadas de proteger la vida de las mujeres.

Datos de la Red de Mujeres Contra la Violencia de Nicaragua señalan que en los últimos cinco años 568 mujeres fueron asesinadas en el país centroamericano.

12/GTR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content