Inicio Recuperan historias de mujeres presas durante el franquismo

Recuperan historias de mujeres presas durante el franquismo

Por la Redacción

El libro Testimonios de mujeres en las cárceles franquistas, editado por la diputación provincial de Huesca y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), devuelve luz y rescata historias emocionantes de la época franquista y levanta el manto de silencio y oscuridad, al contar lo que sucedió.

En un salón de actos de la Biblioteca Nacional, lleno a su totalidad, fue el escenario donde Tomasa Cuevas, su autora, se refirió a las historias encargadas que introducen al lector en las historias de unas 300 prisioneras de la postguerra.

Esta militante de las Juventudes Socialistas Unificadas vivió en primera persona los obstáculos que las mujeres se encontraban en su lucha por las libertades, en el presente relata historias que no suenan a rencor sino a esperanza. Ella, como muchas de las mujeres que cuentan sus historias, estuvo presa en diferentes prisiones.

El libro que recoge los testimonios de las mujeres que estuvieron en las cárceles franquistas. Mujeres encerradas y hacinadas durante años en las prisiones del Movimiento, privadas de derechos tan estúpidos como el de echarse un cigarrito. Y lo peor, torturadas, sacadas de sus celdas y fusiladas, señala el portal La ciudad de las Mujeres en la Red.

Refleja, además, historias humanas de mujeres, a veces, funcionarias de la República que cumplían de manera justa con su labor. A veces, compañeras de soldados que cumplieron con el deber de defender la legalidad democrática. A veces, madres de hijos huidos. Casi siempre, luchadoras. Defensoras de los derechos de la mujer. Defensoras de la dignidad.

En la introducción, Cuevas refiere que la historia oficial las ocultó (a las mujeres) como si con ello se pudieran borrar ideas. La transición las volvió a sepultar en el silencio amparándose en la siempre socorrida excusa del “necesario” cierre de las heridas.

CONTRA EL OLVIDO

La vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó que a “hay algunos, siempre los mismos del mismo lado, que se empeñen en creer que recordar reabre viejas heridas”.

La funcionaria expresó que se ha vivido un acto de justicia porque, más allá del sufrimiento que vivieron esas mujeres, se ha intentado desterrar la desmemoria que siempre “condena a un siempre presente débil”.

Refirió que Testimonios de mujeres en las cárceles franquistas es una auténtica sacudida para mantener despierta y vigilante nuestra memoria, pese a que algunos -ahora que lo pienso siempre son los del mismo lado- se empeñan en hacernos creer que recordar reabre viejas heridas.

Argumentó que una comunidad democrática vital y que mira con confianza al futuro ha de ser igualmente una comunidad del recuerdo y que afirma la necesidad de una memoria orientada “a la recuperación del pasado de nuestro presente”.

Por ello, mencionó a Tomasa, a Manolita, a Josefina, a Nieves, a todas las mujeres que sufrieron la violencia y la represión por el sólo motivo de sus ideas”.

2005/MR/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content