Inicio Reducir la pobreza, clave para el cumplimiento de 8 ODM

Reducir la pobreza, clave para el cumplimiento de 8 ODM

Por la Redacción

La salud materna es un tema en el que las diferencias entre ricos y pobres son más evidentes; mientras que en los países desarrollados casi todos los partos son atendidos por médicos calificados, en los países en desarrollo menos de la mitad de las mujeres reciben estos servicios al dar a luz, señala la Organización de Naciones Unidas.

Por esta razón, y debido a que la pobreza es un tema que toca los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, el lema de la próxima reunión de Naciones Unidas para analizar los avances de los mismos es “Podemos erradicar la pobreza”.

De acuerdo con el informe 2010 sobre este tema, las diferencias son especialmente notables también en lo que respecta al acceso a cuidados sanitarios durante el embarazo: en los hogares más ricos, las mujeres tienen 1.7 más posibilidades de ser examinadas por lo menos una vez antes de dar a luz por personal sanitario calificado, que las mujeres de los hogares más pobres.

También indica que la falta de educación es uno de los principales obstáculos para la mejora de las condiciones de vida. Por ejemplo, la pobreza y las desigualdades en el acceso a la educación perpetúan los altos porcentajes de embarazos adolescentes, poniendo en peligro la salud de las jóvenes y limitando sus oportunidades de prosperidad social y económica.

Mientras que el uso de métodos anticonceptivos es cuatro veces mayor entre las mujeres que cursaron educación secundaria, que entre aquellas sin educación. A lo largo de esta década, no se ha visto prácticamente ningún progreso al respecto, entre mujeres no educadas de hogares pobres.

Información de Naciones Unidas indica que aproximadamente sólo la mitad de la población mundial tiene acceso a instalaciones sanitarias mejoradas, por lo cual la eliminación de esta desigualdad tendría un efecto importantísimo en la consecución de muchos de los ODM.

En este informe además se menciona que el cumplimiento -aún no logrado- de la necesidad femenina de disponer de una planificación familiar (facilitando el acceso a métodos anticonceptivos modernos a las mujeres que desean demorar o evitar un embarazo pero que en la actualidad no usan ningún método anticonceptivo), podría mejorar la salud materna y reducir la cantidad de muertes maternas.

Las estimaciones más recientes indican que satisfacer dicha necesidad ayudaría a reducir en un 27 por ciento anual las muertes maternas, al bajar la cantidad anual de embarazos no deseados de 75 millones, a 22 millones.

La prevención de embarazos poco espaciados y de embarazos entre adolescentes también podría mejorar la salud de mujeres y jóvenes, y aumentar las probabilidades de que sus hijos sobrevivan al parto.

Es por ello que en la reunión que se celebrará del 20 al 22 de septiembre en Nueva York, para acelerar los avances hacia la consecución de los ODM, se analizará este panorama así como los progresos y nuevas crisis que enfrentan los países para satisfacer las necesidades humanas básicas.

10/AGM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content