Inicio Reforzará el SME movilización en busca de la recontratación

Reforzará el SME movilización en busca de la recontratación

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Las y los trabajadores en resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) reforzarán la movilización y continuarán con las acciones de protesta como la huelga de hambre, que iniciaron decenas de mujeres y hombres, hace 65 y 73 días, respectivamente para lograr la recontratación de 17 mil plazas.

Acompañado de las 5 mujeres y 18 hombres huelguistas, Martín Esparza Flores, dirigente del SME, dijo en conferencia de prensa que la única forma de hacer valer sus derechos laborales es mediante la presión social.

Después del fallo que emitió ayer la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en el que calificó como constitucional el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), no es posible esperar que las instituciones respeten los derechos del gremio electricista, añadió.

Ello se debe a que “la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje obedece otros intereses, que no son para lo que fue creada: defender los derechos de los trabajadores”, mencionó Esparza Flores.

Manifestó que el gremio debe “redoblar esfuerzos” para alcanzar ese propósito mediante la movilización social y el activismo político, acciones a las que convocó a las organizaciones sindicales, campesinas, y a la sociedad mexicana.

La nueva etapa de lucha del SME, que se definirá esta semana en asamblea general, tiene por objetivo lograr la reinstalación de 17 mil trabajadoras y trabajadores en resistencia, desde hace 9 meses, apelando a lo dicho ayer por la SCJN: “los derechos laborales de los trabajadores quedan salvaguardados para hacerlos valer ante las autoridades correspondientes”.

La reinstalación de las y los electricistas en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe ser por medio del SME, ya que esta compañía puede operar con dos sindicatos, por lo que trabajadoras y trabajadores de LyFC, pueden seguir trabajando en su zonas (Puebla, Morelos, Hidalgo, Distrito Federal, Estado de México), sin afectar las labores del personal afiliado de CFE afiliado al Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), añadió.

HUELGUISTAS EN PIE DE LUCHA

La Smeita Carolina Cortés Camarillo, quien este martes cumplió 65 días en huelga de hambre, dijo a Cimacnoticias que a pesar del dictamen de la SCJN y del desgaste físico, ocasionado por permanecer más de dos meses en ayuno, “sigo en pie de lucha, dispuesta a continuar hasta las últimas consecuencias”.

Cortés Caramillo se integró el 3 de mayo, junto con 9 mujeres más, a la huelga que de manera escalonada iniciaron 71 electricistas el pasado 25 de abril. De las 10 huelguistas sólo queda Carolina y Natividad Dávila Martínez, pero a su movimiento se sumaron Belén Martínez Martínez, Rocío de la Rosa Rojas y Jazmín Avelar Serrano, el 27 de junio.

Las recién llegadas al campamento electricista instalado hace dos meses en el Zócalo capitalino, están dispuestas a continuar en huelga de hambre, el tiempo que se necesite, a fin de que el gobierno federal les devuelva sus empleos.

Cabe recordar que el 11 de octubre de 2009, Felipe Calderón Hinojosa, decretó la desaparición de LyFC, con este acto, cerca de 4 mil trabajadoras y 40 mil trabajadores de esa empresa, quedaron sin empleo.

La semana siguiente a la extinción de esa empresa, Javier Lozano Alarcón, titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) llamó a las y los electricistas a cobrar sus liquidaciones.

Este martes, a unas horas de que la SCJN avalara el decreto “Calderonista”, el funcionario volvió a “invitar al gremio electricista a liquidarse”.

Sin embargo, “igual que hace nueve meses, hoy volvemos a decir que no, porque no buscamos dinero, queremos que nos regresen nuestro empleo, por eso estamos aquí, poniendo en riesgo la vida”, refirió Belén Martínez, quien laboraba en el área de Contraloría general de LyFC.

Al respecto, el huelguista Ricardo Flores, quien hoy cumplió 69 días en huelga de hambre manifestó, a nombre de las 23 personas en ayuno, su determinación de “seguir adelante para dar una muestra de dignidad”, frente al dictamen de la SCJN, el cual rompió el orden constitucional en el país.

Por lo anterior, “la huelga no se levanta, la huelga continúa hasta obtener la figura de patrón sustituto y la reinstalación de 17 mil trabajadores despedidos injustamente de LyFC”, afirmó el “Smeita”.

Martín Esparza concluyó que ese posicionamiento será discutido en asamblea general, al igual que el dictamen de la SCJN, el cual será enviado como parte del expediente de este conflicto laboral que se encuentra en manos del Parlamento Europeo y de la Organización Internacional del Trabajo.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content