Inicio Reparar paridad en Chiapas, histórica decisión del TEPJF

Reparar paridad en Chiapas, histórica decisión del TEPJF

Por Inés Castro Apreza*
mujeres05cesarmtz

Ayer, 8 de julio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tomó una decisión histórica para las chiapanecas: revocó el acuerdo IEPC/CG/A-071/2015 del pasado 15 de junio, mediante el cual el Consejo General del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas (IEPCC) aprobó el registro de candidaturas a diputaciones al Congreso del estado por los principios de mayoría relativa, representación proporcional y diputados migrantes, así como integrantes de los ayuntamientos, que habrán de contender en la elección del próximo 19 de julio.
 
Con ello, los 12 partidos políticos y las coaliciones que compiten deberán cumplir con la paridad “horizontal” y “vertical”.
 
Durante la sesión, la magistrada María del Carmen Alanís Figueroa y el resto de magistrados hicieron afirmaciones que no dejan lugar a dudas: existía absoluta certeza respecto a la obligación de cumplir con ese principio.
 
La misma legislación de Chiapas es clara en tal sentido y, además, aunque faltan pocos días para la jornada electoral, las reformas fueron publicadas oportunamente en el Diario Oficial de la entidad.
 
Es “sumamente grave que el IEPCC no haya hecho nada por cumplir con la normativa vigente”, se dijo; y se confirmó la amonestación de la Sala Regional del TEPJF, de Xalapa, al IEPCC por su inobservancia de la ley.
 
La pregunta de un magistrado no está de más: “¿De qué sirve una autoridad que no exige el cumplimiento de esa norma cuando es flagrante la violación?”.
 
Dudo que la amonestación y la vista al Instituto Nacional Electoral (INE) respecto de la conducta de las y los consejeros electorales lleven a su remoción, ya que existieron y existen diversos intereses en la integración del Consejo General del Organismo Público Local Electoral (OPLE).
 
Con todo, es una decisión histórica la que tomó la Sala Superior del TEPJF, que fue más allá de la tomada por la Sala Regional.
 
En efecto, el 1 de julio la Sala Regional Xalapa reconoció que hubo violación en el registro de candidaturas en Chiapas, porque no se cumplió la paridad.
 
Sin embargo, la sentencia dictada en la Tercera Circunscripción Electoral Federal declaró improcedente la revocación del acuerdo del IEPCC arriba mencionado aduciendo: “En la hipótesis de que se revocara el acuerdo impugnado… se tendrían que suspender las campañas electorales, las cuales…. se reiniciarían con nuevos candidatos el 7 de julio, cuando ya habrían transcurrido 21 de los 30 días de campaña previstos, con la consecuente confusión en el electorado”.
 
La Sala Regional amonestó a los integrantes del Consejo General del IEPCC, y los exhortó “para que en lo sucesivo se conduzcan con mayor diligencia” emitiendo los lineamientos y disposiciones generales necesarias que garanticen en los subsecuentes procesos electorales ordinarios, que la totalidad de los registros se integran de manera paritaria.
 
Gracias a la histórica decisión del TEPJF no tendremos que esperar al 2018 para que la paridad sea un hecho.
 
Para muchas de nosotras la sentencia de la Sala Regional parecía jugar al compás de un proceso electoral controlado por las instituciones gubernamentales, por el mismo Estado, vale decir.
 
En la Red Chiapas por la Paridad Efectiva (Repare), formada el pasado 12 de mayo por decenas de legisladoras, alcaldesas, regidoras, académicas y activistas de la sociedad civil, hemos luchado desde entonces, y cotidianamente, por la paridad electoral. De manera que el día de hoy culmina una fase crucial de esta batalla.
 
Muchas han sido las voces y muchos los momentos que han contribuido a este triunfo. Desde la Repare las mujeres hemos contribuido a alimentar esta lucha con nuestra presencia en reuniones convocadas para tal efecto; con la voz en alto de testimonios de violencia política durante las campañas federal y local; con investigaciones y escritos sobre el acontecer político; con boletines de prensa; con un mar de reflexiones en un chat colectivo creado ex profeso, el cual, dicho sea de paso, se ha convertido en un auténtico medio de comunicación y de información para quienes en él estamos.
 
Es justo expresar los agradecimientos frente a esta decisión histórica. Gracias a todas las integrantes de la Repare, a sus fundadoras y a quienes se han ido sumando, en particular a la primera generación de feministas en Chiapas que no han dejado de luchar por sus ideales –ideales que son de todas–, y que siguen encabezando, hoy por hoy, las luchas políticas a favor de los derechos de las mujeres.
 
Gracias a quienes están en la Repare y a quienes no están, porque toda lucha por los derechos de las mujeres nos pertenece a todas, más allá de ideologías, banderas y fronteras.
 
Gracias por el apoyo de la Red Mujeres en Plural y, en particular, a Martha Tagle por su acompañamiento cercano y a Cecilia Lavalle por su infinita bondad, y por compartir estos ideales.
 
Gracias al ejemplo de Tabasco porque nos inspiró en esta lucha, siguiendo una antigua tradición, ya que también lo hicieron quienes nos precedieron en 1925, cuando casi simultáneamente conquistamos el derecho al voto.
 
Gracias a los medios de comunicación todos, pero en particular a los que en Chiapas nos han abierto las puertas en medio de una de las peores censuras en la historia local, orquestada desde el gobierno estatal, y reforzada por intereses privados a quienes no les interesa la pluralidad ni la democracia (mucho menos la paridad electoral).
 
Por ello mismo, por todos los indicadores que en el estado tenemos de vivir en tiempos de obscuridad –recordando a la gran teórica Hanna Arendt–, la constitución de organizaciones como la Repare son una luz en este tránsito difícil a una democracia en la que crean la mayoría de las y los ciudadanos chiapanecos.
 
El lenguaje militar nunca ha sido una herramienta legítima en las luchas feministas, al menos para mí, pero no puedo evitar emularlo en este momento de goce profundo: hemos terminado una batalla, pero la guerra todavía no la hemos ganado.
 
Hay que ver que los partidos políticos cumplan y que en esta elección y en las venideras, más y más mujeres ganen cargos de elección popular y toma de decisiones.
 
Hay mucho trabajo por hacer para conquistar esa esfera pública que nació en la Atenas de la antigua Grecia y que, desde entonces, ha sido un espacio históricamente masculino.
 
*Investigadora titular del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica. Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.
 
15/ICA/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content