Inicio Reportera pide protección ante amenazas de su agresor

Reportera pide protección ante amenazas de su agresor

Por la Redacción

A poco más de un mes de que la comunicadora Lisseth Castro Alanis denunció a su ex pareja, Alejandro Pérez Martínez, por lesiones, hostigamiento, amenazas de muerte e intento de homicidio, la joven exigió a la Procuraduría General de Justicia del DF que sancione al responsable y garantice medidas de protección, ya que su vida y la de su hija peligran.

Castro Alanis, reportera de la revista La nota México, fue agredida física y verbalmente el pasado 16 de noviembre por Pérez Martínez afuera de la Galería Rullán en esta capital, donde el agresor actualmente expone su obra. Ese día, la joven presentó la demanda por estos hechos ante Ministerio Público (MP) capitalino.

La comunicadora, de 25 años de edad, conoció a Alejandro Pérez en noviembre de 2010 y sostuvieron un noviazgo hasta agosto pasado. Cuando ella decidió terminar la relación comenzaron los chantajes. “Se aventaba a la avenida, se tiraba al piso, se revolcaba, me decía (como amenaza) que él le había hecho daño a otras personas”, recordó.

Alejandro Martínez la vigilaba en las inmediaciones de La nota de México, donde permanecía desde que Lisseth Castro entraba a trabajar hasta que salía con dirección a su casa. La seguía diciéndole que era una mala mujer por no amarlo, y que debía permanecer a su lado porque él era un genio.

Bajo amenazas estuvo con él desde finales de agosto hasta el pasado 16 de noviembre; esa noche ambos estaban en la Galería Rullán y cuando ella le dijo a Alejandro Pérez que debía irse a su casa, él lo impidió. Ella le pidió que la dejara en paz y el estudiante de pintura le dijo que eso no sucedería que “aun si me fuera al otro lado del mundo me buscaría”.

Lisseth Castro salió de la galería y él la siguió. “Me tomó de las muñecas aventándome, diciendo que a él no lo iba a poner en ridículo, sus amigos fueron a parar la discusión y una vez ahí seguía lastimando mis manos, jaloneándome, apretándome y agrediendo verbalmente”, refirió en su ampliación de declaración que rindió ante el MP el pasado 1 de diciembre.

Alejandro Pérez, nuevamente, amenazó con atentar contra la vida de la reportera, la de su hija de tres años y sus demás familiares, según consta en la averiguación previa FCH/CUH-5/T2/02895/11-11, de la que Cimacnoticias tiene una copia.

En su intento por detener los jaloneos y empujones, “le dije nuevamente, déjame ir por favor? él respondió ?está bien, te voy a dejar pero muerta?, y sin importar que transitaban los vehículos en la avenida Insurgentes me aventó con fuerza, caí de manera aparatosa lastimándome las piernas, espalda, manos”.

“?Para evitar que me incorporara me pateó en la cara de lado derecho, piernas y costado; una vez que quise levantarme nuevamente me pateó la cadera, me escupió y me dijo que ese era el primer intento por atentar contra mi vida, que luego seguía mi hija y mi familia, y que sería rápido porque huiría a España”, añadió.

Después de ese día, el agresor continuó amenazando a Lisseth Castro con llamadas y mensajes telefónicos.

“El último día que me amenazó fue el pasado 16 de diciembre (un día después de que le llegó el primer citatorio), y me dijo que más me valía retirar esa demanda o ahora sí me mataría. Que lo único que quería era ir a pintar a España, así que más me valía interrumpir la denuncia o de lo contrario haría reales sus amenazas”, mencionó Castro Alanis a Cimacnoticias.

Y abundó que esa ocasión “también me dijo que mi denuncia no llegaría lejos porque su padre, José Alejandro Pérez Córdova, es abogado militar y que la justicia no le haría ni cosquillas”.

Actualmente, la comunicadora, quien todavía está en tratamiento médico por las lesiones consideradas por las autoridades de “menor grado”, cuenta con protección de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, por lo que policías realizan a diario rondines en las inmediaciones de su centro de trabajo.

Además solicitó las medidas de protección a la PGJDF, establecidas en el artículo 66 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia local, que consisten en prohibir al agresor acercarse o ingresar al lugar de trabajo de la víctima, comunicarse por cualquier medio con la sobreviviente de violencia o con personas cercanas a ella.

En espera de que la PGJDF resuelva si le otorgarán o no las medidas de protección, la Comisión de Derechos Humanos capitalina le informó hoy que a partir del próximo lunes intervendrá en su caso.

Por otro lado, Lisseth Castro indicó que Verónica Rodríguez, responsable del área de Vinculación de Amnistía Internacional México recién le notificó que desde el pasado 24 de noviembre su denuncia quedó registrada en esa organización y le darán seguimiento.

11/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content