Inicio Rescata Visión Mundial a niño tailandés vendido y traficado

Rescata Visión Mundial a niño tailandés vendido y traficado

Por Redaccion

A la edad de siete años, Mya ha sido una víctima de la trata de niñas y niños en Bangkok. Su madre lo vendió a un tratante por 3 mil Baht (96.47 dólares estadounidenses), pero después de cuatro años de vender por la noche en elegantes bares, Mya fue detenido como inmigrante indocumentado, informa Visión Mundial.

La labor de Mae Sot, encargado de Apoyo a la Asistencia y Protección de Migrantes y la Trata de Mujeres y Niños (ASAP) de Visión Mundial, en contra de la trata de seres humanos ayudó a identificar a Mya, quien fue reunido con su familia y fue visitado. Ahora asiste a un centro de educación de Visión Mundial y labora para la organización como interprete de migrantes birmanos.

“Mi primera palabra fue: Yee Thai Baht Sip (20 Baht equivale a 0.64 dólares), mi empleador me enseñó a decir a los clientes”, recuerda el niño, quien a la edad de siete años fue víctima de la trata de personas en Bangkok para vender rosas, cuando su madre lo vendió y el traficante prometió enviar 6 mil Baht (194.2 dólares) a la madre de Mya cada tres meses.

“Mí mamá me preguntó si quería vender flores en Bangkok y le dijo que sí”, recuerda Mya, ahora de 11 años de edad. Quería ayudarla a hacer dinero. Después de ese día, un hombre vino a recoger Mya y lo puso en la parte trasera de un camión con 20 adultos. “Yo era el única niño, me escondí en el último rincón y me dormí.”

Cuando llegó en Bangkok, una mujer se lo llevó en un taxi a una casa. Pasó la noche allí con otros diez niños. A la mañana siguiente fue transportado a otra casa donde conoció a su empleador.

“Mi patrón me dijo que pagó 10 mil Baht (322.75 dólares) para tenerme allí.” Normalmente, las niñas se enviarán a los burdeles en Pattaya o Malasia, a los niños al trabajo como la venta de flores, que fue el caso de Mya.

“Al principio lloré mucho. Quería ir a casa. Perdí a mi madre y mi padre. Me tomó un año acostumbrarse a la sensación.” Él trabajó de 9 de la noche a 6 de la mañana. Todos los días vendía rosas a los clientes en un elegante bar en Ekamai, uno de los más populares en Bangkok. Cada noche vendía alrededor de 100 rosas por 20 Baht.

A veces, las personas me compraban todas mis flores. “Por supuesto que había pensado en escapar, pero no me atrevería”, dice Mya, uno de los pocas afortunados que sobrevivieron a la trata de seres humanos.

Crecer en la extrema pobreza y condiciones de vida difíciles se convierte en “natural” para los niños de Birmania que ayudan a sus padres, señala Visión Mundial. Lamentablemente, este tipo de ayuda a menudo se desarrolla en el trabajo infantil o la explotación, ya sea con o sin el consentimiento de las y los niños.

En octubre de 2007, Mya fue detenido al regresar a casa de su empleador. “Los gendarmes me llevaron a la estación de policía y me dijo que me enviaría de vuelta a Myanmar. Yo estaba aterrorizado”. Fue enviado al Centro de Detención de Inmigración (IDC), y más tarde trasladado al Centro de Protección y Desarrollo Ocupacional en Kredtrakarn.

“Después de la detención de Mya en Bangkok se estableció contacto con todos los centros de niños migrantes. Aunque el nombre no correspondía con el registro otorgado por el padre de Mya la descripción que hicimos sí,” dijo Paweena Chanseni, encargado de la lucha contra la trata de seres humanos.

Y agregó: Necesitamos algo de tiempo para trabajar con los padres y asegurar que entienden perfectamente que los niños no son mercancía, explica Paweena. He visitado la casa de Mya varias veces antes de que se estime que es realmente seguro que vuelva.”

Él quería ir a la escuela pero por ser migrante no pudo. “Luego de regresar fui al centro de educación de Visión Mundial de Tailandia. Ellos me dieron un número de identificación. Es mi primer registro,” señaló Mya con orgullo al mostrar su tarjeta. En el centro educativo Mya y junto a otros 20 niños birmanos estudian Inglés, tailandés y otras destrezas.

Actualmente, Mya con sus habilidades bilingües, ayuda a Visión Mundial con la interpretación de otros de migrantes birmanos. Visión Mundial es una organización civil fundada en 1950 y que actualmente tiene presencia en más de 96 países en tres líneas básicas: Desarrollo transformador; Promoción de la Justicia y; Prevención, emergencia y rehabilitación para responder ante desastres y conflictos en las regiones que así lo requieran. Lo anterior es lo que justifica nuestra estancia en países como Indonesia, Irak, Liberia, Chad entre otros.

08/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content