Inicio Rigoberta Menchú Tum

Rigoberta Menchú Tum

Por Erika Cervantes

Ejercer los derechos humanos pasa por la dignidad de las personas, señala Alicia Elena Pérez Duarte, doctora en derecho internacional. Y quien más para poner ejemplo sobre este tema que Rigoberta Menchú Tum, luchadora por los derechos humanos y premio Nobel de la Paz en 1992.

Rigoberta Menchú Tum nació en Aldea Chimel, municipio de Uspantán, Departamento del Quiché, Guatemala, el 9 de enero de 1959, hija de Juana Tum Kótoja’ y Vicente Menchú Pérez.

Nacer en una comunidad indígena y ser jornalera no benefició la educación formal de Rigoberto, que aprendió de manera autodidacta.

A los 10 años participó como catequista en su comunidad; este primer encuentro con la sociedad le dio herramientas para que a los 19 años iniciara su militancia en el Comité de Unidad Campesina (CUC), mientras el ejército nacional llevaba a cabo su campaña de “tierra arrasada” contra la población sospechosa de pertenecer a la oposición armada.

Una noche, su familia fue víctima de los atropellos del ejército: Rigoberta atestiguó cómo su hermano fue sacado a la fuerza por los soldados y desde entonces no sabe su paradero; su madre y su padre también murieron torturados.

Ante la inseguridad, Rigoberta tuvo que salir de Guatemala y se trasladó a México; la acogió el estado de Chiapas, a resguardo de uno de los luchadores por los derechos indígenas: el obispo Samuel Ruiz. Para entonces Rigoberta apenas tenía 21 años, pero ya poseía la claridad para luchar por la paz de su país.

Al año siguiente Rigoberta volvió a Guatemala, pero muy pronto tuvo que refugiarse en Nicaragua y luego otra vez en México, desde comenzó una serie de viajes cuyo epicentro fue Ginebra, donde participó en el grupo de trabajo de la Organización de las Naciones Unidas sobre poblaciones indígenas.

En 1988 regresó otra vez a su país; fue encarcelada inmediatamente y se vio obligada a partir de nuevo al exilio.

Así, participó en la organización de los encuentros indígenas previos a la conmemoración del quinto centenario de la llegada de los colonizadores españoles a América.

En estos años, Rigoberta cambió poco a poco la visión de liberar a su país por la vía armada y fundó entonces el colectivo Cristianos Revolucionarios. Explicó Menchú: “nosotros entendemos el verdadero significado del término ‘revolucionario’, que quiere decir “transformación”. Si hubiera escogido la lucha armada, estaría en las montañas en este momento”.

Además, reiteró en más de una ocasión “Quienquiera que cometa actos de violencia pierde su humanidad. Así, la violencia engendra violencia y el odio engendra odio. ¿Cómo se puede romper ese círculo, cuando uno se enfrenta a la violencia del otro?”.

Este pensamiento, y actuar en congruencia, la hicieron acreedora al premio Nobel de la Paz en 1992, lo que la impulsó a continuar su trabajo en favor de los derechos humanos.

Rigoberta Menchú fue presidenta de la Fundación Vicente Menchú Tum del 28 de mayo de 1993 (aniversario de la masacre de Panzós, ocurrida en 1978) a enero de 1995, año en el que cambió el nombre de la organización, de la cual es presidenta vitalicia, por el de Rigoberta Menchú Tum.

La Fundación Rigoberta Menchú Tum tiene como finalidad principal apoyar activamente la lucha por la paz, incidiendo en las causas estructurales que han provocado la desigualdad social.

Es una institución que busca contribuir a hacer efectivos los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de nuestros pueblos, en especial los derechos de los pueblos indígenas del continente y, particularmente, de Guatemala.

Y con su ejemplo nos hereda el saber que luchar por los derechos humanos y en contra de la violencia sólo tiene una vía para lograrlo: el dialogo.

05/EC/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content