Inicio Rosario Robles: lo dulce y amargo de una mujer en el poder

Rosario Robles: lo dulce y amargo de una mujer en el poder

Por Rafael Maya

Ella se forjó en la lucha social. En las movilizaciones laborales universitarias aprendió a hacer política en la acción. Rosario Robles, ex jefa de gobierno del Distrito Federal y candidata a la presidencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD), tiene una trayectoria pública intensa, marcada especialmente por su lucha a favor de las mujeres.

Rosario Robles Berlanga nació en la Ciudad de México en 1956, es esposa del economista y escritor Julio Moguel, y madre de Mariana de 18 años. Es licenciada en Economía por la UNAM y tiene una maestría en Desarrollo Rural por la UAM-Xochimilco.

Comenzó su carrera sindical en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM), del que fue secretaria de Trabajo Femenil en el Comité Ejecutivo de 1988 a 1993.

Feminista convencida, Robles impulsó en 1990 durante el Congreso Universitario, medidas para promover la participación paritaria de las mujeres en las instancias de decisión y representación en todos los niveles de la vida universitaria.

Asimismo, se aprobaron prestaciones de jubilación, estancias infantiles, becas, atención médica. Por primera vez en la historia, estableció la expulsión de la Universidad y/o la rescisión de contrato a quienes cometieran actos de hostigamiento y violencia sexual.

Robles fue fundadora del PRD en 1989, partido del que ha sido Consejera Nacional, secretaria de Movimientos Sociales y de Organización –cargo desde el que impulsó “Las Brigadas del Sol”, factor de triunfo en las elecciones legislativas de 1997.

De diciembre de 1997 a septiembre de 1999 fue secretaria de Gobierno durante la gestión de Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de Gobierno del Distrito Federal. Promovió la creación de Centros Integrales de Apoyo a la Mujer en todas las delegaciones, el Programa Permanente de Atención Especial a Mujeres y Menores Trabajadores, así como campañas sobre salud reproductiva y en contra de la violencia intrafamiliar.

El 29 de septiembre de 1999 fue nombrada jefa de Gobierno sustituta, convirtiéndose así en la primera mujer que gobierna la capital del país; y el 5 de diciembre de 2000 entregó el poder a Andrés Manuel López Obrador.

A decir de líderes feministas, el mayor logro de Robles al frente de la ciudad más grande del mundo –en los asuntos de género– fue la reforma del Código Penal del DF, que amplió las causales de aborto legal (por eugenesia y graves daños a la salud de la madre). Además, propuso el mecanismo en el Código de Procedimientos Penales para que las mujeres violadas y embarazadas por esa agresión puedan abortar legalmente.

Sin embargo, la gestión de Robles en la Ciudad de México no estuvo exenta de momentos amargos. En la mira constante de algunos diarios y de TV Azteca, la perredista sufrió críticas que ella calificó como parte de una campaña de linchamiento. Según las acusaciones, a costa de programas sociales “dispuso discrecionalmente de recursos y privilegió el gasto en dos áreas neurálgicas: Comunicación Social y Asesorías”. Las autoridades determinaron que no existía responsabilidad alguna.

Sin embargo, un sondeo en el marco de la huelga universitaria, donde tuvo que tomar acciones desde la Jefatura de Gobierno, reveló que la opinión mayoritaria sobre el gobierno de Robles se dividió entre “bueno y regular”, entre otras causas por su “firmeza de decisión y por la resolución de problemas”.

Rumbo a la elección del próximo 17 de marzo, Robles no oculta su lealtad al “caudillo” del sol azteca, Cuauhtémoc Cárdenas. Ambos son cabezas visibles de una corriente que pretende refundar al partido a través de un mayor acercamiento a los movimientos sociales, y sin pactos pragmáticos con el PRI y el PAN. Por el contrario, los grupos de Jesús Ortega, su adversario, y la actual presidenta del PRD, Amalia García, han impulsado tales alianzas.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más